Ir al contenido principal

CITROËN C6. EL CX DEL SIGLO XXI





Imagínate que estás en el apogeo de tus años mozos, eres joven y comienzas a salir con una chica/o despampanante. Tiene una "carrocería" espectacular y eres la envidia del barrio, pero no aguantas más. Es un persona insoportable, engreído/a, soberbio/a, y siempre te “está fallando”... Sin embargo, desde que cumpliste los 18 años conoces a una chica/o. Físicamente no es nada de otro mundo, pero está deseando abrirte las puertas de su corazón e ir enamorándote poco a poco. Podrá tener sus defectos, sin embargo tratará de estar siempre ahí cuando lo necesites y te será fiel durante muchos años. ¿Estarías dispuesto/a a darle una oportunidad?.

Pues así son los coches que, bien porque físicamente no atraen, bien por “valor de marca”, bien por motivos paranormales que ni Íker Jiménez resolverían, no han tenido éxito de ventas. Son como esos empollones raritos que había en la clase y que por el mero hecho de serlo ya se etiquetaban como “marginados”, pero que te podrían sorprender de lo que son capaces si les abrieras tu corazón.









Uno de ellos ha sido el Citroën C6. Me apuesto el pellejo que que raramente has visto éste vehículo circulando por las calles de tu pueblo o ciudad. Salió a la luz a finales del año 2005 con el fin de rivalizar contra los modelos de referencia en el sector del segmento E; Audi A6, BMW Serie 5 y Mercedes Clase E; o sea, el Triunvirato alemán. 

El C6 reemplazaba a su vez a otro marginado, el Citroën XM, vehículo con la última generación de la excelente suspensión hidroneumática de Citroën. Su diseño recuerda al antiguo Citroën CX, con una línea aerodinámica que invita a viajar de forma cómoda y confortable.

En su origen, el C6 existió con tres motorizaciones:
  • El gasolina es un V6 de 3.0 litros de cilindrada y 215 CV
  • Un diésel de 2.2 litros de cilindrada y 173 CV (125 kW)
  • Y un V6 de 3.0 litros y 240 CV (de origen PSA Peugeot Citroën - Ford (Uso en Jaguar, Land Rover)

Sin embargo actualmente solo puede adquirirse con ésta última motorización y cambio automático de 6 velocidades, desembolsando por ello unos 47.000 euros aproximadamente. ¿Adivináis por que?. Exacto, por su pobre volumen de ventas. Y es que en el año 2012, Citroën vendía una media de dos unidades por mes... ¡en todo el país!.¿Tendrá la crisis también algo que ver?. Un ejemplo de ello es su depreciación, ya que en España puedes hacerte con uno por menos de 6.000 euros y con 160.000 kilómetros.


Pero ¿tan malo era?. Para nada. Tiene un diseño atrevido, lujo, buenas prestaciones y comportamiento en carretera, una dotación de serie abundante, excelente seguridad, ayudas a la conducción, etc. Sin embargo, carece de “eso” que siempre buscan los compradores que se gastan entre 50.000 y 60.000 euros en una berlina; sobriedad estética, valor de marca (si no es alemán no es nada), y calidad en los interiores. En resumen, nunca ha estado catalogado como vehículo señorial, de ahí su fracaso.













Comentarios

  1. Estamos en un pais en el que se asocia el status personal a un coche aleman. No discuto si el triunvirato de berlinas germanas es de mayor calidad que las francesas, probablemente sea asi, pero en cuestion de ventas es muy dificil que un coche francés, italiano o español entre en le segmento de berlinas premium.

    Un saludo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MOTORES. CARACTERÍSTICAS, VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS DISTINTOS TIPOS DE ARQUITECTURAS

Siempre he odiado a esa gente que dice que la verdadera belleza está en el interior, y que no importa el aspecto físico de alguien para acabar enamorándote de él o ella. No quito que puedan tener razón, pero no seamos hipócritas; lo primero en que te fijas en una persona es en su físico, más que nada porque es lo primero que ves, y después, si el físico te agrada comienzas a conocer su interior. 
Con los coches ocurre lo mismo: lo primero que te entra por los ojos es su carrocería, y si te gusta comienzas a valorar aquellos aspectos que no se ven a simple vista y a los que les das importancia. Uno de esos aspectos (a mi juicio de los más importantes) es el motor. Hay quien dice que el motor es el corazón de un coche, pero yo creo que es ir más allá; es su ADN, lo que marcará su comportamiento, sus límites y su capacidad, en definitiva, su personalidad. 
Son muchos los componentes que marcan las diferencias entre el motor de un coche hecho para divertir, al de otro construido para con…

MOTORES ATMOSFÉRICOS vs TURBO, TODO LO QUE NECESITAS SABER (explicado para torpes)

A día de hoy, los motores con algún tipo de sobrealimentación se han apoderado de la práctica totalidad del mercado, postulándose como una solución ideal para reducir el consumo sin renunciar a la potencia. ¿Pero es todo de color de rosa en estos motores? ¿Realmente son mucho mejores que los motores atmosféricos?

¿VERDADERAMENTE SON FIABLES LOS MOTORES DOWNSIZING?

Si hay una leyenda o mito común en el mundo del automóvil, es la de pensar que un buen motor debe tener un equilibrio en su relación potencia-cilindrada. Recuerdo que cuando era pequeño y me interesaba por las conversaciones de los adultos, cuando hablaban de coches la frase "ese motor está más apretado que los tornillos de un submarino" era muy común. 
Y lo cierto es que para mi dicha afirmación era algo de total sentido común, hasta tal punto de que siempre ponía el mismo ejemplo: el motor de un coche es como el cuerpo de un ser humano, y al igual que a un hombre de 60 kilogramos le costará mucho más esfuerzo levantar un peso determinado que a uno de 100 kilos de puro músculo, un motor tendrá también sus limitaciones dependiendo de su cubicaje y número de cilindros. 
¿Pero qué ocurre si a nuestro hombrecillo comenzamos a atiborrarle de anabolizantes? Exacto, puede llegar al nivel de nuestro machote de 100 kilos. Pues con los motores actuales estamos viendo algo muy similar…