Ir al contenido principal

UN MES DE INSTAGRAM (especial Pebble Beach 2015)


Este mes he querido darle un toque diferente a mi habitual repaso mensual de instantáneas sobre coches que tengo el placer de compartir con vosotros para centrarme en lo acontecido en el Concours d´Elegance de Pebble Beach (California) del presente año.

Como bien sabes, este concurso que se celebra con carácter anual cada tercer domingo de agosto, es una auténtica pasarela de belleza en donde las modelos son vehículos que desfilan ante el público y el jurado antes de su exposición. Aquí se pueden degustar coches clásicos que brillan como el primer día, pero también es un escaparate que algunas marcas usan para publicitar nuevos modelos de alta gama.

Los diferentes medios del motor no son ajenos a este evento, y si eres fiel seguidor de ellos, seguramente ya habrás visto multitud de fotografías sobre el mismo. Por eso, yo te propongo una visión diferente; la de sus afortunados asistentes, y como no, todo ello a través de las fotografías que han compartido a través de Instagram. Espero que te gusten.






























Comentarios

  1. ¡cuanta maravilla reunida!

    Asistir a ese evento para un aficionado a los clasicos, debe ser como morirse y estar en el cielo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como bien dices, si existe el cielo del motor, debe ser algo parecido a esto.

      Eliminar
  2. Es un evento al que habría que ir alguna vez en la vida, esperemos que en el futuro...Una maravilla.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que tiene que serlo, aunque también tiene pinta de que sólo pueden asistir quienes la tengan bien gorda; la cartera me refiero, jejeje.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MOTORES. CARACTERÍSTICAS, VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS DISTINTOS TIPOS DE ARQUITECTURAS

Siempre he odiado a esa gente que dice que la verdadera belleza está en el interior, y que no importa el aspecto físico de alguien para acabar enamorándote de él o ella. No quito que puedan tener razón, pero no seamos hipócritas; lo primero en que te fijas en una persona es en su físico, más que nada porque es lo primero que ves, y después, si el físico te agrada comienzas a conocer su interior. 
Con los coches ocurre lo mismo: lo primero que te entra por los ojos es su carrocería, y si te gusta comienzas a valorar aquellos aspectos que no se ven a simple vista y a los que les das importancia. Uno de esos aspectos (a mi juicio de los más importantes) es el motor. Hay quien dice que el motor es el corazón de un coche, pero yo creo que es ir más allá; es su ADN, lo que marcará su comportamiento, sus límites y su capacidad, en definitiva, su personalidad. 
Son muchos los componentes que marcan las diferencias entre el motor de un coche hecho para divertir, al de otro construido para con…

MOTORES ATMOSFÉRICOS vs TURBO, TODO LO QUE NECESITAS SABER (explicado para torpes)

A día de hoy, los motores con algún tipo de sobrealimentación se han apoderado de la práctica totalidad del mercado, postulándose como una solución ideal para reducir el consumo sin renunciar a la potencia. ¿Pero es todo de color de rosa en estos motores? ¿Realmente son mucho mejores que los motores atmosféricos?

¿VERDADERAMENTE SON FIABLES LOS MOTORES DOWNSIZING?

Si hay una leyenda o mito común en el mundo del automóvil, es la de pensar que un buen motor debe tener un equilibrio en su relación potencia-cilindrada. Recuerdo que cuando era pequeño y me interesaba por las conversaciones de los adultos, cuando hablaban de coches la frase "ese motor está más apretado que los tornillos de un submarino" era muy común. 
Y lo cierto es que para mi dicha afirmación era algo de total sentido común, hasta tal punto de que siempre ponía el mismo ejemplo: el motor de un coche es como el cuerpo de un ser humano, y al igual que a un hombre de 60 kilogramos le costará mucho más esfuerzo levantar un peso determinado que a uno de 100 kilos de puro músculo, un motor tendrá también sus limitaciones dependiendo de su cubicaje y número de cilindros. 
¿Pero qué ocurre si a nuestro hombrecillo comenzamos a atiborrarle de anabolizantes? Exacto, puede llegar al nivel de nuestro machote de 100 kilos. Pues con los motores actuales estamos viendo algo muy similar…