Servidor Descárgate el archivo y súbelo a la carpeta raíz de tu web. Analytics Vincula tu cuenta de Analytics y verifica tu web MESSERSCHMITT Y FMR. LOS VEHÍCULOS HEREDEROS DE LA AVIACIÓN Ir al contenido principal

MESSERSCHMITT Y FMR. LOS VEHÍCULOS HEREDEROS DE LA AVIACIÓN



Alemania. Tras la Segunda Guerra Mundial, algunos fabricantes de aviones tuvieron que reinventarse en su producción para no caer en la ruina, y una solución fue la de fabricar automóviles partiendo de los excedentes de producción. El resultado, vehículos que parecían fruto de extraños romances entre aviones, motocicletas y coches. 



UNA ALIANZA CLAVE



Alemania, año 1946. Después de perder la Segunda Guerra Mundial, el país se encontraba en la bancarrota y la mayor parte estaba destruido, la economía del pueblo estaba por los suelos y lo último que se pensaba era en estrenar un auto. Las fábricas que durante la guerra producían aviones se encontraban repletas de partes de aeronaves sin terminar que no sabían en que utilizarlas.

Algunos fabricantes, como BMW, vieron una peculiar salida en utilizar estas piezas para crear coches que pudieran ser asequibles para el pueblo. Este fue el caso entre el diseñador de aviones e ingeniero aeronáutico Fritz Fend y la fábrica “Messerschmitt”. Ambos socios decidieron entonces fabricar vehículos tomando como base los diseños de Fend para las cabinas de los aviones de guerra y ofrecer al público vehículos de bajo costo destinados a aquellos que no quisieran moverse en motocicleta. Como resultado, el primer vehículo que comercializó Messerschmitt recibió el nombre de Fend Flitzer 101, en honor a Fritz Fend.




Tras este primer modelo, ambos socios desarrollaron en el año 1953 un vehículo totalmente innovador. Se trataba de un vehículo de tres ruedas totalmente carrozado, con dos asientos situados uno detrás de otro, y cabina de plexiglás al más puro estilo aeronáutico. Dicho vehículo fue bautizado con el nombre de Messerschmitt KR 175.



Este pequeño vehículo que medía solamente 2,82 metros de longitud y 1,20 metros de ancho, se propulsaba gracias a motor minicilíndrico de 175 c.c y 9 CV, lo cual puede parecer poco, pero eran suficientes para mover sus escasos 210 Kg de peso.

LA EVOLUCIÓN CONTINÚA, MESSERSCHMITT KR 200



Dos años más tarde, en 1955, el vehículo se renovó presentando un aire más moderno, aunque de similares características. Bautizado como Messerschmitt KR 200, su motor monocilindrico aumentó de cilindrada hasta los 197 c.c y su potencia hasta los 10 CV, aunque su peso también creció hasta los 230 Kg. Con todo, era capaz una velocidad máxima de 90 km/h, lo cual no estaba nada mal.

Curiosamente en 1955 con el fin de demostrar la durabilidad del KR200, Messerschmitt preparó un KR200 para romper el récord de velocidad de 24 horas para los vehículos de tres ruedas de menos de 250 cc.

El coche utilizado tenía un solo asiento, una carrocería trabajada aerodinámicamente y un motor altamente modificado pero la suspensión, la dirección, y los componentes de frenado eran de fábrica. El experimento fue realizado del 29 al 30 de agosto de 1955 en el circuito de Hockenheim durante 24 horas y se rompieron 22 récords de velocidad internacionales en su clase, incluyendo el récord de velocidad por 24 horas, que se estableció a 103 km/h.



Y llegamos al año 1957, una fecha clave para ambos socios, ya que Willy Messerschmitt decidió concentrarse de nuevo en la fabricación de aviones, por lo que Fritz Fend tomó la decisión de fundar su propia compañía. Nacía así FMR (Fahrzeug und Maschinenbau Regensburg)

SE ROMPE LA ALIANZA, NACE EL FMR TG 500


Tomando como base al mencionado KR 200, el nuevo fabricante quiso dar un paso más allá en la evolución de este modelo y presentó al FMR TG 500, la cual se ofreció como una versión "deportiva" dotada de cuatro ruedas. Es tanto el ímpetu deportivo que se le quiso dar al modelo, que las siglas TG provienen de la denominación "Tiger", pero no pudieron usarlo ya que dicha nomenclatura ya era utilizada en un camión de Krüpp y en un modelo del fabricante Panhard.

Este vehículo se comercializó entre 1958 y 1961, aunque otras fuentes van más allá y defienden que se produjo exactamente entre septiembre de 1957 y agosto de 1963 y como era de esperar, supuso un importante salto de calidad respecto a sus predecesores.



Para empezar, su motor pasó a ser bicilíndrico, y aumentó su cilindrada hasta los casi 500 c.c. Dicho motor estaba situado entre las ruedas traseras de forma transversal, y se refrigeraba por aire gracias a dos ventiladores, colocados en los extremos. Gracias a este motor, era capaz de alcanzar ya una velocidad máxima de 126 km/h, y aceleraba de 0 a 100 km/h en unos 28 segundos.

Por su parte, la caja de cambios también era nueva, incluyendo marcha atrás, algo inexistente en sus predecesores, teniéndose que invertir el sentido de giro del motor,  algo que se lograba deteniendo el moto y girando la llave de arranque del tablero en sentido inverso, por lo que el motor arrancaba girando “al revés”, y volver a realizar la maniobra inversa para marchar hacia adelante. También eran nuevas la suspensión trasera, algo normal al incluirse una rueda de más, y los frenos, que tenían ahora asistencia hidráulica



Lo que no cambió para nada era la particularidad de ofrecer dos asientos en forma de tándem, que ayudaban a centralizar la masa del coche a lo largo del eje longitudinal, lo que unido a un bajo centro de gravedad y su bajo peso, le otorgó un manejo realmente bueno.



El cuadro de mandos y la instrumentación tampoco sufrieron variación alguna, salvo por la opción de sustituir el reloj por un tacómetro, y destacando sobre todo su volante con forma de manillar de motocicleta, algo obligatorio para que el conductor pudiera ir cómodo dentro del pequeño habitáculo.



La entrada al habitáculo era otra peculiaridad especial que se heredó del KR 200, ya que la cabina de plexiglás se habría en su totalidad gracias a unas bisagras situadas en lateral derecho del vehículo, aunque esto no ocurría en las versiones Roadster, ni en las Sport Roadster, donde no había ninguna ventana, sólo una cubierta de lona.

FMR F2000, EL INTENTO DE RESURECCIÓN FALLIDO




Como curiosidad final a esta apasionante historia, añadir que a finales de los años 90, Fritz Fend comenzó a trabajar en un nuevo proyecto destinado a crear un vehículo similar al TG 500, y que fue bautizado bajo el nombre de F2000. Pero por desgracia, Fend murió el 22 de noviembre del año 2000, cuando tenía 80 años, sin que hubiese sido capaz de asegurarse apoyos para desarrollar por completo este original proyecto.


Comentarios

  1. En algunas fotos me da la impresion de que se trata de pequeños y extravagantes helicopteros y si les pusieran aspas se elevarian sin problemas, jeje, el volante tambien parece una palanca de aeroplano.
    Un saludo!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ja,ja,ja. No se pueden describir mejor! Creo que es lo único que les falta para haber tenido una herencia cien por cien de la aviación.
      Un saludo ;)

      Eliminar
  2. No conocía la variante de cuatro ruedas del Messerschmitt, y tampoco el intento de resucitar la marca. Son unos coches muy simpáticos, y que tiene pinta de ser muy divertidos.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que a raíz de escribir el post me cuestioné por qué no se fabrican más coches con esta curiosa disposición en tándem y motor trasero destinada a vehículos de carácter urbano. Lo más parecido actualmente es un Renault Twizy, un coche barato de adquirir (imagino que lo sería más si tuviera motor de combustión interna) y que tiene que ser divertido de conducir.
      Un saludo ;)

      Eliminar

Publicar un comentario

Artículos destacados

Y POR ESTOS MOTIVOS, PROHIBIR LA CIRCULACIÓN DE COCHES ANTIGUOS ES UNA ESTUPIDEZ

¿VERDADERAMENTE SON FIABLES LOS MOTORES DOWNSIZING?

MOTORES. CARACTERÍSTICAS, VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS DISTINTOS TIPOS DE ARQUITECTURAS

EL MOTOR ROTATIVO WANKEL. PASADO, PRESENTE... ¿Y FUTURO?

MOTORES ATMOSFÉRICOS vs TURBO, TODO LO QUE NECESITAS SABER (explicado para torpes)