Servidor Descárgate el archivo y súbelo a la carpeta raíz de tu web. Analytics Vincula tu cuenta de Analytics y verifica tu web LA CONDUCCIÓN ZEN. DESCUBRE LOS BENEFICIOS DE ESTA TÉCNICA QUE TE HARÁN SER UN CONDUCTOR MÁS FELIZ Ir al contenido principal

LA CONDUCCIÓN ZEN. DESCUBRE LOS BENEFICIOS DE ESTA TÉCNICA QUE TE HARÁN SER UN CONDUCTOR MÁS FELIZ


Para muchos, el hecho de tener que conducir cada día puede resultar una actividad bastante estresante, y fácilmente podemos llegar a un estado de nerviosismo o excitación que puede ser peligroso a la hora de conducir. Afortunadamente, existen técnicas que nos pueden servir para evitar el caso. Es la llamada conducción Zen, y aquí te enseño cómo puedes practicarla y los beneficios que te aportará.


Acaba el examen teórico de conducir, y Alberto abandona la sala bastante contento. Ha sido todo un verano estudiando intensamente para aprobar el teórico a la primera, y espera haberlo conseguido. El resto del día se relaja con sus amigos en la piscina, y por la noche enciende el ordenador para consultar los resultados de su examen en la web de la DGT. Tal y como esperaba, todo ha ido fenomenal y ha aprobado. Ahora comienza la etapa de las clases prácticas... Los nervios de las primeras clases poco a poco se van transformando en confianza, y aunque éstos vuelven a aparecer el temido día del examen práctico, Alberto consigue también aprobar a la primera. 

Ya es una conductor más, sin embargo, el hecho de tener que afrontar solo con todas las dificultades y retos que acarrean circular con un vehículo por la jungla de asfalto, poco a poco van destruyendo esa seguridad que tenía cuando iba con su excelente profesora de autoescuela. Coches tocando el cláxon constantemente, conductores violentos, motos saliendo de la nada... Alberto llega a ser preso de sus propios nervios, tanto que incluso comete alguna que otra decisión que a punto le cuesta un accidente.

Un fin de semana, tomando una caña con los amigos les comenta el problema que tiene y que cree que de seguir así jamás volverá a conducir, hasta que uno de ellos le comenta que a él le pasaba lo mismo, y que consiguió solucionar su problema gracias a la conducción Zen. 

EL ERROR HUMANO, LA MAYOR CAUSA DE LOS ACCIDENTES DE TRÁFICO


¿Por qué te he contado esta historia? Pues porque seguro que si eres un conductor experimentado con varios años de carnet pienses que eso de la conducción Zen es sólo para novatos; pues te equivocas. De modo que si no quieres perder puntos de tu carnet (puedes consultar tu saldo en http://www.dgtpuntos.com.es/) debes saber que por mucha experiencia que tengas, si algún día conduces dominado por emociones como la ira, la euforia o el estrés, eso puede ser tan peligroso como hacerlo bajo los efectos del alcohol o de ciertas drogas.

Ello es debido a que nuestra capacidad de atención y de actuación se ven influenciado por nuestro estado emocional, por lo que saber controlar dicho estado resulta vital si queremos incrementar la seguridad en nuestro trayecto.

De sabido es que la mayoría de los accidentes de tráfico no son fortuitos, sino provocados por fallos humanos. Errores que en muchas ocasiones son predecibles y evitables si no dejamos que las emociones nos dominen y si sabemos interpretar correctamente las “señales” que con su forma de conducir nos transmiten el resto de conductores. Y dominar estas situaciones es lo que se propone lo que desde a principios de década ha venido a denominarse como conducción Zen, o Zen Driving.

¿QUÉ ES LA CONDUCCIÓN ZEN?




Al igual que el Zen tiene como objetivo alcanzar la paz interior a través de la meditación y el autoconocimiento, la conducción Zen trata de obtener el mismo resultado pero aplicado a nuestro momento de conducción. Tranquilo, no se trata de que te pongas a meditar con la postura de flor de loto cuando te encuentres en un semáforo o atasco, o de llenar tu coche de estatuitas de Budha; es mucho más sencillo.

¿Pero qué es el Zen? Pues no es más que una tendencia budista que todavía seguimos viendo como algo exótico que busca la fusión con el universo sintiéndonos parte de él. De modo que si tenemos en cuenta que cuando vamos al volante la carretera se convierte en un lugar en donde estamos en continua y constante simbiosis con los demás conductores para convivir pacíficamente de acuerdo con unas normas, no resulta tan descabellado aplicar la filosofía Zen a la conducción.

De modo que podemos decir que la conducción Zen es una  forma de conducir que ayuda a entender las acciones de los demás, identificando el estado emocional de cada uno como la de los demás conductores (aunque parezca imposible) permitiéndote con ello tomar siempre la decisión más inteligente. Resumiendo, son  un conjunto de técnicas de autoconocimiento y de manejo del vehículo que permiten mantener el nivel de activación y de atención adecuado en la conducción.


¿Y QUÉ GANAS APLICÁNDOLA? 


Si consigues que conducir en modo Zen se convierta en un hábito, poco a poco iras notando cómo tus facultades al volante se multiplican y ya no estarás tan desprevenido ante una situación de tráfico que implique una reacción rápida.

Instintivamente te volverás más precavido, tu mirada se volverá más panorámica, por lo que no te limitarás a ver solamente lo que ocurre delante de nuestro vehículo, mirarás con más frecuencia los retrovisores, y sabrás anticiparte ante una posible situación de peligro porque leerás mejor el estado anímico que los otros conductores proyectan con su coche.

Está comprobado; seguro que en tu día a día tomas mejores y más sabias decisiones cuando estás sereno y tranquilo, pues igualmente un conductor tranquilo se percata más fácilmente de lo que ocurre a su alrededor, por lo que siempre tiene más posibilidades de salir bien parado ante cualquier imprevisto.

¿QUÉ TIENES QUE HACER PARA CONDUCIR EN MODO ZEN?

Como he dicho antes, para ser un conductor Zen no necesitas ser ningún monje budista, ni aprovechar cada instante para ponerte a meditar. No, nada de eso, afortunadamente la cosa es mucho más sencilla. Eso sí, lo que tienes que tener en cuenta es que cuando estás conduciendo no sólo estás usando tu parte física (girar volante, pisar pedales....) sino también la mental, y con ello, la emocional.

La clave reside en saber dejar estacionada esas emociones manteniéndonos relajado cuando estamos al volante, y especialmente si estamos influenciados por el estrés que puedan provocarnos nuestro hábito cotidiano o alguna situación del tráfico puntual. Con ello, conseguiremos no sólo reducir los riesgos de sufrir un accidente, sino también que el conducir se convierta en una actividad agradable.

Y para conseguirlo, solo es necesario que tengas en cuenta estos sencillos consejos que cualquiera puede hacer, así que toma nota.

SIÉNTATE CÓMODO Y EVITA ELEMENTOS QUE TE DISTRAIGAN



A simple vista parecerá una estupidez, pero una buena y cómoda postura de conducción es vital para estar agradables. Seguro que en tu casa estás mucho más relajado sentado en un sofá que en una silla, ¿verdad? pues la postura para conducir debe ser lo mismo. Y una vez sentado, evita también todo aquello que te pueda distraer, sobre todo el teléfono móvil.

¿Y qué pasa con la radio? Eso sólo lo sabes tú. Hay gente que escuchar música le relaja, mientras que a otras le pasa totalmente lo contrario. Así que enciéndela o apágala en función de tu estado, eso sí, ojito con el volumen. De todas formas, te aconsejo que en vez de escuchar la radio, procures hacerte una lista musical dividiendo los temas por géneros emocionales: música que te alegre cuando te sientas triste, música que te relaje si te notas nervioso, música que te despierte si te encuentras adormecido, etc. Piensa que se trata de buscar un equilibrio.

HAZ QUE EL INTERIOR DE TU COCHE SEA UN SITIO AGRADABLE


Al igual que es importante un lugar agradable a la hora de meditar, también es importante que el interior de nuestro vehículo sea un lugar donde apetezca estar.  Aunque no lo parezca, mantener el coche limpio tanto exterior como interiormente ayuda mucho, y no dudes en poner un ambientador si su olor te agrada.

CONTROLA LA TEMPERATURA INTERIOR



Está demostrado que conducir con una temperatura inadecuada puede afectar a nuestras capacidades y reflejos. Por eso, si tu coche está demasiado caliente cuando entres, baja las ventanillas para que se refresque lo más rápido posible. Después súbelas para aislarte del ruido exterior y mantén una temperatura agradable con el sistema de climatización


OLVÍDATE DEL RELOJ CUANDO ESTÉS EN UN ATASCO



Si hay algo que he aprendido a lo largo de la vida que me ha ayudado a ser una persona más serena, es el ser consciente de que existen hechos que no puedo controlar, y los atascos de tráfico son una de ellas. Sí, sí, ya sé que suelen producirse cuando precisamente tienes más prisas, o estás harto de sufrirlas a diario, pero el irritarte no te servirá de nada.

De modo que cuando estés metido en un atasco, recuerda que el reloj es tu peor enemigo, y que eso de ir cambiando constantemente de carril para salir antes es una quimera. Todos necesitamos tiempo, de modo que aprovecha éste para organizarte mentalmente o pensar en cosas agradables.

HAZTE A LA IDEA DE LO QUE TE ESPERA



Si vas al cine a ver una película de terror sabes que posiblemente lo vas a pasar mal, y no te haces a la idea de que te vas a desternillar de risa, ¿verdad? Pues si sabes vas a circular por ciudad no imagines que llegarás a tu destino como si hubieras ido flotando en una nube: semáforos en rojo, rotondas donde gobierna la anarquía, o coches que se pegan demasiado pondrán a prueba tu paciencia.

Por eso, no dejes que ese infernal mundo atraviese el habitáculo de tu coche para contagiarte, de modo que cuando notes que eso ocurre aprovecha para respirar profundamente y seguir fluyendo como el agua entre el tráfico. Y si eres objeto de un insulto o ira por parte de otro conductor, piensa que lo que más fastidia a quién lo hace es la indiferencia, así que haz caso omiso y finge no haber oído ni visto nada.



En conclusión, al igual que nuestro comportamiento sirve de ejemplo en nuestra relación con los otros, no debemos olvidar que en la carretera también estamos conectados e interactuamos con otros conductores, y que nuestras acciones repercutirán en los demás. Olvidemos, pues, las prisas y el mal humor cuando conduzcamos, tal vez así, consigamos que la carretera ses un lugar más agradable para todos. 


Comentarios

  1. jaja! como me parto con esas fotos, en serio no sé de donde las sacas pero ilustran con gran ironia los temas.
    Yo por mi trabajo recorro muchos Kms al volante y desgraciadamente no disfrutas de la conduccion, tienes que estar pendiente de llegar a la siguiente entrega en tiempo, sufriendo por las retenciones, el clima, radares, multas, teléfono de clientes, etc.., al final conducir lo haces instintivamente sin pensar como un robot y también me doy cuenta que cada vez lo haces peor, será como los médicos que prescriben tantas recetas que se les hace la letra ininteligible.
    Pero me comprometo a aplicar tus consejos sobre la técnica de conducción Zen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, la verdad es que en los casos de los conductores profesionales hay que admitir que es bastante más difícil debido a la presión constante a la que estáis sometidos, y si encima tenéis que estar siempre pendientes de llamadas y de más, pues peor que peor.

      Lo complicado es aceptar que hay cosas que no está en nuestras manos evitar, y que por mucho que nos enfademos o indignemos no va a cambiar. ¿Aprender a resignarse? Algunos pueden pensar que sí, yo quiero pensar que es aprender a preocuparme por aquello que verdaderamente depende de mi.

      Un saludo ;)

      Eliminar
  2. Unos consejos muy útiles. Conducir a diario puede ser una tarea infernal, y un problema más a los muchos que solemos tener. Solo falta conciencia, tanto de que no es necesario muchas veces al coche como en caso de utilizarlo, respetar a los demás.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu lo has dicho, RESPETO. Creo que estamos todavía a años luz en adquirir una conciencia social que esté a la altura de las grandes urbes en las que vivimos.

      Un saludo ;)

      Eliminar

Publicar un comentario

Artículos destacados

Y POR ESTOS MOTIVOS, PROHIBIR LA CIRCULACIÓN DE COCHES ANTIGUOS ES UNA ESTUPIDEZ

¿VERDADERAMENTE SON FIABLES LOS MOTORES DOWNSIZING?

MOTORES. CARACTERÍSTICAS, VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS DISTINTOS TIPOS DE ARQUITECTURAS

EL MOTOR ROTATIVO WANKEL. PASADO, PRESENTE... ¿Y FUTURO?

MOTORES ATMOSFÉRICOS vs TURBO, TODO LO QUE NECESITAS SABER (explicado para torpes)