Ir al contenido principal

PORTAMOTOS. CONSEJOS PARA QUE TRANSPORTES TU MOTO DE FORMA SEGURA


Si tienes una moto creada para la competición pero no puedes usarla para trasladarte a un circuito, debes saber que existen varios métodos para transportar tu montura de forma segura y eficaz. Aquí te cuento una de las alternativas más económicas que podrás encontrar, así como algunos consejos para cuando realices el viaje.

Si eres amante de las dos ruedas seguramente te haya picado en más de una ocasión el gusanillo de ir de tandas a un circuito y liberar todo el potencial tanto de tu máquina como tus habilidades como piloto. El problema surge a la hora de desplazarte hacía dicho circuito, aunque afortunadamente tienes bastantes opciones para ello. 

Si la moto con la que correrás es la misma que para tu día a día, puedes usarla también para el viaje, pero tras la fatiga de la competición volver en moto se te hará bastante pesado y fatigoso, eso siempre que no te hayas dejado la moto inservible por una caída o avería. Y eso en el mejor de los casos, porque si eres de los que tiene una moto de competición o de tipo off-road, sabrás de sobra que no están homologadas para poder circular por carretera. 

Ahora bien, ¿cómo demonios transporto mi moto? Afortunadamente existen numerosas opciones para poder transportar tu moto de un lugar a otro, desde contratar un servicio de transporte (lo más costoso) hasta usar una furgoneta. Sin embargo, una buena y económica solución es usar un portamotos.

¿QUÉ PASOS HE DE SEGUIR PARA TENER UN PORTAMOTOS? 



Si echas un vistazo al mercado, observarás que existe una gran variedad de portamotos que puedes adquirir. Por ejemplo, uno preparado para transportar una sola moto viene a costar algo menos de 500 euros, mientras existen otros capaces de llevar hasta tres monturas, por lo que su precio se puede triplicar. 

Sin embargo, a pesar de tener bien claro qué portamotos queremos comprar, es necesario tener en cuenta unos pasos previos para su adquisición. Si no tienes gancho de remolque, tendrás que acudir con tu coche a un taller que ofrezca el servicio de cologación de los mismos para colocar uno. Mi consejo es que lo elijas de tipo extraíble o desmontable, ya que así no tendrás que llevarlo cuando no lo necesites. 

Realizado este paso, el siguiente es ir a la ITV para homologar la reforma que hemos realizado e incluyan este accesorio en la ficha técnica del vehíulo, y una vez conseguido por fin podemos instalar nuestro ansiado portamotos. Pero ahí no queda todo, porque también tendremos que avisar a nuestro seguro para nos incluya dentro de sus coberturas la responsabilidad civil y asistencia para el remolque en cuestión. 

Y finalmente, con toda la documentación, lo único que nos falta es solicitar un duplicado de nuestra matrícula para colocarla en el remolque.

CONSEJOS Y RECOMENDACIONES A LA HORA DE CIRCULAR

¡Así no, so burrroooo!

Por fin ha llegado el día; has acoplado el portamotos a tu coche, has fijado correctamente tu montura en ella, y ya sólo te queda realizar el recorrido pertinente hacía tu destino. Pero espera... No debes olvidar que ahora llevas un remolque acoplado a tu vehículo, por lo que es recomendable que tengas en cuenta ciertos aspectos vitales para circular de forma segura. 

Lo primero que tienes que hacer es bajar el límite de la velocidad. Ten en cuenta que los límites genéricos de cada tipo de vía varían si el automóvil tiene o no remolque, de modo que éstos son lo límites que tendrás que respetar si cuando lo lleves:
  • Autopista: máximo de 90 km/h
  • Carretera convencional con arcén superior a 1,5 metros: 80 km/h
  • Resto de vías sin límite específico: 70 km/h
Además de estos límites de velocidad, debes procurar también conducir lo más suavemente posible, sobre todo si llevas más de una moto pesada en el remolque, ya que en curvas rápidas existe una mínima posibilidad de que el remolque pueda volcar. 

Ten en cuenta también que, por norma general, por donde pasa el coche pasa el remolque. Este principio te será muy util cuando tengas que maniobrar por sitios estrechos como callejuelas de pueblos o aparcamientos. Una recomendación personal que te hago es que, al igual que viene bien practicar cuando te has sacado el carné de conducir, procures practicar en una zona tranquila este tipo de maniobras, para que a la hora de la verdad no pagues la novatada. 


En fin, espero que estos breves consejillos te hayan servido de algo si estás pensando en comprar un portamotos para disfrutar de tu afición favorita a la vez que te aseguras de hacer el viaje de forma segura y cómoda. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

MOTORES. CARACTERÍSTICAS, VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS DISTINTOS TIPOS DE ARQUITECTURAS

Siempre he odiado a esa gente que dice que la verdadera belleza está en el interior, y que no importa el aspecto físico de alguien para acabar enamorándote de él o ella. No quito que puedan tener razón, pero no seamos hipócritas; lo primero en que te fijas en una persona es en su físico, más que nada porque es lo primero que ves, y después, si el físico te agrada comienzas a conocer su interior. 
Con los coches ocurre lo mismo: lo primero que te entra por los ojos es su carrocería, y si te gusta comienzas a valorar aquellos aspectos que no se ven a simple vista y a los que les das importancia. Uno de esos aspectos (a mi juicio de los más importantes) es el motor. Hay quien dice que el motor es el corazón de un coche, pero yo creo que es ir más allá; es su ADN, lo que marcará su comportamiento, sus límites y su capacidad, en definitiva, su personalidad. 
Son muchos los componentes que marcan las diferencias entre el motor de un coche hecho para divertir, al de otro construido para con…

CONSEJOS PARA ENTREGAR TU COCHE VIEJO EN UN DESGUACE

Por un motivo u otro, tarde o temprano siempre llegará la hora de dar de baja a nuestro querido vehículo y entregarlo en un desguace. ¿Pero sabes cuáles son las opciones que tienes para ello? ¿Cuál es el método más aconsejable? ¿Y qué hacer para poder ahorrar, o incluso ganar, algunos euros? 
Recuerdo que cuando era pequeño uno de los lugares que más pena me daba ver eran los desguaces, a los que particularmente llamaba "cementerios de coches". Parecerá una tontería, pero es que pensaba que al igual que nosotros, los coches estaban vivos y tenían sentimientos (a veces sigo pensándolo) y ver cómo esos coches se apilaban unos con otros formando verdaderas murallas de metal me partía el corazón. 
Esas experiencias me sirvieron para ser consciente de que tarde o temprano, todos moriremos, incluído los coches, por mucho que tratemos de cuidarlos y mimarlos. Porque hay que admitirlo, un coche no pasa a mejor vida sólo por su edad: una avería grave, un accidente, o incluso un acto …

MOTORES ATMOSFÉRICOS vs TURBO, TODO LO QUE NECESITAS SABER (explicado para torpes)

A día de hoy, los motores con algún tipo de sobrealimentación se han apoderado de la práctica totalidad del mercado, postulándose como una solución ideal para reducir el consumo sin renunciar a la potencia. ¿Pero es todo de color de rosa en estos motores? ¿Realmente son mucho mejores que los motores atmosféricos?