RECAMBIOS POR INTERNET. QUÉ PIEZAS CONVIENE COMPRAR PARA CAMBIARLAS TU MISMO Y EN CASA.



Gracias a Internet podemos comprar recambios para nuestro automóvil de forma fácil y sin salir de casa., pero si además somos capaces de hacer nosotros el cambio de las mismas nos ahorraremos más dinero. Aquí te descubrimos qué reparaciones puedes hacer tu mismo con productos que puedes comprar por la web.




Si hoy en día algún tipo de periodista saliese a la calle para realizar una encuesta con el objetivo de averiguar qué porcentaje de la población ha realizado al menos una vez una compra por Internet, seguramente el resultado final mostraría un número bastante alto. El auge de las compras por Internet no parece tener fin, y dentro del interminable abanico de productos disponibles los recambios y piezas para nuestro vehículo no se han quedado al margen. Pero al igual que no acudes a una farmacia para curar un cáncer, rara será la ocasión en la que un particular adquiera un recambio para su vehículo si se trata de una avería de complicada reparación, dejando que sea el propio taller el que se encargue de la búsqueda de la pieza.  Afortunadamente, la mayoría de ocasiones las necesidades de nuestro vehículo no llegan a tanto, y se quedan en un simple constipado o dolor fácil de solventar.

Y es aquí donde podemos sacar partido de las ofertas por internet, pudiendo encontrar elementos sencillos como filtros, motor de arranque, pastillas de freno, neumáticos, baterías, o unas simples escobillas hasta piezas más complejas como kit de embragues, amortiguadores o radiadores. 
Algunas de las piezas más sencillas no son complicadas de sustituir si se tienen unos conocimientos mínimos de mecánica, por lo que no tendríamos que acudir a ningún taller, ahorrándonos así la mano de obra. Ahora bien, antes de que el espíritu de MacGyver nos invada y pensemos que somos capaces de arreglar cualquier cosa, sería conveniente distinguir qué tipo de productos nos conviene comprar siempre y cuando podamos hacer la reparación o cambio en casa.
 

ESCOBILLAS


Es una operación tan sencilla que no requiere de ninguna herramienta para realizar el cambio. Con tener un juego de escobillas nuevo y un poquito de paciencia es más que suficiente. Es más, lo normal es que en el libro de instrucciones del coche te explique cómo realizar este cambio.

Ahora bien, antes de ponerte a cambiar nada, revisa que hayas comprado el juego de escobillas adecuado. Cada modelo utiliza unas en concreto y debes sustituirlas, siempre que sea posible, por otras similares. Para saber si son compatibles, debes comprobar que las longitudes y anclajes sean correctos.

LÍQUIDOS


Otra operación tan sencilla cuya dificultad es similar a la de rellenar una botella de agua. Lo único que necesitas es saber dónde están ubicados los diferentes depósitos (refrigerante, frenos, limpiaparabrisas, etc) controlar periódicamente su nivel, y rellenarlo cuando así sea necesario. 

Algo tan simple como esto evitará que puedas sufrir una avería costosa o incluso que puedas tener algún susto en la carretera, y con la comodidad de poder comprar estos productos online en multitud de páginas podrás comparar precios y llevarte la mejor relación calidad-precio sin moverte de casa

BATERÍA


Cambiar una batería también es una operación relativamente sencilla que nos ayudará a ahorrar dinero por mano de obra. A la hora de comprar tu batería nueva tienes que fijarte bien en las características de la misma, sobre todo en el amperaje, pero vamos, que observando  la información que aparece en la batería que tenemos instalada será complicado equivocarse.

Para realizar el cambio, lo primero que hay que hacer es desconectar el coche unos diez minutos antes para prevenir posibles descargas eléctricas. Con la llave se aflojará y retirará el terminal negativo en primer lugar y después el positivo. Después puedes usar las llaves para retirar las sujeciones que anclan la batería al coche y dsacar la batería con cuidado, ya que suele ser pesada. Se debe recordar no tumbarla o podrían derramarse los ácidos del interior.

Colocar la nueva batería, y esta vez conectar primero el terminal positivo y después el negativo. Justo al contrario de cuando la quitamos. Colocar de nuevo las sujeciones y apretar bien. Seguidamente arrancamos el coche y comprobamos que todo funciona con normalidad. Si no arrancase, es posible que no hayamos colocado correctamente los terminales de la batería.

¡Ah! Y no te olvides de reciclar la batería vieja en un lugar apropiado. Debemos recordar que para deshacernos de las baterías no vale con tirarlas a la basura, sino que es importante llevarlas a un punto limpio.


SISTEMAS DE ILUMINACIÓN


Seguramente recordarás que antiguamente era obligatorio llevar un juego de luces de repuesto en nuestro vehículo, y de no hacerlo incluso podíamos ser sancionados con una multa. Hoy en día eso no es necesario, ya que cada vez los más complejos sistemas de iluminación de los automóviles actuales hacen prácticamente inviable su reparación o sustitución fuera de un taller especializado. Pero si nuestor vehículo posee unos cuantos años y su sistema de iluminación es más simple, por internet podemos comprar la lámpara que necesitamos, o icluso un juego entero de lámparas, y hacer nosotros mismos la sustitución. 

La forma de realizarla y su nivel de dificultad dependerá del modelo en cuestión, de modo que antes de atreverte te aconsejo que bien revises el manual del coche por si tiene algún apartado que te explique cómo hacerlo, o bien acudas a internet por si hay algún tutorial de cómo proceder (así cambié yo las lámparas de un Citroën C3)


FILTRO DE ADMISIÓN Y HABITÁCULO


Como bien sabéis, un motor de combustión interna funciona mezclando aire y gasolina o diésel y haciendo explotar esta mezcla en los cilindros. Sin embargo, el aire debe llegar al motor limpio y sin impurezas, por lo que todos los coches equipan un filtro a la entrada de la admisión del motor. Este filtro se ensucia con el paso de los kilómetros y es recomendable cambiarlo en los intervalos marcados por el fabricante, o incluso antes si conducimos mucho por caminos de tierra o zonas áridas.

Su coste suele ser muy bajo, entre 15 y 30 euros, y su sustitución no puede ser más sencilla. Tan solo debemos buscar la caja de admisión de nuestro coche en el vano motor, retirar los tornillos que la cierran, retirar el filtro anterior y colocar el nuevo. Eso sí, debemos asegurarnos de colocarlo orientado correctamente.





Resumiendo, como has podido comprobar hay operaciones fáciles de realizar que podemos hacer en casa sin necesidad de poseer unas herramientas específicas, y cuyas piezas podemos comprar por internet sin la necesidad de movernos del sillón.

Aquí te he comentado de forma breve y somera algunos ejemplos, pero si posees de herramientas más adecuadas o dispones de algún box las opciones se multiplican considerablemente (cambio de neumáticos, frenos, elevalunas, aceite y filtros, etc) y aprovechando que en muchas ocasiones puedes econtrar piezas por internet a un precio más que interesante, el ahorro no es ninguna tontería.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Y POR ESTOS MOTIVOS, PROHIBIR LA CIRCULACIÓN DE COCHES ANTIGUOS ES UNA ESTUPIDEZ

¿VERDADERAMENTE SON FIABLES LOS MOTORES DOWNSIZING?

MOTORES. CARACTERÍSTICAS, VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS DISTINTOS TIPOS DE ARQUITECTURAS

EL MOTOR ROTATIVO WANKEL. PASADO, PRESENTE... ¿Y FUTURO?