Ir al contenido principal

TURBO TEEN. LA SERIE DEL CHICO QUE SE CONVERTÍA EN UN COCHE





Si como yo ya tienes una edad que ronda los 40 años (año arriba año abajo)  seguramente recordarás muchas series de televisión que marcaron tu infancia. Hoy quisiera hablar de una que personalmente me causó un gran impacto cuando llegó a la pequeña pantalla.


Aunque me pillaron un poco pequeño, siempre recordaré con gran nostalgia la década de los 80. Para un niño amante de los coches esta fue sin duda una de las épocas doradas, al menos en lo que a panorama de ficción se refiere, ya que fueron muchas las series o películas que estaban protagonizadas por coches, o en el que los coches jugaban un papel importante. El Coche Fantástico (Knight Rider), Transformes, Mask, la furgoneta del Equipo A o el DeLorean de Regreso al Futuro, por poner algunos ejemplos, ya ocupan un lugar muy especial en nuestros motorizados corazones



Sin embargo, hoy me gustaría recordar una serie que pasó sin pena ni gloria por las televisiones de nuestro país, pero que a mí me produjo un gran impacto tanto visual como cognitivo. Porque acostumbrado a esos superhéroes que podían volar, o que en su mayoría eran el calificativo inglés de un animal seguido del término "man", de repente aparece una serie que trata de un chico que puede transformarse... ¡en coche! Como podéis imaginar el impacto que me causó fue brutal, a parte de ver cómo era el proceso de transformación de una persona a coche era algo bizarro, todo hay que decirlo.

ASÍ ERA LA SERIE



Esta serie comenzó a emitirse en España en mayo del año 1986, narrándonos la historia de un chico llamado Brett Mattwes, el cual sufre un terrible accidente a los mandos de su flamante deportivo rojo al estrellarse en unas instalaciones secretas del gobierno. En dicho accidente tanto Brett como su coche tienen la desgracia (o fortuna) de someterse a la exposición de un extraño rayo molecuar inventado por el Doctor Chase, un científico que trabaja para un agente del gobierno llamado Cardwell. Como resultado de dicha exposición Brett y su coche se convierten en un único ser, adquiriendo el joven muchacho la capacidad de transformarse en su coche cuendo es expuesto a una fuente de calor, y volver de nuevo a su estado humano al exponerse al frío.



Gracias a estos "superpoderes" Brett vivirá diversas aventuras junto a su novia Pattie, su amigo Álex (que curiosamente es mecánico y ayudará a Brett cuando tenga problemas en su estado automovilístico) y su perro Rusty.

A lo largo de los 13 episodios de duración, el Doctor Chase trata de buscar una fórmula que pueda volver a Brett a la normalidad, mientras que ellos plantan cara a un villano llamado "Dark Rider" que conduce un Big Foot y que tratará de capturar a Brett para averiguar el origen de sus poderes y cómo poder sacar partido de ellos para sus maléficos planes.

Pero no todo era acción en esta serie. Gracias a la peculiaridad forma en la que Brett se convertía en coche, y viceversa, se pueden vivir escenas realmente cómicas en las que Brett se ve obligado a convertirse en contra de su voluntad y otras en las que la emergencia de la situación le obligará a buscar las fomas más originales para transformarse, como comer comida caliente o hacer flexiones para que su cuerpo subiera de temperatura. 

SIMILITUDES E INFLUENCIAS CON OTRAS SERIES Y PELÍCULAS



Muchas cosas se ponen de moda, pero sólo unas cuantas crean tendencias, y las tendences son proclives a que sean copiadas o que sirvan de inspiración para otros. "El Coche Fantástico" marcó tendencia, siendo la más destacada la serie "El Halcón Callejero" (Street Hawk) y en Turbo Teen también puede apreciarse, ya que el coche en el que se transforma nuestro protagonista es un híbrido entre el propio Trans Am y un Camaro de tercera generación, y ahí no queda la cosa, ya que al igual que KITT cuando Brett está transformado en coche es capaz de hablar, conducir sin que nadie le pilote, o pegar enormes saltos, entre otras habilidades.

Pero a su vez, podemos interpretar que la propia serie también sirvió de inspiración para recrear una famosa escena de la película Moonwalker, en la que Michael Jackson se transforma en un Lancia Stratos Zero. 




Comentarios

  1. Pues yo no la recuerdo ¿En que cadena ponían esa serie y en que horario?. A lo mejor me pilló algo mas mayor.
    Me imagino que con eso de la subida de temperatura con su novia no se comía un colín, jaja!.
    Saludos!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a ver... A mi me pilló también bastante pequeño, pero si la memoria no me falla creo que la echaban los fines de semana (no sé si uno de los dos días, o los dos) por la mañana en TVE 2

      Saludos ;)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MOTORES. CARACTERÍSTICAS, VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS DISTINTOS TIPOS DE ARQUITECTURAS

Siempre he odiado a esa gente que dice que la verdadera belleza está en el interior, y que no importa el aspecto físico de alguien para acabar enamorándote de él o ella. No quito que puedan tener razón, pero no seamos hipócritas; lo primero en que te fijas en una persona es en su físico, más que nada porque es lo primero que ves, y después, si el físico te agrada comienzas a conocer su interior. 
Con los coches ocurre lo mismo: lo primero que te entra por los ojos es su carrocería, y si te gusta comienzas a valorar aquellos aspectos que no se ven a simple vista y a los que les das importancia. Uno de esos aspectos (a mi juicio de los más importantes) es el motor. Hay quien dice que el motor es el corazón de un coche, pero yo creo que es ir más allá; es su ADN, lo que marcará su comportamiento, sus límites y su capacidad, en definitiva, su personalidad. 
Son muchos los componentes que marcan las diferencias entre el motor de un coche hecho para divertir, al de otro construido para con…

MOTORES ATMOSFÉRICOS vs TURBO, TODO LO QUE NECESITAS SABER (explicado para torpes)

A día de hoy, los motores con algún tipo de sobrealimentación se han apoderado de la práctica totalidad del mercado, postulándose como una solución ideal para reducir el consumo sin renunciar a la potencia. ¿Pero es todo de color de rosa en estos motores? ¿Realmente son mucho mejores que los motores atmosféricos?

¿VERDADERAMENTE SON FIABLES LOS MOTORES DOWNSIZING?

Si hay una leyenda o mito común en el mundo del automóvil, es la de pensar que un buen motor debe tener un equilibrio en su relación potencia-cilindrada. Recuerdo que cuando era pequeño y me interesaba por las conversaciones de los adultos, cuando hablaban de coches la frase "ese motor está más apretado que los tornillos de un submarino" era muy común. 
Y lo cierto es que para mi dicha afirmación era algo de total sentido común, hasta tal punto de que siempre ponía el mismo ejemplo: el motor de un coche es como el cuerpo de un ser humano, y al igual que a un hombre de 60 kilogramos le costará mucho más esfuerzo levantar un peso determinado que a uno de 100 kilos de puro músculo, un motor tendrá también sus limitaciones dependiendo de su cubicaje y número de cilindros. 
¿Pero qué ocurre si a nuestro hombrecillo comenzamos a atiborrarle de anabolizantes? Exacto, puede llegar al nivel de nuestro machote de 100 kilos. Pues con los motores actuales estamos viendo algo muy similar…