Ir al contenido principal

CONSEJOS A LA HORA DE CAMBIAR LOS NEUMÁTICOS (explicado para inexpertos)



Los neumáticos suelen ser los grandes olvidados en el mantenimiento de nuestro vehículo, y paradójicamente son el único elemento que conecta nuestro coche con la calzada. Por eso, cuando llega la hora de cambiarlos, es importante tener en cuenta ciertos aspectos que nos garantizarán que nuestro coche vaya con el calzado más adecuado.

A estas alturas nadie puede negar que un correcto mantenimiento de nuestro vehículo es esencial si queremos alargar la vida de nuestro coche, a la vez que nos evitaremos el sufrir esas costosas averías que pueden hacer bastante daño a nuestra cartera. Sin embargo, uno de los elementos más importantes, pero a la vez más olvidados, son los neumáticos.  

Algunos conductores alargan la vida de ellos hasta dejarlos más lisos que los usados en la Fórmula 1, algo muy peligroso,  pero por mucho que intentemos evitarlo siempre llegará el momento en el que tengamos que acudir a un taller de cambio de neumáticos para instalar gomas nuevas.


Esto parece algo sencillo, pero siempre conviene tener en cuenta una serie de factores si queremos que nuestro coche vaya calzado de forma óptima. Porque al igual que no se te ocurriría comprar unos zapatos de tacón para correr, también debemos saber qué tipo de neumático es el más adecuado para nuestro coche. 

EL DIBUJO DEL NEUMÁTICO, ESE GRAN DESCONOCIDO... 


Suele pasar. Llegamos al taller pertinente para cambiar los neumáticos, damos el empleado la medida de nuestro coche, nos ofrecen varios modelos, y acabamos eligiendo el que mejor se adecue a nuestro presupuesto. Sin embargo, es más que posible que el dibujo de dichos modelos fuera diferente, y ni si quiera nos hemos percatado de ello. Ignoramos pues que, según su dibujo, el neumático ofrecerá unas cualidades u otras, lo cual podrá perjudicarnos o beneficiarnos en función del tipo de conducción que hagamos, carreteras por donde circulemos, y también la climatología en la que nos encontremos.

Por eso, para entender mejor los tipos de dibujo y sus cualidades, qué mejor que ofrecer una pequeña clasificación

PATRÓN EN COSTILLAS 



Formado por estrías paralelas o con una forma sinuosa a lo largo del eje de conducción, este patrón es adecuado para recorrer largas distancias gracias al bajo nivel de calentamiento del neumático. Sin embargo, ofrece poca adherencia durante el frenado o al acelerar, especialmente sobre superficies mojadas. 

PATRÓN REPETITIVO  


Formado por estrías perpendiculares al eje de conducción, ofrecen una excelente adherencia durante el frenado y la aceleración. Sin embargo, no son adecuados para todas las velocidades debido a su gran resistencia al giro. 

PATRÓN MIXTO: COSTILLAS - REPETITIVO


Se trata de una combinación de los dos patrones anteriores en el dibujo de la banda de rodadura. Así, el patrón de costillas en la parte central de la rodadura asegura el control direccional, mientras que los elementos del patrón repetitivo confieren buenas propiedades de tracción al frenar y acelerar.   

PATRÓN DE BLOQUES 


La banda de rodadura se compone de bloques independientes, y las estrías entre ellos se comunican. Es el dibujo adecuado para neumáticos de invierno, asegurando una buena conducción y estabilidad en carreteras mojadas o cubiertas de nieve. 

PATRÓN ASIMÉTRICO

 
Este tipo de neumático presenta la banda de rodadura diferente a ambos lados. Con ello, trata de ofrecer un patrón exterior para asegurar un buen agarre en las curvas, mientras que el patrón interno ayuda a desplazar el agua cuando la calzada está mojada. Son los neumáticos más apropiados para los vehículos deportivos o de gama alta.   

PATRÓN DIRECCIONAL 


Presentan estrías transversales, situadas en el mismo ángulo a ambos lados de eje del neumático. Ofrecen excelentes propiedades de tracción y rendimiento en el frenado, y gracias a su buen rendimiento en la expulsión de agua asegura estabilidad en carreteras mojadas. Son propios para automóviles tipo turismo con alto índices de velocidad
     
    
¿DEBO CAMBIAR SIEMPRE LAS CUATRO RUEDAS? 



Una vez elegido el neumático, es importante saber que tal vez no sea necesario cambiar los cuatro neumáticos de nuestro vehículo. Esto ocurre porque no todos los neumáticos se gastan por igual, y la tónica general es que las ruedas delanteras sean las que se gasten primero, ya que sobre ellas recae el peso del motor (salvo que seas el feliz propietario de un deportivo de motor central o trasero)

En estos casos, lo mejor que puedes hacer es trasladar las ruedas del eje trasero al delantero, y poner las nuevas en el eje trasero, ya que con ello conseguiremos una mayor estabilidad en condiciones adversas al tener una mejor adherencia. ¡Ah! y no importa si tu vehículo es de tracción delantera o propulsión trasera, o integral.

Eso sí, lo que tienes que tener grabado a fuego es el de cambiar los dos neumáticos de cada eje. ¡No se te ocurra cambiar sólo un neumático! Ten en cuenta que si haces eso descompensarás el eje del coche al tener un neumático más diámetro que otro. Además, no pasarías la ITV llegado el caso.

ALINEACIÓN Y EQUILIBRADO 




Tras el cambio de neumáticos, es importante comprobar que nuestras ruedas han quedado perfectamente equilibradas y alineadas, que son dos conceptos distintos. Evidentemente, salvo que hayas ido a un taller clandestino digno de los bajos fondos de cualquier película de gansters, este es un servicio que ofrecen los talleres de neumáticos.

La alineación consiste en poner paralelas las ruedas de cada eje y paralelos los ejes entre sí, y ajustar los diferentes ángulos de las ruedas, según los valores establecidos por el fabricante del vehículo. Para saber si nuestro coche está bien alineado, basta con soltar ligeramente el volante mientras estemos por una recta, y si nuestro coche tiende a irse hacía un lado será indicio de que existe un problema con la alineación.

Por su parte, un equilibrado adecuado de las ruedas evita vibraciones que pueden ser percibidas a diferentes velocidades. Cuando se trata de un problema de equilibrado, notamos en las ruedas delanteras del vehiculo unas vibraciones en el volante a una cierta velocidad, (normalmente entre 90 y 120 km/h) mientras que si detectamos las vibraciones en los asientos es posible que el problema de equilibrado esté en las ruedas traseras.




En conclusión. Al igual que es importante que nuestros pies cuenten con un buen calzado que nos eviten lesiones o accidentes, también es importante conocer unos conceptos básicos sobre el calzado que mejor le sienta a nuestro coche. Afortunadamente es una tarea sencilla que, no lleva mucho tiempo en un taller, y aunque siempre sea un gasto desagradable de hacer nuestra seguridad al volante lo agradecerá.


Comentarios

  1. Al sufrir un desgaste progresivo no solemos darnos cuenta de la degradación de nuestras gomas hasta que las sustituimos y volvemos a experimentar sensaciones de agarre, seguridad y comodidad que nos proporcionan unos neumáticos en optimas condiciones.

    un saludo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Artículos destacados

Y POR ESTOS MOTIVOS, PROHIBIR LA CIRCULACIÓN DE COCHES ANTIGUOS ES UNA ESTUPIDEZ

¿VERDADERAMENTE SON FIABLES LOS MOTORES DOWNSIZING?

MOTORES. CARACTERÍSTICAS, VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS DISTINTOS TIPOS DE ARQUITECTURAS

CITROËN C-15 AVENTURE (by Sbarro) LA VERSIÓN DE LUJO DE "LA MULA" QUE NUNCA VIÓ LA LUZ

EL MOTOR ROTATIVO WANKEL. PASADO, PRESENTE... ¿Y FUTURO?