Ir al contenido principal

COMPRAR NEUMÁTICOS POR INTERNET. TODO LO QUE NECESITAS SABER (explicado para torpes)


Con el paso de los años la tendencia de cada vez más personas ha sido la de ir centralizando sus compras a través de Internet. Por ello, nadie duda que a estas alturas las tiendas online se han convertido en todo un universo de posibilidades donde podemos comprar sin levantarnos de la silla. ¿Por qué no aprovecharnos de ello cuando tenemos que cambiar los neumáticos de nuestro coche? 

Si eres fiel lector de este humilde blog, seguramente recuerdes que no hace mucho publiqué un  artículo en los que compartía con vosotros algunos consejos para cambiar nuestros neumáticos con total garantía. Pues bien, algo que no se trató entonces fue la posibilidad de hacer la compra de los mismos a través de Internet, una vía que para muchos le parecerá extraña tratándose de este tipo de producto, pero que al contrario de lo que pueda parecer, nos ofrece múltiples ventajas si sabemos utilizarla convenientemente. 

Y eso es lo que me he propuesto, el enseñar cómo sacar partido a esta útil herramienta para comprar nuestros neumáticos, aunque eso sí, tratando que sea de una forma sencilla y amena. 

EN INTERNET, NO TODAS LAS TIENDAS SON IGUALES


Seguramente, si das un paseo por las calles de tu barrio y observas los comercios que pueblan sus aceras, observarás que no hay dos tiendas iguales, incluso dentro de las que ofrece un mismo tipo de producto. Cada tienda tiene su encanto, sus virtudes, y sus defectos que puedan provocar la atracción de los clientes, o más bien todo lo contrario. En Internet ocurre lo mismo, por eso es importante acudir a aquellas que nos ofrecen un mejor servicio. 

Dentro de los portales que venden neumáticos online, es importante saber diferenciar dos tipos diferentes:
  • Aquellas que utilizan el método denominado "dropshipping": es decir, las que te envían el neumático a casa o a un taller con el que no tienen relación.
  • Aquellas que tienen una red de talleres propios o concertados, y prestan el servicio completo de venta y montaje, como por ejemplo ocurre con Oponeo la cual ofrece una red de 1416 talleres en todo el país. 
Mi consejo es que trates de buscar siempre los portales que te ofrecen esta segunda alternativa, ya que además de ofrecer un servicio completo el taller también tiene una relación directa con el comercial, por lo que hacen responsables de la garantía y servicio post-venta. 

GUÍA PARA COMPRAR TUS NEUMÁTICOS


De acuerdo, nos hemos puesto valientes y estamos decididos a comprar nuestros neumáticos por Internet. Nos sentamos delante del ordenador y.... ¿Cómo empezar? Hay multitud de webs y tienes desconfianza, es normal. No te pongas nervioso/a ya que todo irá bien si tienes en cuenta las siguientes pautas: 

  • Asegúrate de que sea un portal de confianza: Además del consejo anterior en relación con los talleres, es importante que el lugar donde vayamos a realizar la compra sea 100% legal. Por ello, es importante observar que ofrezca un CIF y datos de contacto, como dirección, teléfonos y correo electrónico. Además, muchos portales ofrecen la posibilidad de que sus compradores opinen sobre el servicio ofrecido, y si todavía te quedan dudas, puedes buscar opiniones en diferentes foros. 
  • Ten claro qué es lo que necesitas: Parecerá una perogrullada, pero el no tener claro qué tipo de neumáticos son los que necesitamos puede confundirnos (como por ejemplo, si sólo buscas neumáticos de invierno) a la hora de hacer la compra, ya que la oferta de neumáticos que podemos encontrar por Internet puede llegar a ser basante amplia. En este sentido, algunos portales ofrecen también servicios de consultas a sus clientes donde pueden asesorarnos. 
  • Compara precios: Una de las grandes ventajas de comprar neumáticos online es que podemos encontrar precios que nos permitan ahorrar hasta un 30% de nuestro presupuesto. Por eso, ya que no hace falta que despegues el culo del sillón, vale la pena dedicar tiempo a comparar precios. Eso sí, al hacerlo fíjate bien que los mismos incluyen la famosa ecotasa (entre uno y dos euros por neumático) y que en el mismo esté incluído tanto el montaje como los gastos de envío en el caso de que existan. 
  • Fíjate en la disponibilidad: Normalmente, salvo que tengas los neumáticos más gastados que los de Ken Block tras una de sus famosas Gymkhanas, podemos esperar cierto tiempo desde que compramos nuestros neumáticos hasta que nos lo instalen. Esto no suele ser un problema, ya que la mayoría de portales los tienen disponibles en una media de 48/72 horas, pero siempre es bueno saberlo, ya que no todo el mundo tiene tiempo sufienciente para estas cosas y siempre es conveniente organizarse.
  • Observa que el taller no esté en el quinto pino: Es obvio; de nada sirve comprar neumáticos por Internet si para que nos lo instalen debemos hacer una infinidad de kilómetros, ya que perderemos parte de nuestro valioso tiempo y nuestro bolsillo no notará la diferencia.
  • Ojo con el medio de pago: Ya sabes, procura que el medio de pago sea seguro, preferiblemente por PayPal o tarjetas virtuales.
  • Exige tus derechos como consumidor: Por mucho cuidado que tengamos y mucha atención que prestemos a la hora de comprar, nadie está a salvo de que podamos ser víctimas de un producto defectuoso o un mal servicio. Por eso, ante cualquier problema se agradecerá que el vendedor tenga en su web un buen servicio de atención al cliente (hay algunas que tienen incluso chat en directo) y que ofrezcan alternativas de cambio además de la pertinente garantía. 


Bueno, pues espero que con esta rápida y sencilla guía para comprar neumáticos online hayas aclarado tus dudas si estabas pensando en usar este método para adquirir un nuevo calzado para el vehículo. Y ya sabes, si tienes alguna cuestión, sugerencia, o quieres hacer algún aporte extra, puedes hacerlo en los comentarios.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MOTORES. CARACTERÍSTICAS, VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS DISTINTOS TIPOS DE ARQUITECTURAS

Siempre he odiado a esa gente que dice que la verdadera belleza está en el interior, y que no importa el aspecto físico de alguien para acabar enamorándote de él o ella. No quito que puedan tener razón, pero no seamos hipócritas; lo primero en que te fijas en una persona es en su físico, más que nada porque es lo primero que ves, y después, si el físico te agrada comienzas a conocer su interior. 
Con los coches ocurre lo mismo: lo primero que te entra por los ojos es su carrocería, y si te gusta comienzas a valorar aquellos aspectos que no se ven a simple vista y a los que les das importancia. Uno de esos aspectos (a mi juicio de los más importantes) es el motor. Hay quien dice que el motor es el corazón de un coche, pero yo creo que es ir más allá; es su ADN, lo que marcará su comportamiento, sus límites y su capacidad, en definitiva, su personalidad. 
Son muchos los componentes que marcan las diferencias entre el motor de un coche hecho para divertir, al de otro construido para con…

MOTORES ATMOSFÉRICOS vs TURBO, TODO LO QUE NECESITAS SABER (explicado para torpes)

A día de hoy, los motores con algún tipo de sobrealimentación se han apoderado de la práctica totalidad del mercado, postulándose como una solución ideal para reducir el consumo sin renunciar a la potencia. ¿Pero es todo de color de rosa en estos motores? ¿Realmente son mucho mejores que los motores atmosféricos?

CONSEJOS PARA ENTREGAR TU COCHE VIEJO EN UN DESGUACE

Por un motivo u otro, tarde o temprano siempre llegará la hora de dar de baja a nuestro querido vehículo y entregarlo en un desguace. ¿Pero sabes cuáles son las opciones que tienes para ello? ¿Cuál es el método más aconsejable? ¿Y qué hacer para poder ahorrar, o incluso ganar, algunos euros? 
Recuerdo que cuando era pequeño uno de los lugares que más pena me daba ver eran los desguaces, a los que particularmente llamaba "cementerios de coches". Parecerá una tontería, pero es que pensaba que al igual que nosotros, los coches estaban vivos y tenían sentimientos (a veces sigo pensándolo) y ver cómo esos coches se apilaban unos con otros formando verdaderas murallas de metal me partía el corazón. 
Esas experiencias me sirvieron para ser consciente de que tarde o temprano, todos moriremos, incluído los coches, por mucho que tratemos de cuidarlos y mimarlos. Porque hay que admitirlo, un coche no pasa a mejor vida sólo por su edad: una avería grave, un accidente, o incluso un acto …