Ir al contenido principal

TRUCOS Y TIPS DE CONDUCCIÓN PARA CONDUCTORES NÓVELES O CON POCA EXPERIENCIA

 

 


Tras obtener el carnet de conducir, tenemos que hacer frente al reto de ponernos al volante sin el respaldo de nuestro profesor. Enfrentarnos a esta situación puede provocar la aparición de la temible Amaxofobia o miedo a conducir. ¿Qué podemos hacer para que esto no ocurra? Afortunadamente hay varios tips que podemos llevar a la práctica para superar este nuevo reto.

 

La vida siempre nos depara etapas transcendentales: nuestro primer día de colegio, nuestra primera relación sentimental, nuestro primer viaje, nuestra primera vivienda... Dentro de estos hechos importantes, el obtener el carnet de conducir es una de ellas. No en vano nos da acceso a un mundo que nos aporta gran independencia en lo que a movilidad se refiere, siempre que tengas coche, claro está. 

Tradicionalmente este reto al que debemos enfrentarnos pasa por dos momentos clave: la superación del examen teórico y la superación del examen práctico. A unos les resultará más fácil que a otros, pero con constancia siempre llega el deseado momento. Sin embargo, de lo que poca gente habla, y que a mi juicio tiene una importancia vital, es de los meses siguientes a tener el carnet. 

Siempre he dicho que se aprende de dos formas: leyendo y teniendo experiencias (o como suele decirse, "a base de palos") Pues bien, creo que no me equivoco si afirmo que tras sacarnos el carné de conducir aprendemos a ser mejores conductores a través de la experiencia. El problema es que a veces no siempre estamos lo suficientemente preparados para enfrentarnos a ella, produciendo en algunos casos la conocida "Amaxofobia" o miedo a conducir. 

¿Cómo evitar que esto nos ocurra? ¿Existen algunos trucos o consejos que podamos usar para que podamos ganar experiencia al volante sin que ello suponga un trauma?

 

CÓMO ENFRENTARTE A TU MIEDO.



Es lo más normal del mundo que tengas miedo o inseguridad cada vez que tengas que conducir nada más sacarte el carné de conducir. Hasta ahora, siempre lo has hecho con un profesor o instructor a tu lado, por lo que siempre te sentías arropado, sin embargo ahora estás solo. 

Pues bien, recuerda la siguiente frase: "el miedo es el único enemigo que siempre pierde por el mero hecho de enfrentarte a él" 

Pero tranquilo. Tampoco te estoy invitando a que te lances sin armadura a la plaza llena de leones. En estos casos la experiencia es un grado, y podemos ir ganándola con ejercicios y práctica diaria. Vamos, lo que vendría a ser un entrenamiento, y para eso es necesaria la constancia. Por ello te recomiendo seguir las dos siguientes recomendaciones. 

 

CONDUCIR POR ÁREAS CONOCIDAS.

 


Una buena forma de ir ganando experiencia es la de conducir por zonas que conozcas bien, vamos, lo que viene siendo por las zonas cercanas a tu residencia, aunque soy consciente de que este consejo va a depender de dos factores: el primero, de tu horario disponible para hacerlo, y el segundo, que puedas disponer de un vehículo en ese momento.

Lo ideal es que puedas hacer un recorrido en el que circules un mínimo de 30 minutos pasando por zonas que tenga cruces, incorporaciones (si puede ser a una autovía o autopista cercana mejor) semáforos, etc. Por eso, lo ideal sería que hicieses este recorrido a esas horas en el que el tráfico es más liviano. Además, si no te ves con mucha confianza, puedes hacer un recorrido más corto y sencillo, e ir aumentando el mismo y la dificultad conforme vayas ganando confianza con el paso de los días.

Importante; haz estos recorridos en solitario, así irás perdiendo el miedo a conducir sin que nadie te aconseje. Además, también te irás familiarizando con el vehículo que conducirás, ya que por motor, tamaño, etc,  puede ser muy diferente al que has usado en la autoescuela. 

¿Y cada cuanto tiempo debo hacerlo? Bueno, como he dicho antes, esto depende de tus horarios y disponibilidad. Si puedes hacerlo 5 veces por semana, mejor que 3, por ejemplo. No hay una cuantía aconsejable, ya que tienes la ventaja de que aquí no tienes plazos fijados. Eso sí, hazlo siempre que puedas. 


PRACTICA EL ESTACIONAMIENTO.  



Esta es una de las maniobras más temidas a la hora de sacarse el permiso de conducir, y también de aquellos que tienen poca experiencia al volante. 

Mi consejo es que aproveches las prácticas que anteriormente he mencionado para ganar experiencia aparcando. Hazlo primero en zonas llanas y donde tengas bastante margen para estacionar, y ve aumentando la dificultad poco a poco, como si tratases de batir un récord personal, estacionando en huecos más justos y practicando, si es posible, en pendientes. 


TRUCOS PARA USAR EN TU DÍA A DÍA. 

 


Ya hemos visto que lo más directo que puedes hacer para ir superando poco a poco el miedo a conducir solo es la práctica diaria. Pero también tendremos que usar nuestro vehículo para nuestros desplazamientos cotidianos y otros menesteres que, a veces, nos obligarán a soportar mucho tráfico o circular por zonas complicadas. 

Afortunadamente, siempre podemos tirar de algunos tips que harán que ciertas situaciones sean menos embarazosas o peligrosas, y eso independientemente del tiempo y experiencia que tengamos acumulado tras el volante.

 

LOS REFLEJOS EN INTESECCIONES CON POCA VISIBILIDAD.

 


Recuerdo que en mi época de novato al volante una de las situaciones a las que mayor temor tenía eran los Stops en las intersecciones con poca visibilidad, y sobre todo cuando se trataban de calles estrechas. Prácticamente tenías que sacar el morro del coche para poder tener la certeza de que no venía algún vehículo, y en muchas ocasiones me llevaba algún que otro pitido de claxon. 

Hasta que, por mera casualidad, descubrí que a veces puedes ampliar tu rango de visión gracias a los reflejos de los escaparates de los comercios. Te lo podré con un ejemplo: llegas a un cruce en una zona de un único carril por sentido, por lo que las calles son bastante estrechas. Te detienes para pasar el cruce, pero con tanto coche estacionado la visibilidad es casi nula y no puedes ver bien si viene alguien. Pues bien, fíjate en los escaparates o ventanas de la fachada de los edificios, o incluso puedes usar los reflejos de las ventanas y carrocería de los coches que estén estacionados; a veces podrás ver si viene algún vehículo antes de verlo directamente con tus propios ojos.

 

DISTACIA CON EL VEHÍCULO QUE TE PRECEDE CUANDO ESTÉS DETENIDO. 

 


Una manía que nunca he entendido, y sobre todo en situaciones de retenciones o atascos, es la de pegarse al máximo al coche que nos precede. Eso, a parte de contraproducente, puede ser también peligroso, porque nos jugamos impactar con el vehículo precedente si sufrimos un impacto por detrás. 

Por eso, procura no pegarte mucho. Un buen punto de referencia de cuándo detenerse es usar el paragolpes del coche que nos precede, o incluso las ruedas traseras. Es decir, procura siempre detenerte a la suficiente distancia como para poder ver estos elementos del coche que tienes frente a tí, porque ello además te permitirá cambiar de carril, si llegase esa necesidad, sin tener que dar marcha atrás.

 

NO TE COMPLIQUES LA VIDA.

 


Si hay algo que me pone de los nervios cuando voy circulando son esos conductores que parecen que su coche va a explotar si permanecen más de diez segundos en el mismo carril, por mucha prisa que lleven. 

Así que en la carretera, procura hacer como el libro que se titula "El arte de no complicarse la vida". Eso es algo fácil de aplicar si, como suele ocurrir normalmente, conoces el trayecto por donde circulas. Así que, antes de hacer una maniobra peligrosa como cruzar dos o tres carriles para salir por una calle, es mejor que esperes y lo hagas con seguridad. Si tienes que dar otra vuelta a la rotonda, ¡hazlo!, o si es una vuelta a la manzana, también. Es mejor perder un poco de tiempo que llevarse un golpe en el coche.

 

LOS ESPEJOS RETROVISORES, TUS MEJORES ALIADOS.

 


Recuerdo que cuando comencé con las prácticas en la autoescuela los nervios y la tensión provocaban que tuviese visión túnel total. Me centraba tanto en el asfalto que debía ir acordándome de que también hay señales, semáforos, carteles... Y también espejos retrovisores. 

La visión túnel es algo que no es intrínseco a ser novato al volante, y se acentúa cuando vamos conduciendo en autopistas y autovías. Pero conducir no sólo es prestar atención a lo que pasa delante, sino también alrededor. Por este motivo, no te limites a usar los espejos retrovisores para las maniobras de incorporación, y úsalos para tener controlado en todo momento tu entorno. Un ligero vistazo a los mismos cada 15 segundos te aportará mayor seguridad conduciendo al saber en todo momento qué está pasado a tu alrededor.


CONFÍA EN TÍ MISM@.

 


Uno de los mayores errores que cometemos durante nuestra vida es la de pensar que ser valiente es sinónimo de ser temerario. Este es un pensamiento muy infantil; un niño te dirá que se enfrentaría solo a un ejército para demostrar su valentía, lo cual es una estupidez porque acabará en el otro barrio. Eso no es valentía, es temeridad. El valiente sabe cuándo hay que retirarse, pero no huye de la batalla cuando hay opciones de ganarla.

Pues en la carretera hay que ser igual. Ahora bien, no me malinterpretes. La carretera, aunque a veces lo parezca, no es un campo de batalla, y la empatía entre conductores es fundamental

¿A dónde quiero llegar con todo esto? Pues en que no dudes en ser "valiente" a la hora de conducir porque un exceso de prudencia puede ser contraproducente. A veces podemos generar sin querer una situación peligrosa por nuestro exceso de prudencia o falta de confianza, por así decirlo.


CONOCE Y FAMILIARÍZATE CON LOS SISTEMAS DE SEGURIDAD ACTIVA.

 


 

Los vehículos modernos cada vez están más dotados de sistemas de seguridad destinados a evitar que tengamos un accidente. El ABS, el control de tracción, el control de estabilidad, los asistentes de mantenimiento de carril, los sistemas de frenado de emergencia, etc, etc, etc. 

Estar familiarizado con estos sistemas y conocer cómo funcionan es vital para nuestra seguridad. De modo que al igual que te he dicho al principio que "entrenes con tu coche" aquí podemos aplicar la premisa de "conoce a tu coche" 

Evidentemente, cuanto más moderno sea tu vehículo más dotado debe estar (en teoría) de estos sistemas de seguridad activa. Así que no dudes conocer cuáles incorpora y sobre todo, cómo funcionan estos sistemas. 

 

¿CONOCES LA CONDUCCIÓN ZEN? 

 


Seguro que en más de una ocasión has oído el apodo de "jungla de asfalto" para referirse a la carretera. Y no le quito razón. Algunas situaciones en las que nos podemos encontrar tienen todos los ingredientes para ponernos de los nervios, pero también hay cosas que podemos hacer para que las malas emociones no nos influyan a la hora de conducir.

Es lo que se conoce como conducción zen. El objetivo de esta técnica es llegar a conducir en un estado de máxima tranquilidad emocional; un conductor tranquilo se percata más fácilmente de lo que ocurre a su alrededor, por lo que siempre tiene más posibilidades de salir bien parado ante cualquier imprevisto

Si quieres saber más sobre la conducción zen te puedes hacer clik en este enlace, pero te destacaré los puntos más importantes a continuación a modo de resumen.


Cuida la limpieza de tu vehículo:
Seguro que habitualmente procuras que tu hogar sea un lugar agradable donde estar. ¿Por qué no hacer lo mismo con tu coche? Parecerá una tontería pero también es importante que el interior de nuestro coche sea un lugar donde apetezca estar, y no dudes en poner un ambientador si su olor te agrada.


Trata de ir lo más cómodamente posible:
Una vez estés sentado, encuentra una postura cómoda para conducir y evita todo aquello que te pueda distraer, como el teléfono móvil o el GPS en aquellos casos que no te haga falta usarlo. Muy importante también es el tema de la temperatura; procura ir con las ventanillas cerradas para que el ruido exterior no te moleste y usa el sistema de climatización de tu vehículo para obtener el ambiente que te sea más agradable


Elige bien tu música: Está demostrado es que la música influye en nuestro estado anímico, por eso, procura escuchar ese género que te tranquiliza o, simplemente te gusta, y evita escuchar canciones que te pongan de los nervios (en mi caso el reguetón)


Tira de paciencia en los atascos: Cuando estés en un atasco no olvides que el reloj es tu peor enemigo, y recuerda que no llegarás antes por estar cambiando de carril cada dos por tres o pegándote lo máximo posible al coche que te precede. Por mucha prisa que tengas, no eres el culpable de lo ocurrido, así que aprovecha éste para organizarte mentalmente o pensar en cosas mas agradables.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MOTORES. CARACTERÍSTICAS, VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS DISTINTOS TIPOS DE ARQUITECTURAS

Siempre he odiado a esa gente que dice que la verdadera belleza está en el interior, y que no importa el aspecto físico de alguien para acabar enamorándote de él o ella. No quito que puedan tener razón, pero no seamos hipócritas; lo primero en que te fijas en una persona es en su físico, más que nada porque es lo primero que ves, y después, si el físico te agrada comienzas a conocer su interior.  Con los coches ocurre lo mismo: lo primero que te entra por los ojos es su carrocería, y si te gusta comienzas a valorar aquellos aspectos que no se ven a simple vista y a los que les das importancia. Uno de esos aspectos (a mi juicio de los más importantes) es el motor. Hay quien dice que el motor es el corazón de un coche, pero yo creo que es ir más allá; es su ADN, lo que marcará su comportamiento, sus límites y su capacidad, en definitiva, su personalidad.  Son muchos los componentes que marcan las diferencias entre el motor de un coche hecho para divertir, al de otro construid

¿VERDADERAMENTE SON FIABLES LOS MOTORES DOWNSIZING?

Si hay una leyenda o mito común en el mundo del automóvil, es la de pensar que un buen motor debe tener un equilibrio en su relación potencia-cilindrada. Recuerdo que cuando era pequeño y me interesaba por las conversaciones de los adultos, cuando hablaban de coches la frase "ese motor está más apretado que los tornillos de un submarino" era muy común.  Y lo cierto es que para mi dicha afirmación era algo de total sentido común, hasta tal punto de que siempre ponía el mismo ejemplo: el motor de un coche es como el cuerpo de un ser humano, y al igual que a un hombre de 60 kilogramos le costará mucho más esfuerzo levantar un peso determinado que a uno de 100 kilos de puro músculo, un motor tendrá también sus limitaciones dependiendo de su cubicaje y número de cilindros.  ¿Pero qué ocurre si a nuestro hombrecillo comenzamos a atiborrarle de anabolizantes? Exacto, puede llegar al nivel de nuestro machote de 100 kilos. Pues con los motores actuales estamos viendo

MOTORES ATMOSFÉRICOS vs TURBO, TODO LO QUE NECESITAS SABER (explicado para torpes)

A día de hoy, los motores con algún tipo de sobrealimentación se han apoderado de la práctica totalidad del mercado, postulándose como una solución ideal para reducir el consumo sin renunciar a la potencia. ¿Pero es todo de color de rosa en estos motores? ¿Realmente son mucho mejores que los motores atmosféricos?