Ir al contenido principal

ASÍ ES COMO VIVÍ LAS WORLD SERIES BY RENAULT EN EL CIRCUÍTO DE JERÉZ (1ª parte)



Si hay algo que envidio de las tierras del norte de España, es sin duda la gran cantidad de eventos relacionados con el mundo del motor que suele haber por dichas lindes, ya sean competiciones o bien concentraciones. 



Por eso, cuando algo escasea siempre se vive con más ganas cuando tienes la posibilidad de disfrutarlo, y si para colmo es un evento como las World Series by Renault y el escenario el mítico Circuito de Jerez de la Frontera, lo vivido queda grabado en la retina para siempre. Y precisamente por ello, si me lo permites, me gustaría compartir contigo cómo viví tal evento; una auténtica fiesta del motor que concentró nada más y nada menos que a 58.000 personas. 





Pero antes de empezar, quisiera pedir disculpas por la calidad de algunas fotografías, ya que todas fueron realizadas con la cámara de mi teléfono móvil (prometo comprar una cámara réflex en el futuro)



Tras algo más de una hora de viaje con un tráfico más tranquilo del que imaginaba por la autopista cuyo peaje todavía hay que pagar gracias al señor Aznar, mi mujer y yo llegamos al Circuito de Jerez, donde ya se respiraba ambiente de competición. Nada más entrar en el recinto, el espectáculo que Renault había preparado para los aficionados era digno de elogiar. Multitud de carpas y stands pensadas para el deleite de todos los públicos se dispersaban por la enorme zona que llevaba hacía las tribunas de meta. 


Al llegar, lo primero que captó mi atención fueron unos cuantos vehículos clásicos de Renault del mundo de la competición:




Renault Clio 16S Copa del año 1990 con motor de 4 cilindros en línea, 1.764 c.c y 140 cv de potencia








Renault Megane Cup del año 1995, con motor de 4 cilindros en línea de 1.998 c.c y 180 cv de potencia





Renault 5 GT Turbo Copa del año 1985, con motor de 4 cilindros en línea de 1.397 c.c y 120 cv de potencia







Renault 5 LS Coupe del año 1975, con motor de 4 cilindros en línea de 1.289 c.c y 85 cv de potencia






Renault 12 Gordini Copa del año 1971, con motor de 4 cilindros en línea de 1.255 c.c y 125 cv de potencia





Renault 8 Gordini Copa del año 1969, con motor de 4 cilindros en línea de 1.255 c.c y 110 cv de potencia







Tras quedarme maravillado ante estos clásicos, un vehículo totalmente diferente captó mi atención desde la distancia... Se trataba del Renault Megane Trophy, un vehículo hecho por y para la competición con corazón V6 de 3.500 c.c y una potencia de 360 caballos; todo ello con un peso de sólo 960 kg. ¡Quién fuera piloto!









Justo a la vera de tal semejante bestia, un coche me hizo sentir de nuevo como si tuviera 15 años menos. Volví a enamorarme de esos coches que tras un breve letargo lejos de los catálogos de ventas de las marcas, están de nuevo acaparando la atención de los corazones más deportivos que pueblan el mundo del motor. Son esos coches que sólo necesitan dos requisitos para ser adquiridos: dinero y ningún tipo de uso racional para comprarlo. 

Me refiero, como no, a las versiones vitaminadas y picantes de los compactos que pueblan nuestras calles; coches potenciados hasta el límite que les permite su chasis y configuración. En este caso concreto, el exclusivo Renault Megane RS 275 Trophy, y el Renault Clio RS, apetitosos juguetes que a uno le apetece pedir a los Reyes Magos. 

















Después de contemplar detenidamente ambas joyas, tampoco me olvidé de darles un buen repaso a otros modelos, tanto de Renault como de Dacia, que también se encontraban expuestos para que el público pudiera contemplarlos con todo detalle sin ningún tipo de miramientos.



Tengo que admitir que de todos me llamó poderosamente la atención el Twizy (del que verás una edición muy especial en la próxima entrega de este post) y el eléctrico Zoé. También tengo que admitir que salí bastante satisfecho con los Dacia, coches que para el precio que tienen ofrecen unas calidades y aspecto interior más que aceptable. Pero tranquilo, que no voy a bombardearte con más fotografías de coches que puedes ver en cualquier concesionario. 





Tras un buen empacho de ver coches, nada mejor que relajarse un poquito participando en alguna de las actividades que Renault también había preparado. Aparte de atracciones pensadas para los más pequeños, los que ya tenemos una edad pudimos divertirnos participando en concursos de preguntas sobre la historia de Renault, en donde también se aprendía mucho o sintiéndote como un piloto de Fórmula 1 a través de uno de los muchos simuladores que hicieron las delicias de los asistentes. 







Sin embargo, la atracción que más me gustó fue, sin duda alguna, el Batak. Para quienes no lo conocen, este curioso aparato consiste en un cuadrado de dos por dos metros y en el que su funcionamiento es simple: enciende un punto de luz, de uno en uno y de forma aleatoria, para que el piloto lo apague con la mano en el menor tiempo posible. 



Mi marca fue de 51 toques en 60 segundos, lo cual no está nada mal (eso al menos me dijeron) aunque bastante lejos de los 110 toques que puede dar un piloto de Fórmula 1 y mucho más del récord que ostenta Fernando Alonso con 138 toques.








Tras un buen rato de ocio activo, llegó la hora de seguir contemplando vehículos, aunque bien diferentes a los que había visto hasta entonces. Como aperitivo al plato final, pude contemplar un par de monoplazas que han sido historia en las World Series by Renault a través de sus diferentes categorías. 








Pero sin duda, el plato fuerte fue el poder contemplar nada más y nada menos que el RB8, el monoplaza de Fórmula 1 del año 2012 con el que Sebastian Vettel consiguió su tercer campeonato del mundo, y que junto a Marc Webber dieron el título mundial de constructores a Red Bull gracias a sus 7 victorias, 8 poles, 14 podios y 440 puntos conseguidos entre los dos. 









Y aquí pongo punto y seguido a este particular diario. Espero que os haya gustado y que no os haya sido demasiado tostón. En la segunda parte compartiré con vosotros cómo viví desde las gradas las carreras de la Fórmula Renault 3.5, la Clio Cup y el campeonato de F4. Pero también, compartiré con vosotros los entresijos que todo este mundo arrastra consigo y bastantes curiosidades. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Y POR ESTOS MOTIVOS, PROHIBIR LA CIRCULACIÓN DE COCHES ANTIGUOS ES UNA ESTUPIDEZ

¿VERDADERAMENTE SON FIABLES LOS MOTORES DOWNSIZING?

MOTORES. CARACTERÍSTICAS, VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS DISTINTOS TIPOS DE ARQUITECTURAS

EL MOTOR ROTATIVO WANKEL. PASADO, PRESENTE... ¿Y FUTURO?

¿REALMENTE ES NECESARIO HACER DOBLE EMBRAGUE Y PUNTA-TACÓN EN LA CONDUCCIÓN DEL DÍA A DÍA? VENTAJAS E INCONVENIENTES