Ir al contenido principal

NISSAN TIIDA. EL COMPACTO JAPONÉS QUE BUSCA REVANCHA EN EUROPA


Como bien sabes, no hace mucho que Nissan ha lanzado en nuestro mercado el Pulsar, un nuevo modelo destinado a competir en el siempre complicado segmento de los compactos. Y lo hace tras haber estado ausente en dicho sector durante 5 años; concretamente tras el fin de comercialización del Nissan Tiida, un modelo que pasó con mucha más pena que gloria en Europa, y cuya en nuestras fronteras sólo duró algo más de 2 años. 


Sin embargo, pienso que deberíamos repasar la historia de este vehículo para comprender, además de los motivos de su estrepitoso fracaso, por qué Nissan se a atrevido a competir de nuevo en el segmento hatchback cuando es más que evidente que posiblemente no le haga falta si atendemos al gran éxito que tanto el Qashqai como el Juke están cosechando. 

En primer lugar, hay que decir que, si de algo se ha tachado siempre a las marcas alemanas como Volkswagen, Audi, BMW y demás, es de ser extremadamente cautos a la hora de sacar a la luz, tanto un vehículo nuevo como la actualización de uno ya existente. Normalmente, cuando lo hacen son víctimas de un aluvión de críticas por parte de periodistas del motor o aficionados como nosotros, ante tanta escasez de originalidad. Sin embargo, en casi todos los casos, dichos modelos son un éxito de ventas.

Los japoneses no son así. Para nada. En casi todos los casos, cuando sacan una nueva generación de un modelo, ésta suele ser algo totalmente distinto del modelo al que sucede, aunque haya sido un superventas. El resultado de ésta operación suele desembocar en dos caminos: éxito rotundo o fracaso absoluto.

Un buen ejemplo de ello fue el Nissan Tiida. Este vehículo llegó a nuestros mercados en el año 2007 (aunque ya se vendía en el resto del mundo desde el año 2004 en Japón y Suramérica), con la complicada papeleta de sustituir al exitoso Nissan Almera, un fantástico coche que Nissan vendió bien en un mercado tan competitivo y europeizado como es el de los compactos. Sin embargo ya había quedado algo desfasado respecto a sus rivales.

Nissan Almera en versión de 3 puertas. Un vehículo que no era extraño de ver circulando por nuestras carreteras

La historia demuestra que dicha decisión fue un error. ¿Pero tan malo era el Tiida? Tratemos de averiguarlo. 

En primer lugar hay que decir que el Nissan Tiida compartía plataforma con el Nissan Note, pero alargando su carrocería hasta los 4.3 metros de longitud y acercando la misma hacia el suelo. Mide 1.5 metros de altura y 1.69 de anchura (algo estrechito)

Entre sus mecánicas, se podían elegir entre dos motores de gasolina y uno diésel. Estos dos motores gasolina, de 1.6 c.c con 110 cv y 1.8 c.c con 126 cv, son los únicos motores que no proceden de Renault. La colaboración con la firma francesa se encuentra en el propulsor diésel 1.5 dCI de 106 Cv, el menos potente de todos. Lo cierto es que la opción diésel no destacaba precisamente por sus prestaciones; ofrecía una velocidad máxima de 186 km/h y unos 11.3 segundos de respuesta para acelerar hasta los 100 km/h, con un consumo medio de 5.3 l/100 km, todo ello asociado a una caja de cambios de 6 velocidades. Aún así, eran cifras más que aceptables y suficientes para cumplir con creces la misión que tenía encomendado. Ser un vehículo de uso familiar totalmente práctico.




Lo bueno es que si ofrecía unos niveles de equipamiento altos con elementos como los faros de xenon, climatizador, tapicería de cuero, llave inteligente, navegador, mandos en el volante, conexión bluetooth, etc.

Por otro lado, parece chocante que un vehículo que parece ser estaba encaminado al uso familiar pecara de tener poco espacio en su maletero. Con la banqueta instalada su capacidad era de sólo 272 litros y, sin ella, únicamente asciende el espacio a 463 litros, cuando sus rivales ofrecían casi todos capacidades que oscilaban sobre los 325 litros de capacidad.

Por lo que vemos, el interior se mostraba más que aceptable, aunque su diseño fuera demasiado soso. Además de la calidad de los materiales, al margen de la inclusión de la tapicería de cuero, cabe destacar el gran espacio interior, destacando su importante espacio para las plazas traseras, sobre todo en altura.






En fin, vemos que, como todos, el Tiida tenía sus más y sus menos. Era un coche ideal para todos aquellos que buscaban, ante todo, practicidad; su espacio interior y modularidad lo convertían en el vehículo perfecto para esas familias con uno o dos hijos que no paraban de ir arriba y abajo. Tal vez su fracaso se deba entonces a que simplemente era “uno más entre muchos”. Un chico más del montón de entre todos esos que aspiraban a ligarse a una chica en la discoteca de rigor. Y es que careciendo de un look atractivo y personalidad visual solo podía acercarse a alguien que estuviera demasiado borracho. 


Sin embargo, el Tiida ha vuelto. Porque aunque en nuestro mercado haya sido un completo fracaso, el Tiida es un coche que ha tenido muy buena acogida, sobre todo, en el mercado asiático, donde ha seguido existiendo. Y ahora Nissan está tan convencida de que la nueva generación del Tiida gustará también en Europa, que ha decidido comercializarlo de nuevo, aunque eso sí, ha sabido jugar de forma maestra haciéndolo bajo una nueva denominación y leves cambios estéticos para amoldarse más al gusto europeo, y de paso borrar toda huella de un pasado para olvidar. 



Actuales Nissan Pulsar y Nissan Tiida. Un mismo vehículo con dos trajes diferentes



Comentarios

  1. El Nissan Tiida ha sido un rotundo éxito en el mercado suramericano, sin embargo, ha quedado posicionado en la gama económica (low cost) de Nissan en la región. Creo que en Europa tiene un problema de competitividad importante, sobre todo, a nivel de diseño, extremadamente conservador. En Europa, el hueco que tenía Nissan en los compactos, se lo ha merendado Hyundai y Kia, además, por goleada (diseño muy europeo, depurado, y excelente relación calidad/precio). Llámese Pulsar o Tiida, no le auguro ningún tipo de éxito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos

      Ante todo,quisiera darte las gracias por tu colaboración en mi humilde blog. Como bien dices, su diseño conservador tuvo mucho que ver en el fracaso del Tiida en el mercado europeo. Sin embargo, en vez de reaccionar quedaron ausentes en el sector de los hatchback, momento que tanto KIA como Hyundai con el Cee´d y el i30 respectivamente han sabido aprovechar para ganarse al comprador.

      Y aunque ahora hayan vuelto con este sector con el Pulsar, un coche que parece ser estupendo por lo que he leído en varios medios especializados, es cierto que la competencia es feroz y lo tendrá muy complicado para alcanzar un volumen de ventas aceptable. Por suerte, en Europa Nissan ha encontrado la gallina de los huevos de oro con el Juke y el Qashqai, por lo que por estas lindes parece estar mucho más centrada en el mercado de los SUV.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Y POR ESTOS MOTIVOS, PROHIBIR LA CIRCULACIÓN DE COCHES ANTIGUOS ES UNA ESTUPIDEZ

¿VERDADERAMENTE SON FIABLES LOS MOTORES DOWNSIZING?

MOTORES. CARACTERÍSTICAS, VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS DISTINTOS TIPOS DE ARQUITECTURAS

EL MOTOR ROTATIVO WANKEL. PASADO, PRESENTE... ¿Y FUTURO?

¿REALMENTE ES NECESARIO HACER DOBLE EMBRAGUE Y PUNTA-TACÓN EN LA CONDUCCIÓN DEL DÍA A DÍA? VENTAJAS E INCONVENIENTES