Servidor Descárgate el archivo y súbelo a la carpeta raíz de tu web. Analytics Vincula tu cuenta de Analytics y verifica tu web LOTUS ESPRIT, EL COCHE CON EL QUE TODOS HEMOS SOÑADO ALGUNA VEZ Ir al contenido principal

LOTUS ESPRIT, EL COCHE CON EL QUE TODOS HEMOS SOÑADO ALGUNA VEZ



Si existe una película que ha hecho un mal de proporciones catastróficas al resto de la humanidad esa ha sido sin lugar a dudas Pretty Woman. Por culpa de ésta película miles de prostitutas en el mundo han soñado con encontrar a su príncipe azul que les sacara de aquella asquerosa vida que odiaban. Pero éstas pobres chicas no fueron las únicas víctimas de ésta cruel película.

Yo también lo fui, aunque de un modo bien diferente. Corría el año 1990 y yo solamente era un chiquillo que empezaba a experimentar como comenzaban a salirme pelos allí donde no lo tenía, como el acné se convertía en un amigo más en mi vida, y como empezaba a fijarme en esas niñas repipi y estúpidas del colegio que nunca dejaban de incordiarme. Aunque por aquel entonces, todavía me fijaba más en las curvas de todo lo que tuviera cuatro ruedas que en las curvas de todo lo que tuviera un par de tetas. 

Y allí lo tenía en un rinconcito, justamente entre el póster del Ferrari F-40 y el del Lamborghini Countach de color blanco con las puertas abiertas. Era el Lotus Sprit. Por culpa de Pretty Woman comencé a soñar que era como Richar Gere en la película; sobre mi subconsciente se proyectaba una imagen de mi mismo, con unos 35 años, el pelo semicanoso y conduciendo una de éstas maravillas por las calles de mi ciudad para casualmente acabar conociendo a la que sería la mujer de mi vida. 

Pero centrémonos en lo que importa: el coche. Tenemos que remontarnos hasta el año 1975 para ver al Lotus Sprit presentado en sociedad y puesto a la venta un año después para dar su merecido relevo al Lotus Europa.


LOTUS ESPRIT S1 (1976)




Éste primer modelo, conocido bajo el nombre de Esprit S1 (es decir, Serie 1), guardaba bajo su capó un motor de 4 cilindros y 2 litros de cilindrada que producía una potencia de 160 CV en configuración Europea, y 140 CV en territorio norteamericano (debido a regulaciones federales) montado de forma longitudinal detrás de los asientos. ¿La impresión que puede dar? Pues la misma que te puede dar una chica al quitarse un sujetador de la talla 120 y comprobar que más de la mitad del mismo estaba relleno de calcetines. 

Eso sí, el motor estaba asociado a una estupenda caja de cambios manual de 5 velocidades (aunque Richar Gere no tuviera ni idea de usarla), conectada a diferencial denominado "transaxle" (la que ya era ocupada por el Citroën SM y el Maserati Merak,) junto con frenos de disco traseros montados en el chasis y no en las ruedas, tal y como se usaba en los vehículos deportivos de la época.


Éste Esprit S1 fue muy aplaudido por su excelente conducción, hasta tal punto de que se decía que tenía mejor viraje que los modelos que siguieron. Sin embargo todos éstos halagos se tornaban en decepción por su falta de potencia, especialmente en Estados Unidos. Con todo, el Esprit era capaz de llegar de 0-100km/h en 6,8 segundos, y de alcanzar una velocidad máxima de 222 km/h pero las pruebas actuales indican 8 segundos y 214 km/h respectivamente. No son malas cifras, pero tal vez su carrocería daba a entender que podía ofrecer más caña.




En cuanto a la estética, el Esprit S1 se distinguía de sus sucesores por una forma de "pala" en la toma de aire frontal, sus luces traseras y la falta de tomas de aire laterales.

Este primer modelo adquirió gran fama gracias a su aparición en la película de James Bond “La espía que me amó” (1977), donde aparecen en una larga secuencia de persecución, convirtiéndose en un submarino. Por cierto, si tenéis interés en conocer más sobre los coches Bond, no podéis perderos el interesante artículo de mi colega Xavi Hernández  en su blog Zona Rápida



LOTUS ESPRIT S2 (1978)




Una serie de mejoras introducidas en el Esprit durante su inicio tuvieron como zenit el S2. El más evidente de estos cambios fue la incorporación de conductos de refrigeración tras las ventanas traseras, luces de cola, y un aleron frontal integrado, aunque estéticamente la cosa no quedó ahí, ya que el Esprit S2 también usaba unas llantas SpeedLine de 14 pulgadas, diseñadas específicamente para Lotus. Sinceramente, a mi me gustan más las del S1.


Se añadió también una puerta de acceso a la cubierta del motor, y en el interior se sustituyó el conjunto original de instrumentación realizado por Veglia por unos medidores individuales realizados por Smiths, modificando también el estilo de los interruptores del panel.




Durante esta época, también se hicieron ediciones especiales para conmemorar las victorias de Lotus en el mundo de la competición. Es el caso del Lotus Esprit John Player Special (JPS) del cual se construyeron solamente 149 unidades y que tenían como principal característica los colores negro y oro propios del mencionado patrocinador de Lotus en la Fórmula 1, John Player e hijos, y que habéis podido contemplar en la cabecera de este post.

Sin embargo, a pesar de los éxitos deportivos no eran tiempos fáciles para Lotus, de modo que para poder escapar de la crisis en la que se encontraba, y con el objetivo de atraer a un público más exigente con las prestaciones del Esprit, en mayo de 1980 Lotus sacó a la luz del modelo S2.2.  

Aunque exteriormente era prácticamente idéntico al modelo S2 , se agrandó su motor a 2,2 litros, manteniendo la potencia, pero aumentando el par motor de 190 Nm a 217 Nm. Otro cambio fue el uso de un chasis galvanizado, una novedad en la marca. Pero a pesar de ser un modelo concebido para dar un empujón a la marca, el S2.2 fue extremadamente raro, y solo se hicieron 88 en los 13 meses que duró la producción.

LOTUS ESPRIT TURBO ESSEX (1980)




Y por fin, en 1980 se lanzó el primer Lotus Esprit con motor turbo. Inicialmente, al igual que ocurrió con el S2 (JPS) era otra versión para conmemorar los éxitos en la Formula 1 y reflejar a los patrocinadores, pero esta vez los colores oro y negro fueron sustituidos por los colores azul, rojo y cromado en honor a la empresa Essex Petroleum, y por lo tanto se conoce como Esprit Essex. Este nuevo motor producía 210 CV lograba una aceleración desde 0-100km/h en 6,1 segundos y una velocidad máxima de 240 km/h.

Además de estos avances en potencia, se rediseñó el chasis y la suspensión trasera, donde se agregó un eslabón para aliviar la tensión sobre los ejes, además de mejoras en los frenos. Los modelos Essex estrenaron una carrocería aerodinámica diseñada por el gran Giugiaro, con alerón, un portón trasero más prominente con una cubierta de persianas, parachoques más fuertes y una toma de aire frontal más profunda.


La extraña ubicación del freno de mano no deja indiferente a nadie

En cuanto al interior, el cuero color escarlata (creo que opcional) y un excelente equipo de sonido Panasonic le daban un ambiente espléndido aunque algo excéntrico y llamativo para los más discretos. 

Se hicieron solamente 45 Esprit Essex, y dos (uno blanco y el otro cobre) fueron usados también en la película de James Bond “Sólo para tus ojos” (1981)




LOTUS ESPRIT TURBO Y LOTUS ESPRIT S3 (1981)


Lotus Esprit S3
Lotus Esprit Turbo de 1981
Introducido en abril de 1981, el Esprit Turbo, que básicamente era una continuación del Turbo Essex y el Esprit S3 (Serie 3) marcaron una consolidación necesaria: los dos nuevos modelos salieron de fabrica con un chasis en común, que hereda gran parte de la configuración de los coches Essex, mientras que la producción del cuerpo se basó en un único conjunto común de modelos.

Mientras que el S3 seguía utilizando el motor de 2,2 L tipo 910 del Esprit S2.2, el Esprit Turbo volvió a una menor complejidad gracias a un sistema de lubricación de cárter húmedo, mantenimiento igualmente la potencia y el par de su predecesor Essex.

El interior de ambos coches se revisó y presentaron novedades centradas en dotar de más espacio para los conductores más altos, que ahora podían gozar de más altura al techo y un mayor espacio para los pies. 

Exteriromente, el Esprit Turbo mantenía por completo la forma aerodinámica de los coches Essex, pero exhibiendo prominentes stikers con las palabras "Turbo Esprit" en el frontal y en los laterales. Por su parte el S3 se fabrico con un parachoques más importante, por así decirlo, pero conservando un parecido con la línea sencilla del Esprit S 2.2. Ambos modelos fueron vendidos con llantas de aleación BBS de 15 pulgadas.


LAS VERSIONES HC (1986)
Lotus Esprit HC
En abril de 1986, se dieron a conocer nuevas versiones con una mayor compresión en el motor, por lo que se les otorgó el apellido  HC (Alta compresión en ingles). Esto aumentó el rendimiento del motor a 172 Cv y 217 Nm de par en el caso del Esprit HC, y a 215 CV, con 298 Nm de par en el caso del Esprit Turbo HC.

Sin embargo, Lotus tuvo que rizar el rizo en aquellos mercados con estrictos requisitos de emisiones (principalmente Estados Unidos), por lo que tuvo que presentar una variante HCi, (el primer Esprit con inyección), que además incluía un convertidor catalítico. Este motor tenía la misma potencia que su par carburado, pero un par motor 274 Nm.

LOTUS ESPRIT S4 (1992)



Presentado en el salón de Ginebra, comenzó su venta en el año 1992 pretendiendo recobrar la homogeneidad original del Esprit, y de paso reforzar su imagen con un aspecto mucho más agresivo. Así, tanto el spoiler delantero como el alerón posterior eran ahora de mayores dimensiones, mientras que los estribos laterales y las tomas de aire del motor habían sido rediseñados. Los estilistas de Lotus Design, con un gusto exquisito, consiguieron dar una nueva apariencia mucho más moderna y atrayente que a su vez encajaba perfectamente con el diseño clásico del modelo.

Por su parte, el habitáculo recibió también una completa puesta al día. Con el fin de abaratar costes, se aprovecharon multitud de componentes de origen General Motors, como es el caso de los paneles de puertas, heredados del Calibra, y otros detalles como los interruptores.



Afortunadamente, esto no desmerece en absoluto al conjunto, que además de muy bien terminado y tapizado en cuero de gran calidad, conserva intacta su personalidad, con un cuadro de instrumentos precioso y un volante muy deportivo. El puesto de conducción ofrecía una buena visibilidad, con el volante muy a la mano a pesar de estar ligeramente desplazado a la izquierda. Bien posicionado, el pedalier requería no obstante un cierto período de adaptación, ya que los pedales son muy pequeños y están muy juntos.

LOTUS ESPRIT V8



Y por fin, en el año 1996 el Lotus Esprit recibió un motor como dios manda para un coche de tales pretensiones: un V8 de 3.5 litros íntegramente de aluminio desarrollado por la propia Lotus.

Con este nuevo corazón, el Esprit rendía una potencia de 354 CV, pero que con unos “arreglillos” podía plantarse en los 550 CV, acelerando con ello de 0 a 100 km/h en tan solo 4,4 segundos. 

LOTUS ESPRIT 30 ANIVERSARIO



Al igual que nos ocurre a los humanos, cuando llegamos a los 30 años, nos entra la desesperación por hacer todas aquellas locuras que no hicimos cuando cumplimos los 20. Queremos volver a vestirnos con zapatillas deportivas, vaqueros gastados y no tener que preocuparnos por afeitarnos todos los días. 

Pues al Esprit le ocurrió lo mismo, y con la treintena éste se volvió completamente loco de remate, con una carrocería que lucía un gran alerón y unos pilotos traseros redondos imitando a su hermano Elise. 

Las llantas eran ahora unas OZ Racing, que escondían unos frenos de 320 mm de diámetro con pinzas de cuatro pistones y un sistema antibloqueo firmado por Kelsey Hayes. Por su parte, en el interior, destacaban detalles como un asiento distinto y los acabados de aluminio de la palanca de cambio, el freno de mano y los tiradores de las puertas.

LOTUS ESPRIT CONCEPT (2010)



En el Salón del automóvil de París del año 2010, Lotus presento una versión completamente renovada del Esprit, con expectativa de comenzar su fabricación a finales del 2012, y posterior venta desde principios de 2013, pero desgraciadamente, a día de hoy, este hecho no ha tenido lugar. 

Este nuevo Esprit venía equipado con luces led y un sistema de escape doble situado en el centro. El interior posee un enfoque también futurista, que incluye un panel de instrumentos digital, un volante deportivo y partes de fibra de carbono.




En cuanto al motor, sería el mismo que el que montaba el Lexus IS-F, pero en Lotus aseguran que gracias a su montaje central, sería más liviano, compacto y eficiente que el del modelo japonés. Según Lotus, estos motores vendrían en configuraciones V6, de entre 3 y 3,5 litros y un V8, de entre 4 y 4,8 litros de cubicaje.

Por su parte, por entonces las versiones turbo todavía están todavía en la fase de producción, y no se descarta una versión híbrida con frenos regenerativos.

La pontencia se distribuirá a las ruedas por medio de una transmisión de 7 velocidades con sistema de doble embrague y levas al volante. Según Lotus, era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 330 km/h.

Comentarios

  1. Aunque el diseño del Esprit de los setenta sea mas puro, mis ojos siempre fueron para el Esprit V8. Te acelera el pulso solo con verlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si comenzaste a crecer en los 80, como es mi caso, creo que es algo normal, ya que a mí también me ocurre lo mismo, es más, creo que fue el primer no italiano que realmente me llamó la atención.

      Eliminar
    2. Coincido con vos Díaz. Yo nací con el S4, en el 92.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. De nada ....veo que entiendes bastante de coches antiguos....

      Eliminar
  3. Es una gozada leer un reportaje tan completo sobre un coche de los que aceleran el pulso solo con mirarlo.

    El personaje de Richard Gere se excusaba en Pretty Woman que no cambiaba bien porque tenia los pedales demasiado pequeños, jeje como rascaban las marchas.

    Gracias por el link, todas las versiones son soberbias pero yo me quedo con el Essex, ese interior es tan sexy como un picardias, y encima en mi Jumpy el freno de mano esta en la misma ubicacion, ya tengo el gesto aprendido, jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Xavi! No me acordaba de la excusa que usaba Richard Gere en la película, aunque sí que le daba cada cada tarrascón a los engranajes que sufría cuando lo escuchaba, jejeje. Ya podían haber cambiado el guión y decir que él tiene los pies grandes, en vez de echarle la culpa al pobre Lotus.

      Eliminar
  4. El Espirit V8 siempre me gusto, me parece un auto hermoso. El freno de mano lo tiene en el zócalo de la izquierda del conductor no? Que locura jaja

    ResponderEliminar
  5. Buenos días, sabéis donde podría encontrar el manual del lotus esprit turbo de 1988¿? Estaría muy agradecido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas!
      Como verás, este es un blog particular de un aficionado más, así que no sé si voy a poder servirte de mucha ayuda. Si buscas un manual en español lo cierto es que está complicado; yo que tú buscaría si existe algún club de aficionados y/o propietarios de Lotus en España. También tienes la opción de buscar en las páginas de compra-venta tipo Milanuncios o Wallapop, aunque creo que esto te servirá más bien para que te anuncies dando a conocer tu búsqueda. Y otra opción que tienes es preguntando en foros y redes sociales de coches de internet (a la derecha de este blog podrás encontrar un enlace a Mofler, la red social del mundo del motor) o páginas más especializadas que este humilde blog en el mundo del motor.
      Un saludo, y suerte en tu búsqueda.

      Eliminar

Publicar un comentario

Artículos destacados

Y POR ESTOS MOTIVOS, PROHIBIR LA CIRCULACIÓN DE COCHES ANTIGUOS ES UNA ESTUPIDEZ

¿VERDADERAMENTE SON FIABLES LOS MOTORES DOWNSIZING?

MOTORES. CARACTERÍSTICAS, VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS DISTINTOS TIPOS DE ARQUITECTURAS

EL MOTOR ROTATIVO WANKEL. PASADO, PRESENTE... ¿Y FUTURO?

MOTORES ATMOSFÉRICOS vs TURBO, TODO LO QUE NECESITAS SABER (explicado para torpes)