Ir al contenido principal

TRANSFERENCIAS IMPOSIBLES EN LA DGT. ¿NO TIENES LOS PAPELES QUE TE PIDEN?



Recuerdo con mucho cariño mi etapa universitaria; a mi mente vienen momentos protagonizados por los amigos, pero también guardo gran admiración por algunos de mis profesores y sus lecciones de vida que nos dieron a muchos de los que íbamos a sus clases. Uno de ellos nos dijo que, lamentablemente, en la actualidad la palabra de una persona no vale nada si no hay un papel que certifique lo que se ha dicho o hecho, lo cual es una gran verdad. 

Hoy en día necesitamos documentos para todo (ya sean físicos o electrónicos) y ello está implicado a relacionarse con órganos administrativos. No sé si te ocurrirá lo mismo, pero por mi trabajo estoy acostumbrado a este tipo de tareas, y sinceramente a veces me desesperan tanto que me siento como esa famosa escena de la película "Las 12 pruebas de Asterix" en la que resulta prácticamente imposible conseguir un formulario en un edificio de la administración.






Una de las administraciones con la que a veces tenemos que relacionarnos es la Dirección General de Tráfico (DGT) a la que seguro que hemos acudido en más de una ocasión por nuestros propios medios debido a la "sencillez" del trámite, aunque previamente tendremos que estar bien cargados de paciencia. Sin embargo, en muchas ocasiones podrás encontrarte con trámites más complejos que lleven implícitos situaciones como necesitar un documento que no están dispuestos a darte, o que te soliciten alguna documentación que no posees, como puede ser el DNI de alguien fallecido o los documentos de un vehículo que vendiste hace tiempo. ¿Qué hacer en esas situaciones? La mejor solución a ello es acudir a especialistas en transferencias imposibles y dejar que sean ellos quienes hagan toda la tarea burocrática por tí.


¿EN QUÉ CASOS ES RECOMENDABLE ACUDIR A EXPERTOS EN TRÁMITES DE VEHÍCULOS?




Gracias a Internet hoy en día casi todo el mundo tiene acceso a portales relacionados con automóviles donde podemos realizar distintos tipos de operaciones: venta y compra de vehículos nuevos, usados, clásicos, de importación, etc. Pero paradójicamente, esta facilidad a la hora de acceder a estos mercados que antaño estaba más reservado a profesionales conllevan los posteriores trámites con la DGT, los cuales pueden complicarse debido a contradicciones como que te soliciten el DNI de alguien fallecido o los documentos de un vehículo que lleva años abandonado.

Por ello no es de extrañar que si no acudimos a profesionales podamos vernos en un callejón sin salida, y lo peor de todo, sin saber cómo actuar. De hecho, existen algunos trámites que son imposibles de realizar si no se recurre a uno de estos profesionales. Algunos ejemplos son:
  • Homologación de coches procedentes de otros países
  • Volver a dar de alta un vehículo antiguo
  • Homologar una caravana
  • Matricular un vehículo del cual no se tiene documentación
  • Vender el coche de una persona fallecida sin ser el heredero
  • Importar un vehículo restaurado
  • Etc...
Como puedes imaginar, son casos que no se resuelven en poco tiempo, es más, seguro que te llevarían más de una visita a la correspodiente sede y que cada una de esas visitas no sea precisamente un camino de rosas: cambios de ventanillas, interminables tiempos de espera, paciencia al borde del límite... En fin, seguro que sabes de lo que te hablo. 





En conclusión. Está bien eso de ser autodidacta y tratar de hacer las cosas por uno mismo, pero salvo en trámites sencillos de los que puedes encargarte (siempre que tengas tiempo y ganas) como dice el refrán de "Manolete, si no sabes torear, pa qué te metes" lo recomendable es recurrir a gestores profesionales que se encarguen de estos trámites, garantizándote con ello más agilidad en el mismo y menos quebraderos de cabeza.

Comentarios

  1. Buena frase de tu profe, pero actualmente la pondría en entredicho con los recientes casos de los Masters a dedo emitidos a políticos.
    Totalmente de acuerdo las labores burocráticas nos harán perder tiempo , dinero, paciencia y salud, mejor dejar los farragosos tramites de la DGT a los especialistas.
    Gracias por el consejo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MOTORES. CARACTERÍSTICAS, VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS DISTINTOS TIPOS DE ARQUITECTURAS

Siempre he odiado a esa gente que dice que la verdadera belleza está en el interior, y que no importa el aspecto físico de alguien para acabar enamorándote de él o ella. No quito que puedan tener razón, pero no seamos hipócritas; lo primero en que te fijas en una persona es en su físico, más que nada porque es lo primero que ves, y después, si el físico te agrada comienzas a conocer su interior. 
Con los coches ocurre lo mismo: lo primero que te entra por los ojos es su carrocería, y si te gusta comienzas a valorar aquellos aspectos que no se ven a simple vista y a los que les das importancia. Uno de esos aspectos (a mi juicio de los más importantes) es el motor. Hay quien dice que el motor es el corazón de un coche, pero yo creo que es ir más allá; es su ADN, lo que marcará su comportamiento, sus límites y su capacidad, en definitiva, su personalidad. 
Son muchos los componentes que marcan las diferencias entre el motor de un coche hecho para divertir, al de otro construido para con…

MOTORES ATMOSFÉRICOS vs TURBO, TODO LO QUE NECESITAS SABER (explicado para torpes)

A día de hoy, los motores con algún tipo de sobrealimentación se han apoderado de la práctica totalidad del mercado, postulándose como una solución ideal para reducir el consumo sin renunciar a la potencia. ¿Pero es todo de color de rosa en estos motores? ¿Realmente son mucho mejores que los motores atmosféricos?

¿VERDADERAMENTE SON FIABLES LOS MOTORES DOWNSIZING?

Si hay una leyenda o mito común en el mundo del automóvil, es la de pensar que un buen motor debe tener un equilibrio en su relación potencia-cilindrada. Recuerdo que cuando era pequeño y me interesaba por las conversaciones de los adultos, cuando hablaban de coches la frase "ese motor está más apretado que los tornillos de un submarino" era muy común. 
Y lo cierto es que para mi dicha afirmación era algo de total sentido común, hasta tal punto de que siempre ponía el mismo ejemplo: el motor de un coche es como el cuerpo de un ser humano, y al igual que a un hombre de 60 kilogramos le costará mucho más esfuerzo levantar un peso determinado que a uno de 100 kilos de puro músculo, un motor tendrá también sus limitaciones dependiendo de su cubicaje y número de cilindros. 
¿Pero qué ocurre si a nuestro hombrecillo comenzamos a atiborrarle de anabolizantes? Exacto, puede llegar al nivel de nuestro machote de 100 kilos. Pues con los motores actuales estamos viendo algo muy similar…