¿EL PRIMER BATMÓVIL QUE SE CONSTRUYÓ?







Muchos creemos, incluído yo hasta hace poco, que el primer batmóvil "real" que se construyó fue el conocido Lincoln Futura. Sin embargo no fue así... ¿Te gustaría conocer su curiosa historia?


Todos los superhéroes tienen elementos que resaltan su personalidad: el Capitán América tiene su escudo, Wonder Woman su látigo, Superman no sería el mismo sin su capa, y evidentemente Batman sería inconcebible sin su Batmóvil.

Desde que el hombre murciélago existe ha pilotado muchos tipos de vehículos, tanto en los cómics como en la ficción animada y cinematográfica. Como muchos saben (y seguramente tú también) el primer Batmóvil apareció en el número 48 de Detective Comics. Se trataba de un Cord 812 de 1939, un coche con un diseño revolucionario que fue nada menos que el primer tracción delantera de Estados Unidos con suspensión delantera independiente, motor V8, faros retráctiles, limpiaparabrisas de velocidad variable, etc. Nada lo identificaba como el Batmóvil; no contaba con escudos ni alerones, apenas una insignia en el maletero, y ni siquiera era de color negro.




Eso en los cómics, porque el primer Batmóvil "real" que siempre se ha conocido ha sido el popular Lincoln Futura que Batman pilotaba en la famosa serie de televisión de los años 60. Sin embargo, pocos saben que tres años antes ya existía un Batmóvil, si bien, hay ciertos sectores que no lo admiten como tal, ya que nunca fue conducido por el hombre murciélago.


EL LOCO PROYECTO DE FORREST ROBINSON




Nos encontramos en el año 1960. Forrest Robinson es un chico con dos grandes pasiones: los automóviles y las aveturas de Batman, por lo que ni corto ni perezoso adquirió un Oldsmobile 88 convertible del año 1956 con el único objetivo de llevar a la realidad el vehículo con el que su héroe del cómic luchaba contra los villanos.

Junto con un amigo, Robinson se pasó nada más y nada menos que tres años modificando la carrocería del Oldsmobile con "reminiscencias murcielaguescas" como el diseño del frontal o las aletas traseras. Tras esos tres años, su orgulloso propietario comenzó a utilizar el coche para sus desplazamientos del día a día. Ni que decir tiene que poco a poco el tuneado Oldsmobile de Robinson fue llamando la atención y acaparando miradas, hasta que la publicidad llamó a su puerta.


LA FIEBRE POR BATMAN



Estados Unidos comenzaba a sufrir por esa época una de estas modas sociales que inundan todos los comercios de objetos con referencias a Batman, y dos empresas de productos lácteos no querían quedarse atrás en la Batmanía que sufría el país. Dichas empresas conocieron el vehículo creado por Robinson, por lo que no dudaron en ofrecerle una oferta para alquilar su coche para usarlos en eventos promocionales. Robinson aceptó, y seguidamente el color plateado que lucía por entonces el Oldsmobile fue cubierto con el color negro y logotipos diferentes del conocido superhéroe.

Así, durante dos años este Batmóvil recorrió medio país anunciado los batidos, helados y leche que el hombre murciélago tomaba todos los días para mantener su incríble fuerza y tener la energía suficiente para luchar contra el mal.


SU OLVIDO DURANTE MUCHOS AÑOS


Al terminar la campaña publicitaria, el vehículo volvió a manos de su dueño el cual acabó vendiendo para poder abrir un negocio. Aquí se le pierde la pista al vehículo, ya que no he encontrado información sobre quién lo compró, y lo único que sé es que fue abandonado durante mucho tiempo en un campo de New Hampshire, hasta que en el año 2008 un coleccionaista reconoció el modelo y lo compró con el fin de restaurarlo.

Sin embargo, dicha restauración no se llevó a cabo, por lo que en el año 2013 fue vendido de nuevo, aunque esta vez a la empresa californiana Toy Car Exchargue que sí se encargó de su restauración. Dicho proceso duró nada más y nada menos que todo un año, y tras su finalización el coche fue subastado.

Lo curioso es que, a pesar de que el coche fue subastado por la cifra de 137.000 dólares siendo su precio de partida de 90.000, la misma está a años luz de los 4,2 millones que llegaron a pagar por el Lincoln Futura de la conocida serie que aparecería tres años después de éste Batmóvil.





Resumiendo. ¿Se puede considerar a este Oldsmobile como el primer coche de Batman? Yo, si te soy sincero, sigo teniendo mis dudas. Para unos lo será, pero también habrá otros que no pensarán lo mismo argumentando que Batman nunca llegó a pilotar este coche, por lo que no puede ser considerado como tal. Sea como sea, lo que nadie puede dudar es su existencia, y sea o no un verdadero Batmóvil, era digno de ser mencionado.






Comentarios

  1. Siempre que entro en tu blog me voy con la boca abierta.
    Gracias a ti tengo una anécdota para restregar a mis amigos frikis de los cómics, pero ignorantes en el campo del motor.
    Aunque entiendo que al no ser nunca reconocido oficialmente puede dar lugar a controversia.
    En cualquier caso este Oldsmobile convertible para ser la transformación de un aficionado tiene bastante nivel.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Xavi! Aunque pongo la mano en el fuego de que más veces me sorprendes tú a mí que yo a tí. Y un saludo de mi parte a tus amigos frikis de los cómics ;)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares