Ir al contenido principal

STAR CAR. ASÍ ES EL COCHE PROTAGONISTA DE LA PELÍCULA "THE LAST STARFIGHTER"




 Star Wars abrió la veda de películas de ciencia ficción ambientada en guerras espaciales, y la década de los 80 fue una época propensa a crear este tipo de películas. Pero sólo una se caracterizó por presentarnos un coche con el que podíamos viajar hacía cualquier planeta. ¿Te apetece conocerlo?




No hace falta ser un amante del cine ni tampoco del mundo del motor para darse cuenta que dentro del séptimo arte existen películas que al ser recordadas resulta inevitable pensar en el vehículo que aparecen en ellas. ¿Qué sería de Regreso al Futuro sin su DeLorean, de los Cazafantasmas sin el Ecto-1, o de Mad Max sin el Interceptor? 

Bueno, aquí os he citado tres ejemplos bastante famosos, pero dentro de este panorama también podemos encontrarnos películas menos idolatradas y conocidas que también se han caracterizado por mostrar vehículos sorprendentes que a todo amante de las cuatro ruedas nos ha dejado con la boca abierta. Por eso, hoy quiero hablaros de una de esas películas: "The Last Starfighter" y como no puede ser de otra manera, del coche principal que aparece en la misma, el "Star Car". 


UN POCO SOBRE THE LAST STARFIGHTER




Esta película estadounidense del año 1984 es conocida en España con el título "Starfighter: la aventura comienza" y en Latinoamérica como "El último guerrero estelar".  

Como es fácil de imaginar por su título, nos encontramos ante un film de ciencia ficción de tipo cósmico, que en esta ocasión narra las aventuras de Alex Rogan, un chico humilde que gracias a sus habilidades con un videojuego creado por un extraterrestre llamado Centauri, es reclutado por éste para que forme parte de la Liga Estelar como el último de los Starfighters o Guerreros Estelares vivientes, para salvar el planeta Rylos de ser invadido por Xur,  y de paso también para salvar toda la galaxia, incluyendo el planeta Tierra. 


ASÍ ES EL STAR CAR



Bueno, como véis el guión de la película no es nada de otro planeta (chiste malo sin intención) pero no estamos aquí para hacer una crítica cinematográfica, sino para hablar de un curioso vehículo de aspecto muy futurista que aparece en el film. Y es el coche con el que se desplaza Centauri. Sí, sí, has leído bien, un extraterrestre que viene a la tierra en un coche, aunque como verás, no es un coche cualquiera, sino más bien una nave espacial con ruedas. 




Porque con su Star Car, Centauri es capaz de recorrer en un abrir y cerrar de ojos planetas de sistemas solares diferentes. Para hacerlo, de su parte posterior emergen dos enormes propulsores, a la vez que pliega y esconde sus neumáticos que de nada le servirán mientras recorre el espacio. Se intuye también que para recorrer tales distancias el Star Car tiene algún tipo de capacidad de distorsión o pliegue espacial. Mientras está en la tierra, el Star Car puede trasladarse a una velocidad superior a los 500 km/h, y circula incluso con su propia placa de matrícula personalizada que dice Rylos, el nombre del planeta de Centauri

CONOCIENDO AL COCHE "DE VERDAD"



He estado documentándome para obtener el máximo de información posible sobre este coche concreto, pero no he conseguido mucho, la verdad. 

El vehículo fue diseñado por Gene Winfield un creador y personalizador de automóviles estadounidense que a mediados de la década de los 60 llamó la atención de la industria cinematográfica gracias a sus creaciones, siendo una de sus creaciones más conocidas el coche de Deckard de la mítica película Blade Runner. Lo que no he conseguido averiguar es si este vehículo fue construído tomando como base alguno ya existente, o su diseño partió totalmente de cero. 

Una vez rodada la película, el Star Car tuvo otra breve aparición cinematográfica, aunque esta vez en forma de breve cameo en "Regreso al Futuro II" concretamente en la escena donde que recrea Hill Valley en el año 2015



Tras esta segunda aparición, todo apunta a que el Star Car quedó bien custodiado en algún almacén de Hollywood. Lo ocurrido desde entonces sigue siendo para mí una incógnita, tanto, que la última pista que se tiene de este coche nos lleva nada más y nada menos que a unos 15 kilómetros de París, ya que según algunas fuentes un corredor de bolsa francés adquirió el vehículo a principios de la presente década. 





¿Con qué propósito adquirió el coche? De momento no se sabe si para seguir manteniéndolo guardado como objeto de colección o tal vez para que sea restaurado... El tiempo dirá.

    

Comentarios

  1. Tiene algo del Modulo y del Zero y de los concepts de los 70.

    Seguramente habrán aprovechado el chasis de otros coche le han quitado la carrocería, y hasta si te descuidas el motor también y le han puesto una de plástico.

    Al parecer ha estado expuesto a los elementos por el estado de los plásticos y el barniz.

    Muuuuyyyy curioso pero esta vez no te compro la peli, tiene una pinta muy cutre, jajaja.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He buscado información sobre lo que comentas, pero no he encontrado nada. Una lástima, porque sería muy interesante saberlo.

      Y en cuanto a la película, si no tienes interés en verla, no voy a ser quién te anime a ello, jejeje.

      Saludos ;)

      Eliminar
  2. Más atractivo en rojo, y en espacio interior aparentemente mejor que el Delorean. Creo que no es un coche para mí, tiene pinta que eso de viajar por la galaxia gasta mucho.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y creo que en el tema de surtidores galácticos también está la cosa cortita, jejeje.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MOTORES. CARACTERÍSTICAS, VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS DISTINTOS TIPOS DE ARQUITECTURAS

Siempre he odiado a esa gente que dice que la verdadera belleza está en el interior, y que no importa el aspecto físico de alguien para acabar enamorándote de él o ella. No quito que puedan tener razón, pero no seamos hipócritas; lo primero en que te fijas en una persona es en su físico, más que nada porque es lo primero que ves, y después, si el físico te agrada comienzas a conocer su interior. 
Con los coches ocurre lo mismo: lo primero que te entra por los ojos es su carrocería, y si te gusta comienzas a valorar aquellos aspectos que no se ven a simple vista y a los que les das importancia. Uno de esos aspectos (a mi juicio de los más importantes) es el motor. Hay quien dice que el motor es el corazón de un coche, pero yo creo que es ir más allá; es su ADN, lo que marcará su comportamiento, sus límites y su capacidad, en definitiva, su personalidad. 
Son muchos los componentes que marcan las diferencias entre el motor de un coche hecho para divertir, al de otro construido para con…

CONSEJOS PARA ENTREGAR TU COCHE VIEJO EN UN DESGUACE

Por un motivo u otro, tarde o temprano siempre llegará la hora de dar de baja a nuestro querido vehículo y entregarlo en un desguace. ¿Pero sabes cuáles son las opciones que tienes para ello? ¿Cuál es el método más aconsejable? ¿Y qué hacer para poder ahorrar, o incluso ganar, algunos euros? 
Recuerdo que cuando era pequeño uno de los lugares que más pena me daba ver eran los desguaces, a los que particularmente llamaba "cementerios de coches". Parecerá una tontería, pero es que pensaba que al igual que nosotros, los coches estaban vivos y tenían sentimientos (a veces sigo pensándolo) y ver cómo esos coches se apilaban unos con otros formando verdaderas murallas de metal me partía el corazón. 
Esas experiencias me sirvieron para ser consciente de que tarde o temprano, todos moriremos, incluído los coches, por mucho que tratemos de cuidarlos y mimarlos. Porque hay que admitirlo, un coche no pasa a mejor vida sólo por su edad: una avería grave, un accidente, o incluso un acto …

MOTORES ATMOSFÉRICOS vs TURBO, TODO LO QUE NECESITAS SABER (explicado para torpes)

A día de hoy, los motores con algún tipo de sobrealimentación se han apoderado de la práctica totalidad del mercado, postulándose como una solución ideal para reducir el consumo sin renunciar a la potencia. ¿Pero es todo de color de rosa en estos motores? ¿Realmente son mucho mejores que los motores atmosféricos?