ROTONDAS: ESTO ES LO QUE DICE EL CÓDIGO DE CIRCULACIÓN Y ASÍ ES COMO DEBERÍA SER.



Rotondas... Ese genial invento pensado para agilizar enormemente el congestinado tráfico que sufren las mayorías de poblaciones, aunque su correcto uso siempre ha sido objeto de debate y polémica. ¿Pero lo que dice el reglamento es lo más ideal para circular por ellas? Yo soy de los que piensan que no, y este es el motivo.





Dentro de las normas impuestas por el código de circulación, siempre he pensado que las rotondas son como un Estado Autonómico cuyo régimen político es la Anarquía. Si, sí, está claro que en mencionado Código se especifica cómo debemos circular por ellas, aunque después eso no se traduzca en el código de circulación que verdaderamente usamos cuando estamos conduciendo.

Y es que... ¿Quién no ha tenido alguna vez un percance o susto en ellas? Y lo más curisoso; pase lo que pase, todos los implicados piensan que tienen razón. Para ello permíteme una anécdota que viví hace ya muchos años. Eran las tantas de la madrugada, y volvía con los amigos de haber salido por ahí; en total éramos nueve, y regresábamos a casa en dos coches. Circulábamos por el carril izquierdo en una vía de poblado con múltiples rotondas, y yo iba de acompañante en el coche que seguía al primero. De repente, cuando estábamos cerca de llegar a una rotonda nos adelantaron por la derecha un Porsche Boxter y un Honda Prelude que iban picados. Justo antes de entrar en la rotonda el Porsche adelantó también al coche que nos precedía y tomó la tercera salida de la rotonda, pero el Prelude y el coche de mi amigo se estrellaron. ¿Por qué? Porque el Prelude se dirigía también a la tercera salida por el carril exterior mientras mi amigo tomaba la segunda salida por el carril interior.

A todas luces, y en la práctica, cualquiera diría que el conductor del Prelude fue culpable: exceso de velocidad alarmante y además iba borracho como una cuba, algo que pudo comprobar perfectamente la Policía Local. Sin embargo, con el reglamento en la mano, el culpable del accidente era mi amigo.

Según el Código de Circulación una vez dentro de la rotonda tiene preferencia el vehículo que está ocupando un carril respecto al que va a acceder a él, y para salir de la glorieta es imprescindible situarse previamente en el carril exterior (el de la derecha)  Finalmente, si dicha maniobra  no ha sido posible, deberemos efectuar un nuevo giro para colocarnos con tiempo en esa posición.

Salvo en las nuevas "turbo rotondas" no existen carriles establecidos en función de la salida que se vaya a tomar: la rotonda es una vía de sentido único, generalmente con varios carriles, que tiene las salidas situadas en su carril derecho, como si se tratara de una autovía. Como resulta lógico, no sería correcto salir desde el carril izquierdo de una autovía cortando la trayectoria del que circula por el carril derecho. Pues en las rotondas el comportamiento es exactamente igual.




Ahora bien, aquí es donde hay algo que no me cuadra, y las mencionadas "turbo rotondas"son el mejor ejemplo de ello. Me explico; el mayor problema de las rotondas es que no se le obliga al que va en el carril exterior o derecho a salir en la primera o la segunda salida. Vamos, que con ello se inutiliza los carriles interiores, impidiendo así que la rotonda sea una especie de vía rápida para los que quieren seguir recto y transitan por el carril izquierdo o central en el caso de que tenga más de 2 carriles. 

En la siguiente imagen vemos cómo sería el uso ideal de las rotondas según la DGT. El problema, es que este uso ideal choca con lo legalmente establecido, ya que el coche celeste no tiene prohibido usar el carril exterior para tomar la tercera salida o incluso para dar una vuelta completa a la rotonda.




Resumiendo. Si obligámarmos al coche celeste a que tuviera que salir en la primera o la segunda salida usando exclusivamente el carril derecho, el coche marrón  podría hacer uso del carril izquierdo para tomar la segunda salida, y así la rotonda tendría el doble de carriles útiles para los coches que quieran seguir recto. Igualmente, se agilizaría la circulación para quienes quieran tomar la tercera salida o dar la vuelta. 




Pero claro, aquí volvemos a encontrarnos con lo que, a mi juicio, sería el principal problema: tomar la rotonda en el carril adecuado, lo cual implica anticipación previa, algo que en nuestras carreteras es algo que la mayoría de conductores parecen que han olvidado viendo el cariño que muchos tienen a la hora de apurar para tomar la salida hasta el último momento. Porque, si no sabemos hacer algo tan sencillo en autovía... ¿Cómo vamos a hacerlo en una rotonda?

Fuente | FinoFilipino

Comentarios

Entradas populares de este blog

Y POR ESTOS MOTIVOS, PROHIBIR LA CIRCULACIÓN DE COCHES ANTIGUOS ES UNA ESTUPIDEZ

¿VERDADERAMENTE SON FIABLES LOS MOTORES DOWNSIZING?

MOTORES. CARACTERÍSTICAS, VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS DISTINTOS TIPOS DE ARQUITECTURAS

EL MOTOR ROTATIVO WANKEL. PASADO, PRESENTE... ¿Y FUTURO?