¿CÓMO PUEDES ENCONTRAR EL MEJOR RECAMBIO DE DESGUACE PARA TU VEHÍCULO?



Tradicionalmente, bien por desgaste o bien por avería, a la hora de afrontar el cambio de una pieza de nuestro automóvil el cauce para solucionarlo ha sido la de acudir a un taller (ya sea oficial, o no) donde el mecánico pertinente se encargará de buscar y sustituir dicha pieza, ya sea nueva o procedente de un desguace en el caso de que queramos ahorrarnos algunos euros.

Poco a poco va siendo más habitual la opción de poder comprar nosotros mismos los recambios que necesitemos a través de Internet. Es cierto que la venta de recambios online representan aproximadamente un poco más del 10% del total de sector, pero no debemos olvidar que los precios de estas piezas pueden llegar a ser entre un 25 y un 50% más baratos que los ofrecidos por servicios oficiales o tiendas tradicionales.

Sin embargo, a veces el proceso de buscar la pieza que necesitamos con el objetivo de encontrar el mejor precio puede volverse una tarea demasiado tediosa capaz de poner a prueba nuestra paciencia. Afortunadamente, tenemos buscadores especializados como despiecesde, el cual gracias a su amplio catálogo con miles de piezas disponibles, nos ofrece la posibilidad de encontrar todos los recambios de segunda mano que necesitemos para reparar nuestro vehículo, sea el tipo que sea, automóvil, SUV, 4x4, industrial, etc. Y todo ello lo logran conectando a talleres y particulares con los mejores desguaces de España de una forma clara y sencilla. Además, sea cual sea la marca de tu automóvil tampoco tendrás problemas para encontrar la pieza que necesites, ya que ofrecen un amplio catálogo que va desde piezas de desguaces Audi hasta marcas menos populares dentro de nuestras fronteras como Mahindra o Daihatsu.




De todas formas, aunque estos buscadores nos faciliten mucho la vida cuando buscamos un recambio, hay una serie de consejos que hay que tener en cuenta para garantizar el pleno de éxito en nuestra búsqueda y no acabar comprando una pieza que no nos va a servir.

1. Averigua la denominación interna de tu vehículo y/o su año de fabricación: Hay que tener en cuenta que además del nombre comercial del vehículo, las marcas denominan a los mismos con una nomenclatura o código interno para diferenciar a las distintas generaciones.

Pero aunque conozcas la denominación interna del vehículo el conocer el año de fabricación te servirá sobre todo en el tema de piezas exteriores, ya que lo más normal es que durante la vida de una determinada generación el coche haya sufrido algún lavado de cara o restyling.

2. Si buscas una pieza de motor, conoce su referencia técnica: Al igual que los fabricantes bautizan a sus vehículos con un nombre interno, los motores no son ajenos a esta práctica. Lo natural es que se trate de una sucesión de números y letras que podrás encontrar en ficha técnica del vehículo.

3. Exige siempre factura de lo que has comprado: Este es un aspecto muy importante ya que aunque las piezas son revisadas siempre cabe la posibilidad de que den algún problema una vez instalado en nuestro vehículo. Por eso, antes de comprar la pieza debes informarte sobre si tiene garantía, y por cuánto periodo.

Comentarios