¿POR QUÉ NO PARAN DE SUBIR LOS PRECIOS DE LOS COCHES DE OCASIÓN?

 

 


 Que el coste de la vida esté subiendo demasiado ya no es una noticia que nos sorprenda a todos. Nada se escapa a esta escalada de precios, y el sector de los coches de ocasión tampoco se ha podido librar de ello. ¿Cuáles son los motivos que lo provocan? ¿Cuánto durará esta tendencia? ¿Y podremos encontrar buenas ofertas a pesar de todo?

 

El recién finalizado año 2021 ha estado cargado de noticias, pero si un tema ha sido destacado durante la finalización del mismo ese es el de la subida de precios en general.  Luz, carburantes, inmuebles, alimentación…. Nada se ha escapado de dicha subida, y el sector del automóvil tampoco ha sido excepción. Porque actualmente un vehículo nuevo cuesta entre un 2,5 y un 3% más que el año pasado, pero es el mercado de coches de segunda mano el que se lleva la palma, ya que en un año más o menos el precio de venta de los coches de ocasión ha subido un 11,4%. 
 
Evidentemente, el factor geográfico también influye, siendo más costosos los coches de segunda mano en Barcelona o Madrid, dos provincias que reúnen gran parte de la red de concesionarios multimarca en España, que en poblaciones menos densas.
 
¿Pero a qué se debe esta subida de precios? ¿Seguirá esta tendencia durante mucho tiempo? ¿Y será posible encontrar coches de ocasión a precios bajos?

 

CAUSAS DE LA SUBIDA DE PRECIOS.

 

 


 

Recuerdo claramente que una de las primeras cosas que aprendí sobre economía era la famosa ley de la oferta y la demanda. Vamos, que cuanto más demandado esté un producto, más subirá su precio. 
 
Es cierto que las ventas de vehículos de segunda mano llevan creciendo desde hace bastantes meses. ¿Pero justifica este hecho por sí solo esta tendencia alcista? No. Según el estudio llevado a cabo por AutoScout24 utilizando los datos recopilados en su Used Car Price Index, los vehículos de ocasión fueron en Europa un 18% más caros el pasado noviembre comparando con el mismo mes de 2020. 
 
¿Qué lo ha provocado entonces? Los motivos del encarecimiento de los coches de segunda mano hay que buscarlos en el colapso de la industria del motor, algo que deriva directamente la pandemia del coronavirus. Las personas rehúyen el transporte público por miedo al virus, lo que hace aumentar la demanda de vehículos. Pero lo cierto es que actualmente no hay coches nuevos, porque la escasez de semiconductores para los chips (heredada también de los meses más duros de confinamiento) ha provocado un cuello de botella en la producción. 
 
Esto hace que, ante la imposibilidad de adquirir un automóvil nuevo porque los tiempos de espera son de más de seis meses, los potenciales compradores se vuelquen en el mercado de ocasión: como consecuencia, los precios de los coches usados aumentan.

 

¿CUÁL SERÁ LA TENDENCIA? 

Como he mencionado anteriormente, los precios tienden a subir cuanto mayor es la demanda, pero aquí hay algo que no cuadra… Porque el recién estrenado 2022 no ha empezado bien para las ventas de coches. Si los nuevos apenas han repuntado solo un 1 %, registrando (la segunda cifra más baja desde el año 2000) menos lo han hecho los automóviles usados, que respecto a enero de 2021 han firmado una mínima subida del 0,43 % con 127.152 unidades.
 
De seguir así la tendencia, la patronal de comerciantes de vehículos estima que 2022 cerrará a la baja respecto a 2021, con una reducción del 2 % en las transacciones. Ello supondría quedarse de nuevo por debajo de los dos millones de unidades. ¿El motivo? Pues que la crisis de los microchips ya está salpicando también a este mercado ya que por ejemplo supone que las empresas de renting o rent-a-car no puedan renovar sus flotas, no pasando estos modelos al mercado de segunda mano.
 
Así, al reducirse la oferta de los coches nuevos y mantenerse la de los usados, o incluso ser menor en el caso de los más nuevos, los particulares y puntos de venta tienen carta blanca para subir los precios al haber menos existencias aunque la demanda sea baja.

 

¿SERÁ POSIBLE ENCONTRAR COCHES DE OCASIÓN A PRECIOS BAJOS?

 


 

Pues ojalá pudiera darte una respuesta fiable al cien por cien sobre esta cuestión. Pero no olvidemos que nos encontramos en un mercado con diferentes comercios que compiten entre sí, por lo que si sabemos buscar bien es posible que encontremos ese vehículo que buscamos adaptado a nuestro presupuesto. 
 
Afortunadamente, hoy en día tenemos varias alternativas donde acudir si buscamos un coche de segunda mano. Todas tienen sus ventajas y sus inconvenientes, influyendo también en el precio de compra.

 

COMPRAR A UN PARTICULAR.

El principal atractivo de comprar un coche de segunda mano a un particular es que normalmente su precio de venta debería ser inferior que el de un vehículo de las mismas similitudes que se encuentra a la venta en un concesionario al no existir la necesidad de cumplir con un margen de beneficio establecido.
 
Además, también podemos tener la ocasión de conocer directamente al propietario del vehículo en venta, de modo que resultará fácil conocer el tipo de uso que se le ha dado, aunque siempre existirá la posibilidad de éste pueda tirar de picaresca y engañarnos cual timador profesional
 
Y el principal defecto de esta alternativa es que no debemos olvidar que no gozaremos de ningún tipo de garantía oficial a la hora de comprar nuestro coche, salvo la que se establece por ley para protegernos ante vicios ocultos (6 meses)

PORTALES WEB PARA COMPRAR ONLINE.

Tienen la ventaja de que, a priori, ofrecen unos precios más competitivos porque funcionan al estilo gasolineras low cost. Me explico: al carecer de puntos de venta físicos ahorran dinero en personal, locales, mantenimiento de los mismos, etc, por lo que trabajan con un margen de beneficio mayor, permitiéndoles ofertar precios más bajos.
 
Pero ojo, aunque el precio pueda parecer tentador, vigila bien las condiciones de financiación, sobre todo lo relacionado con los intereses (TAE) no fuese a ser que al final acabes pagando mucho más de lo que piensas.
 

CONCESIONARIOS.

Ya sean oficiales, o multimarca, gracias también a Internet podrás ver a través de sus respectivas web los modelos que tienen a la venta sin tener que desplazarte físicamente, salvo que veas un modelo que te interese, o simplemente quieras hacerlo.

Es la alternativa ideal si queremos asegurarnos de tener un mínimo de seguridad de no arrepentirnos de nuestra compra, aunque ello signifique tener que pagar más cantidad que a un particular. Porque cualquier concesionario tiene la obligación legal de ofrecer un año de garantía en todos sus vehículos, además de ofrecernos una completa información del historial del coche.


SUBASTAS.

Aunque está más enfocados en los profesionales del sector, puedes adquirir un coche de segunda mano en una subasta a buen precio. Además, los subastadores se encargan de comprobar el estado del coche, por lo que es más complicado llevarse alguna sorpresa desagradable.

FERIAS Y SALONES.


Los salones del automóvil de ocasión, que se celebran en grandes establecimientos, es una oportunidad perfecta para encontrar diferentes opciones de segunda mano y compararlas en el acto. También puedes negociar directamente con los vendedores, que suelen ser concesionarios oficiales o multimarca.

 

Comentarios

  1. Las propias marcas dedican los escasos recursos existentes a la fabricación de los modelos con mayor margen de beneficio dentro del mismo grupo, por ejemplo los plazos de espera son mas cortos hoy en día en los concesionarios Porsche que en los VW.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece ser que no hace falta vender más para tener más beneficios, por lo que se ve. Yo ya tengo la impresión de que a los fabricantes no les interesa tanto la simple venta a un particular, y han descubierto otros nichos con las fórmulas de renting, ventas a flotas y demás. A veces tengo la impresión de que a un futuro plazo el pueblo llano tendrá que acudir sí o sí al mercado de segunda mano para adquirir un coche. Y como los precios sigan así...

      Eliminar
  2. Un post muy interesante. Los coches de segunda mano siempre serán más económicos que los nuevos, pero su precio también puede elevarse. Dependiendo de la antigüedad e importancia del vehículo, este puede convertirse en una joya. Por otro lado, las subastas son una gran forma de encontrar coches a buen precio.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario