Ir al contenido principal

LA CURIOSA HISTORIA DE LA ITV. DESCUBRE CUÁLES FUERON SUS ORÍGENES Y COMO HA CAMBIADO HASTA LA ACTUALIDAD

 
A todos nos jode tener que ir a pasar la ITV cada cierto tiempo, y más nos jode si no conseguimos pasarla. Pero... ¿Te has parado a pensar desde cuándo existe en España la ITV tal y como la conocemos? ¿Cuáles fueron sus origenes? ¿Desde cuándo estamos obligados a pasarla?¿Y cuáles fueron sus consecuencias? Descubre la curiosa historia que se esconde detrás de la Inspección Técnica de Vehículos.

Tener un coche es sinónimos de gastos, se mire por donde se mire: a la habitual mensualidad de la financiación hay que añadir el gasto en combustible, impuestos de circulación, tasas por aparcamiento, revisiones, reparaciones... y a partir del cuarto año de edad de nuestro vehículo, la tan odiada (e inútil para muchos) ITV. 

Está claro que el pasar obligatoriamente la Inspección Técnica de Vehículos es un hecho que no deja indiferente a cualquier conductor, es más, para la mayoría sólo es una excusa de las muchas existentes cuya única finalidad es la recaudación. Sea como sea, está claro que el objetivo de la ITV es la de asegurar, a modo preventivo, el correcto estado de nuestro vehículo, garantizando de esta manera que los vehículos que circulan por nuestras carreteras se encuentran en óptimas condiciones, además de verificar que los mismos no exceden de su correspondiente tasa de emisiones contaminantes. 

Evidentemente, como todo conductor, he pasado la ITV varias veces, aunque esta última es algo extraña, ya que le hago el favor a mi suegro de pasarle la de su Peugeot Partner. Mientras espero, observo toda la infraestructura de la estación: máquinas, operarios y, por supuesto, la gran cantidad de coches que hay en espera. "Menudo pastizal debe recaudar la estación cada día" - pienso -. Y entonces me surgieron otras dudas relacionadas con todo lo que rodea a la ITV: sus orígenes, desde cuando es obligatoria pasarla, etc, etc. 

De modo que si a tí también te interesa conocer algo más de por qué cada X tiempo tienes que ir a pasar la puñetera ITV, te invito a que sigas leyendo estas líneas. Y como sé que eso de leer temas históricos suele ser bastante coñazo, te prometo que intentaré ser lo más ameno y entretenido posible.


ESPAÑA. PRINCIPIOS DE SIGLO XX


Conectamos el Condensador de Fluzo y viajamos nada más y nada menos que a principios del siglo pasado. Como imaginas, en España el parque automovilístico por entonces se basaba en vehículos con tracción a las 4 herraduras que gastaban 8 kilos de pienso cada 100 km. Esto no quitó que ya en el año 1900 apareciese el primer Reglamento para el servicio de coches automóviles por las carreteras del Estado. 

Posteriormente, fueron apareciendo sucesivos reglamentos fruto de la evolución y nuevas exigencia de los tiempos, aunque no es hasta el año 1924 cuando se publica el Real Decreto relativo a la inspección de vehículos automóviles. Evidentemente, todavía no estamos hablando de una ITV como tal, ni mucho menos, y esta era una labor que realizaban los propios ingenieros, entrándose sobre todos en aspectos del alumbrado. 


DESDE LA GUERRA CIVIL, A LA DÉCADA DE LOS 60


Ni que decir tiene que la Guerra Civil dejó al país sumido en la más absoluta miseria, y aunque se recogiese la existencia de una inspección técnica a través de un Decreto con fecha de septiembre de 1934 pocos eran los vehículos a motor que se solían viendo por nuestra geografía. Afortunadamente, Franco hizo un par de cosas bien durante su dictadura: la primera, construir muchos pantanos, y la segunda, construir una barbaridad de carreteras por las que podrían circular esa avalancha de SEAT 600 que en la década de los 60 se convirtieron en todo un símbolo del progreso económico del pais.

Evidentemente, ese boom del parque automovilístico hizo que la legislación de los años 30 quedase obsoleta, y en el año 1966 se publicó un Decreto de inspección del que podemos destacar las siguientes curiosidades: 
  • Motivos de la inspección para cualquier vehículo: existían tres motivos por los cuales se debía realizar una inspección: 
      • A la realización de una reforma o reparación importante. 
      • En caso de accidente. 
      • Antes de la matriculación de cualquier vehículo para comprobar sus características y emitir la documentación necesaria para permitir su circulación. 
  • Ahora bien, se introdujo la obligación de realizar una inspección periódica anual para cualquier automóvil destinado al transporte público de viajeros o mercancías. ¿Y donde se realizaban estas inspecciones? Como es fácil de suponer, todavía no existían estaciones como las conocemos ahora, y dichas inspecciones eran realizadas por las Jefaturas de Industria de cada provincia, que a su vez daban cuenta de las mismas a las recién establecidas Jefaturas de Tráfico.

DÉCADA DE LOS 70, MÁS COCHES... NUEVAS EXIGENCIAS


Entramos en los años 70, una década marcada por grandes cambios políticos, sociológicos y económicos, en los que destaca el proceso de transición ejemplar de la dictadura de Franco a nuestra actual Democracia, y en un segundo plano, los pantalones de campana.

En el plano automovilístico comenzó a ocurrir un hecho que, aunque no era precedente, hasta ahora lo fue en tales proporciones: y es que el parque automovilístico comenzaba a envejecer. A diferencia de los años 60, los vehículos nuevos adquiridos por esas fechas tenían que compartir nuestras carreteras con aquellos 600 y demás modelos de la década anterior. Recordar que por entonces no existía esa mentalidad capitalista que tenemos en la actualidad de "quiero lo más nuevo, y lo quiero ahora", ni mucho menos. En esos años los artículos debían ser duraderos y fiables, y un coche no podía ser menos: a nadie se le ocurría pensar que un vehículo con 10 años era ya un coche viejo. 

Estaba cantado, si habían más coches circulando, había que adaptar la inspección de los mismos. Por eso, en el año 1972 se publicó un Decreto por el que se regulaba la actividad de talleres de reparación de vehículos. Destacar que en el mismo se recogía que, a solicitud del interesado, se podía autorizar a ciertos talleres para que realizasen la Inspección Técnica de Vehículos en calidad de colaboradores de la Administración.

En cuanto a las condiciones que exigían pasar la ITV, básicamente se mantuvieron las establecidas en los años 60, añandiendo ahora la obligatoriedad de la misma a nuevos tipos de vehículos.
  • Automóviles de segunda categoría destinados al servicio de alquiler, con o sin conductor, con una periodicidad de un año a partir de la fecha de su matriculación, y seis meses o 25.000 km a partir de la inspección anterior.
  • Automóviles de cualquier categoría destinados al servicio de las Escuelas de Conductores (vamos, coches de autoescuela) con una periodicidad de seis meses. 
  • Vehículos especiales, siendo la primera inspección a los 5 años de su matriculación, y el resto cada 2 años. 

LOS AÑOS 80. LA ITV ES OBLIGATORIA PARA LOS PARTICULARES


Llegamos por fin a la década del cambio por autonomasia dentro de nuestras fronteras. La década de la movida madrileña, del destape protagonizados por las portadas de Interviú y las películas de Pajares y Esteso, de la consolidación de la Democracia tras superar un Golpe de Estado... En fin, los 80 fueron la época de explosión de imaginación, creatividad y nuevos valores que podría resumirse con el título de un libro que dice así: "La década de los 80. Cuando éramos felices y todo era una fiesta". 

En cuanto a las ITV, también se puede decir que esta época es su particular fiesta, ya que fue bastante prolífica en la aparición de normas que cambiaron por completo el concepto que hasta entonces se tenía de dichas inspecciones. Pero vayamos por partes. 
 
  • En el año 1981 se establecen nuevos plazos de inspección, y se exige por primera vez en nuestro país, que las mismas se realicen en estaciones de ITV. 
  • En el año 1983 se establece la obligación de llevar un distintivo que acredite la superación de la inspección (la famosa pegatina) y aparece también por primera vez el informe de inspección con los puntos revisados. Pero lo más importante es que se establece que los turismos y motocicletas particulares deberán pasar la inspección a los 5 años de su matriculación, y posteriormente de forma bienal. Sin embargo, todavía no se estableció dicha obligatoriedad hasta que no existiese una red de estaciones de ITV acorde con la posible demanda. Eso sí, las bases ya estaban expuestas. 
  • Igualmente, desde este año 1983 las estaciones de ITV eran construidas por el Ministerio de Industria atendiendo a unas directrices previamente establecidas que motivaron que el proceso de inspección se ordenase y unificase en todas las estaciones. Desde entonces, los vehículos atraviesan esa línea de inspección conocida por todos nosotros, y son sometidos a las mismas tareas de inspección por el mismo orden. 



Y llegamos por fin a la fecha del 18 de diciembre de 1985, cuando se publica en el BOE el Real Decreto 2344/1985 que regula la inspección técnica de vehículos, y que ahora sí, establece la obligatoriedad de pasar la inspección a los turismos particulares. Ello significaba que, a partir de entonces, los titulares de los vehículos eran directamente responsables ante las autoridades competentes del mantenimiento al día de las tarjetas ITV mediante la presentación de sus vehículos a la inspección dentro de los plazos ordenados, y como condición previa a la circulación por las vías públicas dentro de todo el territorio nacional. 

Además, se establecieron los siguientes principios básicos que definieron la ITV tal y como la conocemos hoy en día: 
  • En las Estaciones de ITV no se podrían realizar labores de reparación
  • Cada Estación tendrá un responsable técnico sobre el que recaerá la responsabilidad de la veracidad de los datos que contiene la tarjeta ITV. 
  • Se establece el sistema de anotación de la inspección técnica en la tarjeta ITV
  • El conductor del vehículo podrá elegir libremente la Estación de ITV donde desee pasar la inspección. 

 LA PRIMERA CONSECUENCIA INMEDIATA, EL ABANDONO DE VEHÍCULOS


Por increíble que parezca, a raíz de que la ITV pasase a ser obligatoria para todos los conductores, se produjo un crecimiento elevado de los coches en situación de abandono. Y no, no es porque la gente estuviera tan tiesa que no pudiera permitirse dichos gastos, la cuestión es algo más compleja. 

El principal problema con el que muchos propietarios de viejos vehículos se encontraron es que los motores de sus coches arrojaban demasiadas emisiones nocivas, por lo que había que adaptar dichos motores a las nuevas necesidades que exigía la ITV. En consecuencia, resultaba más rentable abandonar el viejo coche que desembolsar una cantidad importante para su adaptación.


DESDE ENTONCES, A LA ACTUALIDAD

  
Desde la década de los 90 hasta ahora, las normativas que regulan la ITV han ido sufriendo modificaciones y evoluciones para ir adaptándose a los nuevos tiempos. Actualmente, el contenido y los protocolos de las pruebas que se hacen en las Estaciones de ITV están regulados por la Unión Europea, que fija las normas básicas a las que deben adaptarse todos los Estados miembros. 

En el caso de nuestro país, la mayoría de las Comunidades Autónomas tienen transferidas las competencias en materia de ITV, quedando sólo reservada a la Administración Central la transposición de la normativa comunitaria y la elaboración de normas generalesPero no quiero enrollarme con eso, porque este artículo sería infumable, y creo que ya he contado bastante. Lo que está claro es que desde que aparecieron las primera inspecciones, la ITV ha cambiado mucho, y nadie duda de que lo seguirá haciendo. Eso sí, dudo mucho que en el futuro llegue a ser gratuita...

Comentarios

  1. Yo soy uno de esos que cree que la ITV no repercute directamente en la seguridad, hay mucho engaño por parte de conductores, las pruebas están algo ya obsoletas. Aparte, últimamente ha habido una proliferación de estaciones ITV, supongo que privadas, que hacen más fácil superar la prueba. El típico boca a boca que se oye, "voy a aquella ITV, que allí la pasa todo el mundo".

    Aunque estoy a favor de que se evalúen el estado de los coches que circulan por la carretera, ahora mismo parece un espacio patrocinado por los fabricantes de neumáticos y de bombillas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no te falta razón, ya sabemos que España es un país de pícaros. A tenor de algunas cosillas que he visto, yo he llegado a pensar en que las mujeres lo tienen más fácil, ya que quienes suelen hacer las inspecciones suelen ser hombres. En serio, he visto a mujeres usando sus armas para que pasen por alto algún fallo y tener éxito, pero claro, eso es sólo una suposición mía.
      Lo que no termino de explicarme es cómo es posible que haya coches que pasen la ITV teniendo un estado bastante deporable, y valga como ejemplo, un Mercedes que hay en mi barrio que lleva más de 5 años con el maletero cerrado con una cuerda.

      Un saludo ;)

      Eliminar
  2. Excelente reportaje!
    Genial el Meme! pero totalmente cierto. Vi otro gracioso; Pasar la ITV es como ir de ptas, vas a un poligono , pagas 50€, y te meten un meneo de 10 minutos, ;)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ja,ja,ja! Dudaba entre poner ese o el que finalmente puse.

      Un saludo ;)

      Eliminar
    2. Si hay un monton de memes buenisimos como el otro que dice; -ITV pasada! ya puedo volver a montarlo todo de nuevo! ;)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Y POR ESTOS MOTIVOS, PROHIBIR LA CIRCULACIÓN DE COCHES ANTIGUOS ES UNA ESTUPIDEZ

¿VERDADERAMENTE SON FIABLES LOS MOTORES DOWNSIZING?

MOTORES. CARACTERÍSTICAS, VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS DISTINTOS TIPOS DE ARQUITECTURAS

EL MOTOR ROTATIVO WANKEL. PASADO, PRESENTE... ¿Y FUTURO?

LOS COCHES MÁS DUROS DE LA HISTORIA RECIENTE DEL AUTOMÓVIL