Servidor Descárgate el archivo y súbelo a la carpeta raíz de tu web. Analytics Vincula tu cuenta de Analytics y verifica tu web CONSEJOS ÚTILES PARA COMPRAR PIEZAS DE DESGUACE POR INTERNET Ir al contenido principal

CONSEJOS ÚTILES PARA COMPRAR PIEZAS DE DESGUACE POR INTERNET


Tras haber profundizado en los pasos a seguir a la hora de dejar tu vehículo en un desguace, y las ventajas e inconvenientes que tienen comprar piezas en los mismos, continuamos con nuestro especial "desguaces" compartiendo algunos consejos básicos a la hora de comprar recambios por internet 


Hoy en día es fácil poder comprar cualquier cosa que se te ocurra sin moverte del cómodo sofá de tu casa, es más, me atrevería a decir que quien no haya comprado algo por internet puede ser catalogado como un analfabeto informático (y discúlpame si es tu caso) Por mi parte, como buen tecnófobo que soy, sigo siendo bastante reacio a comprar artículos vía informática, aunque poco a poco voy sucumbiendo a sus encantos y comodidades, amén de que puedes aprovecharte de ofertas que sólo están en la red. 

Pues bien, los recambios y demás artículos para nuestro vehículo no son ajenos a esta plataforma, y ahora tenemos la posibilidad de encontrar esa pieza que necesitamos a través de algún buscador de piezas de desguace de forma sencilla y sin salir de casa en vez de ir peregrinando de desguace en desguace a la misma vez de que nos ahorraremos un dinero interesante, ya que las piezas que se venden vía online por lo general son más baratas. 

Sin embargo, hay que tener muy en cuenta una serie de consejos y recomendaciones que deben estar siempre presentes a la hora de buscar piezas de desguace por internet si no queremos vernos ante el hecho de haber comprado una pieza equivocada, y eso en el mejor de los casos. 

INVESTIGA BIEN EN LA WEB




Si quieres hacer una buena compra, dedicar tiempo a la búsqueda y comparación es un paso vital que debes hacer. No te fíes del aspecto de la página, ya que hay webs muy llamativas pero que realmente no son tan eficaces como otras que pueden tener un aspecto más sencillo. Debes centrarte en comprobar cuál es la que tiene una base de datos mayor y un stock apropiado.

Tampoco te dejes llevar solamente por el precio, ya que si son demasiado bajos en comparación con otras plataformas puede ser que ofrezcan piezas de dudosa procedencia (ya me entiendes) Y desconfía también si el precio es demasiado caro, ya que no debemos olvidar que estamos hablando de piezas que ya han sido usadas.

HAZ UN SEGUIMIENTO DE LA PÁGINA



Una vez encontrada la web idónea, es bueno hacer un seguimiento de la misma para ver cómo va funcionando. Eso nos ayudará a conocer con qué frecuencia ofrecen nuevos productos en su catálogo, o si suelen hacer promociones especiales u ofertas. En este sentido las redes sociales son un gran aliado, ya que muchas webs suelen promocionar estas ofertas o novedades en sus canales, además de servir también de herramienta para comunicarse directamente con el cliente. De modo que si tienes alguna duda sobre un producto siempre vendrá bien usar esta vía, ayudándote también para saber si suelen contestar, o no.

Pero si no tienes tiempo para estos menesteres, siempre tienes la opción de crear una alerta de Google para que te envíen información sobre ciertos contenidos una vez que se hayan publicado, así podrás recibir en tu email avisos sobre novedades referidas a una determinada pieza.


¿EN QUÉ DEBES FIJARTE A LA HORA DE COMPRAR? 



Vas al supermercado, revisas la lista de la compra y ves que en el apartado de la fruta tu pareja a apuntado que hay que comprar plátanos. Te acercas a la sección y coges los primeros que ves, ya que son grandes y tienen buena pinta. Terminas la compra, pagas y regresas satisfecho, hasta que tu pareja te recrimina que en vez de plátanos has comprado bananas. ¿Pero no son lo mismo? Dices en tu defensa...

Pues no, por mucho que se parezcan, un plátano y una banana no son iguales, y lo mismo nos puede ocurrir a la hora de buscar una pieza de desguace para nuestro coche. De modo que una vez encontrada la web ideal para hacer la compra de la pieza que necesitas, es necesario tener en cuenta una serie de factores para evitar equivocarnos a la hora de hacer la compra y no vernos en la situación de haber comprado una pieza que no nos sirve. Así que toma nota:

AVERIGUA LA DENOMINACIÓN INTERNA DE TU VEHÍCULO Y SU AÑO DE FABRICACIÓN




Sí, sí, cualquiera conoce el nombre de su coche, pero hay que tener en cuenta que además del nombre comercial del vehículo, las marcas denominan a los mismos con una nomenclatura o código interno para diferenciar a las distintas generaciones. Un buen ejemplo de ello es el BMW Serie 3, que a lo largo de sus sucesivas generaciones ha ido teniendo diferentes nombres internos: E21, E30, E36, E46, E90... o el Audi A4 con los nombres B5, B6, B7, B8... Sin embargo, lo más común es que tras el nombre del modelo encuentres el apellido "Mark" (MK) más el número de la generación a la que corresponde (SEAT León MK2, Honda Civic MK7, etc)

Pero aunque conozcas la denominación interna del vehículo el conocer el año de fabricación te servirá sobre todo en el tema de piezas exteriores, ya que lo más normal es que durante la vida de una determinada generación el coche haya sufrido algún lavado de cara o restyling.

SI BUSCAS UN PIEZA DE MOTOR, CONOCE SU REFERENCIA TÉCNICA




Al igual que los fabricantes bautizan a sus vehículos con un nombre interno, los motores no son ajenos a esta práctica. Lo natural es que se trate de una sucesión de números y letras que podrás encontrar en ficha técnica del vehículo. 

¿Para qué es necesario conocer este dato? Fácil, reemplazar una pieza de un motor por otro es igual que hacer un transplante de órganos, y a nadie se le ocurriría transplantar el órgano de una persona a otra sin que tengan el mismo grupo sanguíneo. Pues bien, este código es el grupo sanguíneo de tu motor, por lo que conocer este dato te será muy útil, ya que en muchas ocasiones podrás encontrar en las webs de recambios varias piezas para un mismo modelo, pero a la hora de conocer más detalles del producto encontrarás información indicando para qué motores es válido, de ahí la importancia de conocer "el grupo sanguíneo" de nuestro motor.

EXIGE SIEMPRE FACTURA Y GARANTÍA DE LO QUE HAS COMPRADO




Este es un aspecto muy importante y del que ya hice especial mención en el artículo dedicado a las ventajas e inconvenientes de comprar piezas de desguace ya que aunque las piezas son revisadas siempre cabe la posibilidad de que den algún problema una vez instalado en nuestro vehículo. Por eso, antes de comprar la pieza debes informarte sobre si tiene garantía, y por cuánto periodo.


¿Y SI SIGUES SIN TENERLO CLARO?




Pero si a pesar de estas recomendaciones sigues teniendo dudas lo mejor es que consultes en un servidor oficial o a un mecánico. Esto te será útil para determinados recambios, ya que un fabricante puede tener piezas que son incompatibles por pequeños detalles, como por ejemplo un paragolpes que sea para vehículos con luces antiniebla, y otros sin ellos.

De modo que ante cualquier duda lo mejor es que deseches esta opción, porque aunque es verdad que siempre podrás devolver la pieza, tienes que tener en cuenta que los gatos de envío correrán por tu cuenta, salvo que la pieza estuviese defectuosa o el envío equivocado. Por eso, antes de abrir el paquete comprueba el albarán y los números de referencia, porque lo normal es que no te abonen los gastos de reenvío si el envoltorio está abierto.


Y aquí concluye mi particular especial dedicado a los desguaces donde he tratado de compartir con todos vosotros consejos y recomendaciones de este particular mercado que nos da la opción de poder mantener nuestro coche siempre a punto sin la necesidad de dejarnos la cartera en el intento.


Comentarios

Artículos destacados

Y POR ESTOS MOTIVOS, PROHIBIR LA CIRCULACIÓN DE COCHES ANTIGUOS ES UNA ESTUPIDEZ

¿VERDADERAMENTE SON FIABLES LOS MOTORES DOWNSIZING?

MOTORES. CARACTERÍSTICAS, VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS DISTINTOS TIPOS DE ARQUITECTURAS

EL MOTOR ROTATIVO WANKEL. PASADO, PRESENTE... ¿Y FUTURO?

MOTORES ATMOSFÉRICOS vs TURBO, TODO LO QUE NECESITAS SABER (explicado para torpes)