Ir al contenido principal

PORSCHE 2696 PEP: UN ÚNICO PROTOTIPO PARA DESARROLLAR TODOS LOS MODELOS DE LA MARCA

 

 


Cuando la crisis aprieta se agudiza el ingenio, y ni siquiera una marca de prestigio como Porsche ha sido ajena a ello. Hoy vamos a conocer a una de sus creaciones fruto de ese ingenio que, si bien no fue muy agraciado estéticamente, fue como tener muchos tipos de coches diferentes concentrado en un solo modelo. ¿Pero cómo llegaron a conseguirlo?


A día de hoy nadie puede dudar que Porsche es una compañía que atraviesa un buen momento económico. Sin embargo, a lo largo de su historia esto no siempre ha sido así, y el fabricante alemán ha tenido que tirar de ingenio para seguir adelante y no acabar en bancarrota.

Una de estas épocas complicadas fue la década de los 80. Para reactivar sus ventas, Porsche buscó diversificar sus productos, ofreciendo para ello modelos con motor delantero, como el 924, el 928 o el 944. Sin embargo, las finanzas de Porsche no eran tan buenas como pueden ser en la actualidad, de modo que la marca tenía que buscar una solución que le permitiese ahorrar costes en todo el proceso que conlleva el desarrollo de un vehículo nuevo. Y la solución encontrada por el departamento de I+D de Porsche fue este vehículo bautizado como 2696 PEP (Porsche Experimental Prototype) ¿Pero qué tenía este coche de especial, y cómo iba a ayudar al ahorro de costes?


UN VEHÍCULO FORMADO POR 4 MÓDULOS

 


Diseñado en el centro de I + D de Porsche en Weissach, cerca de Stuttgart, el PEP Tipo 2696 fue construido para servir como un banco de pruebas versátil que permite la investigación teórica sobre la dinámica de conducción para posteriormente realizar pruebas en el circuito interno de Porsche.

La originalidad de este vehículo es que está compuesto por 4 módulos separables que le permitían, entre otras cosas, cambiar la posición del motor. El objetivo era probar diferentes configuraciones de vehículos con un motor en posición delantera (como en el 924/944/928), central (como en el 914/6) o trasero (como en el 911). Igualmente, estos módulos también permitían probar diferentes tipos de motores, ya fuesen de 4 cilindros, 6 cilindros ó V8. Pero ahí no quedaba todo, ya que otros elementos como la suspensión o la carrocería también se podían cambiar o combinar  para explorar tanto el comportamiento dinámico del vehículo.

En resumidas cuentas, Porsche había encontrado la forma de poder desarrollar modelos de configuración diferentes tomando como base un único prototipo, ahorrando así tiempo y dinero. Un verdadero banco de pruebas rodante que, si bien no era estéticamente agraciado, de nada importaba, porque este nuevo vehículo no era un automóvil ordinario ni un modelo futuro.

¿Y cómo eran estos módulos? Estoy seguro que ahora mismo te pica muchísimo la curiosidad, de modo que no te preocupes que vamos a conocer este secreto.  

 


MÓDULO CENTRAL

El módulo central era un monocasco de aluminio con el techo, parabrisas y el pilar B tomados del Porsche 944. Se utilizaron tantos elementos estándar cómo fue posible, aunque las puertas del 944 tuvieron que ser adaptadas y construidas en fibra de vidrio al igual que toda la carrocería. Por su parte, tanto la columna de dirección como la instrumentación del PEP procedían de un Porsche 928, y los restantes elementos se tomaron prestados del 944 y del 911.

Este monocasco se extendía desde el frente hasta detrás de los dos asientos. La pared trasera doble del monocasco, detrás de los asientos, contenía un tanque de combustible de goma de 20 litros (Porsche no había planeado sacarlo de las pistas de prueba de Weissach) y un depósito de aceite de 12 litros.

Los orificios roscados en la parte delantera y trasera del monocasco del módulo central se integraron en la estructura y permitieron fijar los distintos módulos con tornillos sin que ello afectase a la rigidez, de esta forma el módulo se mantuvo independiente a la suspensión y el motor.

 

MÓDULO DELANTERO

El módulo delantero se basó en una estructura tubular de acero soldado de gran rigidez para comodar la carrocería delantera, el eje delantero con diferentes suspensiones a probar, y el sistema de dirección conectado al módulo central. 

Por su parte, el cuerpo estaba hecho de fibra de vidrio reforzado con plástico. El faldón delantero y la parte inferior eran removibles y atornillados, por lo que la carrocería podría modificarse reemplazando las partes aerodinámicas deseadas.

 

MÓDULO TRASERO

El módulo trasero también descansaba sobre un bastidor tubular con puntos de fijación para el panel trasero de la carrocería, para el eje trasero, e incluso para un eje trasero pilotado. Por su parte, el alerón estaba unido al panel de la carrocería trasera y era extraíble, de modo que se podía cambiar el ángulo de ataque del perfil del alerón.

 

MÓDULO DE PROPULSIÓN

El módulo de propulsión fue diseñado para ser un sistema de tracción a las cuatro ruedas con un diferencial delantero y trasero unidos por un eje de transmisión. Además, este módulo también permitió la posibilidad de montar el motor sobre la caja de cambios y transmitir la potencia mediante un sistema de engranajes, por lo que se podía montar el motor en la parte delantera o trasera de la carrocería.

 

UNA EXCELENTE IDEA... TEÓRICAMENTE


Como vemos, sobre el papel la idea desarrollada por el departamento de I+D de Porsche era bastante original, sin embargo, a la hora de ponerla en práctica los encargados de llevar a cabo las pruebas argumentaban que las sensaciones que el coche transmitían eran más parecidas a las de un prototipo que las que se podía tener con un coche real, de modo que resultaba prácticamente imposible determinar cómo se reflerarían en un coche de producción las especificaciones que se estaban probando.

De modo que el Porsche 2696 fue almacenado en Weissach para posteriormente ser destruido, aunque según algunas fuentes es posible que se encuentre "escondido" en algún almacén del museo Porsche. 

 




Comentarios


  1. Vaya muy desconocido!, de donde lo has sacado?, has hackeado los archivos secretos de Weissach? jeje.
    Muy interesante en especial las fotos, donde podemos observar el sistema tubular, muy parecido a un coche de competición, con el motoraco de un nueveonce colgando detrás, el alerón también parece tomado de un 961.

    Buen hallazgo ¡como siempre!

    ResponderEliminar
  2. Curioso, no lo conocía. Pocas mulas han habido tan sofisticadas como esta. Al final este "2696" hizo real el refrán del que mucho abarca, poco aprieta.

    Saludos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿VERDADERAMENTE SON FIABLES LOS MOTORES DOWNSIZING?

Si hay una leyenda o mito común en el mundo del automóvil, es la de pensar que un buen motor debe tener un equilibrio en su relación potencia-cilindrada. Recuerdo que cuando era pequeño y me interesaba por las conversaciones de los adultos, cuando hablaban de coches la frase "ese motor está más apretado que los tornillos de un submarino" era muy común.  Y lo cierto es que para mi dicha afirmación era algo de total sentido común, hasta tal punto de que siempre ponía el mismo ejemplo: el motor de un coche es como el cuerpo de un ser humano, y al igual que a un hombre de 60 kilogramos le costará mucho más esfuerzo levantar un peso determinado que a uno de 100 kilos de puro músculo, un motor tendrá también sus limitaciones dependiendo de su cubicaje y número de cilindros.  ¿Pero qué ocurre si a nuestro hombrecillo comenzamos a atiborrarle de anabolizantes? Exacto, puede llegar al nivel de nuestro machote de 100 kilos. Pues con los motores actuales estamos viendo

MOTORES. CARACTERÍSTICAS, VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS DISTINTOS TIPOS DE ARQUITECTURAS

Siempre he odiado a esa gente que dice que la verdadera belleza está en el interior, y que no importa el aspecto físico de alguien para acabar enamorándote de él o ella. No quito que puedan tener razón, pero no seamos hipócritas; lo primero en que te fijas en una persona es en su físico, más que nada porque es lo primero que ves, y después, si el físico te agrada comienzas a conocer su interior.  Con los coches ocurre lo mismo: lo primero que te entra por los ojos es su carrocería, y si te gusta comienzas a valorar aquellos aspectos que no se ven a simple vista y a los que les das importancia. Uno de esos aspectos (a mi juicio de los más importantes) es el motor. Hay quien dice que el motor es el corazón de un coche, pero yo creo que es ir más allá; es su ADN, lo que marcará su comportamiento, sus límites y su capacidad, en definitiva, su personalidad.  Son muchos los componentes que marcan las diferencias entre el motor de un coche hecho para divertir, al de otro construid

Y POR ESTOS MOTIVOS, PROHIBIR LA CIRCULACIÓN DE COCHES ANTIGUOS ES UNA ESTUPIDEZ

La guerra contra los coches antiguos ha comenzado, al menos eso se deduce a raíz de las polémicas declaraciones realizadas por las autoridades de Madrid y Barcelona por la cual, si tienes un coche pasadito en años lo tendrás bien jodido para circular por ciertas zonas. Todo sea por reducir al máximo los preocupantes niveles de emisiones registrados, pero... ¿Realmente es una solución eficaz, o sólo un mero y simple parche fruto de optar por la solución más fácil?