Ir al contenido principal

RANY 600. EL SEAT 600 PLAYERO "MADE IN CHIPIONA"


Dentro de la historia de SEAT, además de sus modelos míticos, prototipos, y coches de competición, podemos destacar versiones o creaciones realizadas por empresas o especialistas externas a la marca. Sin duda alguna, te sonarán modelos como el Anibal 100 realizado a partir del SEAT Ibiza, o los monovolúmenes Emelba realizados a partir del Marbella e Ibiza.

Una de estas curiosas creaciones fue la de un vehículo de estilo muy playero que tomaba como base al modelo más icónico de la marca española. Y es que si de algo podemos presumir, es sin duda de kilómetros de costa. ¿Por qué no hacer un coche ideal para disfrutarlas?


ORIGEN DEL RANY 600

 



España. Año 1974. Viajamos hacía el sur de la península para ubicarnos en la localidad que 30 años antes vio nacer a Rocío Jurado: Chipiona, provincia de Cádiz. En esta localidad habían un negocio bajo el nombre “Talleres Moreta”, un negocio familiar  que atendía el mantenimiento mecánico de los vehículos locales, formados principalmente por los producidos en España; Seat, Renault y Citroën.

David, con tan solo 23 años, e hijo menor de propietario, comenzó entonces a desarrollar su idea de fabricar un vehículo de estilo playero tomando como base al popular SEAT 600, vehículo que en taller conocían como la palma de sus manos. 

Sin embargo, pasan tres años desde que se hicieron los primeros bocetos hasta la fabricación hasta unos moldes de poliéster que reflejarían el aspecto definitivo del coche.

 

ASÍ ES EL RANY 600




Analizando el aspecto del Rany, lo cierto es que cuesta imaginar que el lienzo sobre el que se ha esculpido sea un SEAT 600… Tal vez lo delata el parabrisas delantero. Su estilo es, evidentemente playero, con ausencia de puertas, cristales laterales y luna trasera, además de presentar unas líneas bastante rectas, algo antagónico con el diseño del 600.

Pero a diferencia del que podría ser su principal competidor, el Citroën Mehari, el Rany ofrecía un aspecto menos rústico, queriendo transmitir que es más un coche de paseos veraniegos que para adentrarse en aventuras. Vamos, que vendría a ser a un Buggy lo que un SUV actual es a un todoterreno.

Al estar desprovisto de techo, se ubicó una barra anti vuelco con el fin de proteger mejor a los pasajeros ante un posible accidente, a la vez que servía para dotar al conjunto del vehículo de mayor rigidez estructural. 

 


 

Bajo el capó se ubica la rueda de repuesto, su correspondiente gato, depósitos de gasolina y frenos, radiador de agua y electroventilador, por lo que apenas queda espacio para poder guardar objetos. Y dado que el motor se ubica, como en el 600 original, en la parte posterior, se habilita un hueco entre los asientos delanteros y el compartimento motor para poder guardar objetos. Es decir, que el Rany es un biplaza y se aprovecha el espacio de los asientos posteriores del 600 para ubicar la capota y como maletero.

Los dos asientos con cabezales integrados recogen bien el cuerpo de los ocupantes, aunque la postura de ambos difieren radicalmente de los típicos del 600, dado que al ir más bajos, las piernas van situadas prácticamente en posición horizontal lo que da mayor comodidad en el viaje, pero dificulta ligeramente la salida del vehículo al tener que incorporarse desde más abajo. Esta posición de los asientos permite también un punto de gravedad más bajo que sumado a la dureza de la suspensión le otorgan al Rany un comportamiento dinámico más divertido en terrenos virados.

 

MOTORIZACIÓN Y TÉCNICA

 


Como es fácil de imaginar, el Rany equipa el mismo motor que el veterano 600, pero ubicando, como he mencionado anteriormente, el radiador de agua y el electroventilador en la parte delantera para mejorar la refrigeración del motor y ganar unos 3 CV de potencia efectiva del motor. Como se utilizan ruedas de 13 pulgadas se podrían alojar frenos de disco, con las manguetas del 850 Especial o el 133 Especial.

Además, existía otra posibilidad mecánica, que era la adaptación del motor del 127, que con sus 903 c.c., le proporcionaban al Rany unas prestaciones más destacables.

 

PROCESO DE COMERCIALIZACIÓN

 


 

En el año 1978, los hermanos Moreta ya habían fabricado 4 unidades del Rany con un precio unitario de 250.000 pesetas, sin embargo, todavía quedaba pendiente la complicada batalla de poder legalizarlos. Esto se logra tras muchos esfuerzos en el año 1982, cuando la Diputación les concede una subvención de 300.000 pesetas para sufragar los gastos de su presentación en la Feria Expomóvil-82 de Barcelona, en la que surgen nuevos pedidos.

La producción del Rany finaliza en 1985 con la unidad nº 18; para entonces el precio de venta a subido hasta las 390.000 pesetas , a lo que había que sumar el coste de los elementos extras que se quisieran añadir y presentes en una larga lista; desde una capota de vinilo a llantas de diferentes tipos; colores especiales, matriculación, transporte y un  largo etcétera que podría suponer aumentar el coste del vehículo hasta es un 50% más. No olvidemos que el mecanismo de fabricación de un Rany  consistía en presentarse con un 600 en el taller, dejarlo y volver al cabo de unas semanas a recogerlo.

Se estima que hoy día perviven la mitad de los 18 Rany transformados en talleres Moreta.

 

Fuente: AUTOPISTA Nº1194, 5 de Mayo de 1982.

 

 

Comentarios

  1. Esta vez no me pillas, jeje, al Rany en color azul lo vi in situ en la Retro clásica de Bilbao en 2020, allí le dedicaron un stand junto al playero y al Drac.
    Una cara muy alegre y desenfadada del mítico pelotilla!

    Saludos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MOTORES. CARACTERÍSTICAS, VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS DISTINTOS TIPOS DE ARQUITECTURAS

Siempre he odiado a esa gente que dice que la verdadera belleza está en el interior, y que no importa el aspecto físico de alguien para acabar enamorándote de él o ella. No quito que puedan tener razón, pero no seamos hipócritas; lo primero en que te fijas en una persona es en su físico, más que nada porque es lo primero que ves, y después, si el físico te agrada comienzas a conocer su interior.  Con los coches ocurre lo mismo: lo primero que te entra por los ojos es su carrocería, y si te gusta comienzas a valorar aquellos aspectos que no se ven a simple vista y a los que les das importancia. Uno de esos aspectos (a mi juicio de los más importantes) es el motor. Hay quien dice que el motor es el corazón de un coche, pero yo creo que es ir más allá; es su ADN, lo que marcará su comportamiento, sus límites y su capacidad, en definitiva, su personalidad.  Son muchos los componentes que marcan las diferencias entre el motor de un coche hecho para divertir, al de otro construid

¿VERDADERAMENTE SON FIABLES LOS MOTORES DOWNSIZING?

Si hay una leyenda o mito común en el mundo del automóvil, es la de pensar que un buen motor debe tener un equilibrio en su relación potencia-cilindrada. Recuerdo que cuando era pequeño y me interesaba por las conversaciones de los adultos, cuando hablaban de coches la frase "ese motor está más apretado que los tornillos de un submarino" era muy común.  Y lo cierto es que para mi dicha afirmación era algo de total sentido común, hasta tal punto de que siempre ponía el mismo ejemplo: el motor de un coche es como el cuerpo de un ser humano, y al igual que a un hombre de 60 kilogramos le costará mucho más esfuerzo levantar un peso determinado que a uno de 100 kilos de puro músculo, un motor tendrá también sus limitaciones dependiendo de su cubicaje y número de cilindros.  ¿Pero qué ocurre si a nuestro hombrecillo comenzamos a atiborrarle de anabolizantes? Exacto, puede llegar al nivel de nuestro machote de 100 kilos. Pues con los motores actuales estamos viendo

¿CUÁLES SON LOS IMPACTOS SOCIALES QUE HA CAUSADO EL AUTOMÓVIL?

Es un día como otro cualquiera. Llego de trabajar, y mientras almorzamos le pregunto a mi hijo cómo le ha ido en el colegio. Como siempre, me contesta con un desganado “bien…” pero después me dice: “¡Ah! Tenemos que hacer un trabajo sobre un invento, el que queramos”. Seguidamente le pregunté si había pensado sobre que invento hablaría, a lo que me contesta que quería hacerlo sobre el coche o la televisión, pero que casi todos los niños de su clase iban a hacer lo mismo. Finalmente, le convenzo para que haga el trabajo sobre uno de los inventos más importantes de la historia de la humanidad, la imprenta, pero las palabras de mi hijo me hicieron reflexionar… Dicen que los niños y los borrachos nunca mienten, y me resultó curioso como un niño no concibe la sociedad de hoy en día sin la existencia de un vehículo. ¿Podemos considerar, pues, al automóvil como uno de los inventos más impactantes y con más repercusión de la historia de la humanidad? ¿Cómo ha cambiado la vida de la