Ir al contenido principal

10 INTERESANTES GTI QUE SE VENDÍAN A PRINCIPIOS DEL SIGLO XXI (2ª parte)

 

 


 Continuamos el repaso de nuestra lista de 10 interesantes GTI que estuvierona a la venta aproximadamente hace 20 años con los 5 últimos modelos del catálogo. ¿Hay alguno que te guste especialmente?

 

Como imagino recordarás estupendamente, la semana pasada ya dimos un primer repaso a algunos de los compactos GTI más interesantes que estuvieron a la venta a principios del presente siglo, y además de conocer un poco mejor sus peculiaridades y carácterísticas echamos también un vistazo al estado de su cotización por si alguno de vosotros quiere comprar un coche de segunda mano dentro de este elenco de candidatos. 

Pero si ninguno de los cinco modelos protagonistas de nuestra primera parte te han convendido, te dejo a continuación otros cinco interesantes modelos, todos ellos de carácter y estética muy variada, para que tengas más opciones donde elegir. Y si no tienes pensado comprar ninguno, al menos recordar a estos míticos modelos con el que seguramente todos hemos soñado alguna vez. 


MERCEDES SPORTCOUPÉ 320

 


Motor: Gasolina 6 cilindros en V
Cilindrada: 3199 c.c
Potencia: 218 CV a 5700 rpm
Peso: 1525 Kg
Velocidad máxima: 248 Km/h
Aceleración 0 - 100 Km/h: 7,6 seg
Consumo medio: 10,9 litros cada 100 km.

 

En este repaso de compactos GTI, sin duda alguna este Mercedes podría catalogarse como "el marqués" de todos ellos, sobre todo por su calidad de acabados y comportamiento dinámico. Porque si buscas sensaciones deportivas dentro de este compacto derivado del Clase C no las encontrarás; por el contrario, tendrás garantizado un coche con la tecnología alemana más avanzada y con una calidad y equipamiento superior al resto de modelos que verás en este artículo. Eso sí, a costa de un precio también más elevado. 

Como ocurría con el BMW, se puede decir que exteriormente el Sportcoupé es una versión corta del Clase C de la época. El frontal se caracteriza por unos faros dobles unidos (al estilo del CLK y el SL, con una parrilla cromada presidida por el logotipo de la estrella. La línea de cintura es alta y a su vez asciende hasta la zaga protagonizada por un pequeño alerón insertado en la luna trasera, lo cual le otorga un aspecto más moderno y juvenil. 

Ya en el interior, las diferencias con el Clase C son mínimas, aunque posee algunos elementos que le dan una identidad más deportiva. El habitáculo es amplio en sus plazas delanteras,  y la postura de conducción simplemente perfecta gracias a la ergonomía de la banqueta y los distintos reglajes de todos sus elementos. Evidentemente, la calidad de acabados y materiales están a un nivel superior. 

 



En cuanto a la situación de este coche en el mercado de segunda mano, comentar que gracias a que hay una oferta relativamente aceptable, podemos movernos dentro de un rango de precios bastante considerable que parte desde los 3.500 € y puede llegar a los 11.000 €. Teniendo en cuenta que el valor de este coche cuando salió al mercado era de 37.700 €, me parece que no es una exageración lo que se pide por todo un Mercedes. 

Os dejo también detalles de dos anuncios que me han parecido más interesantes, con precios de 7.000 y 7.900 € respectivamente, y sin mucha tralla de kilómetros. 





 

MINI COOPER S WORKS

 


Motor: Gasolina 4 cilindros en línea
Cilindrada: 1598 c.c
Potencia: 200 CV a 6950 rpm
Peso: 1140 Kg
Velocidad máxima: 226 Km/h
Aceleración 0 - 100 Km/h: 6,7 seg
Consumo medio: 8,4 litros cada 100 km.



Nadie puede negar que el resurgir de MINI por parte de BMW ha sido toda una jugada maestra. Porque MINI es uno de los modelos que más historia deportiva tiene sobre sus espaldas. Por este motivo BMW desarrolló dos motores bajo la denominación Cooper: una con 115 CV y otra bautizada como Cooper S con 163 CV. Sin embargo, nuestro protagonista riza aún más el rizo que exprime la potencia del motor hasta llegar a los 200 CV gracias al trabajo que realizó "John Cooper Garage", ingenieros especializados en MINI. Esto fue posible instalando un kit de potenciación se basaba en un turbo de nueva firma, una culata reforzada y un escape con silencioso doble.

El Mini cuenta con una dirección precisa, de tacto durito y rápida –tiene 2,5 vueltas de volante–, así como con una palanca de cambio de manejo agradable y rotundo, aunque de recorridos algo largos. En cuanto a la suspensión, es tan dura que mitiga muy bien los balanceos de la carrocería y aporta una excelente estabilidad sobre asfalto liso pero, en frenadas fuertes sobre firme bacheado, resta un poco de adherencia a los neumáticos traseros, ya que van continuamente dando 'saltitos', lo cual repercute en repentinos sobrevirajes. No obstante, esta es una característica intrínseca del Mini y una de sus particularidades más representativas que lo hacen francamente divertido.

Exteriormente, para distinguir esta versión de la S "normal" es necesario fijarse en el distintivo Works que aparece en la rejilla de la entrada de aire inferior en el el portón trasero. Además, como opción se podían instalar una llantas de 18 pulgadas de cinco brazos dobles. En la parte posterior el vistoso escape de doble salida viene firmado en su parte superior por el preparador inglés.

 

 

 

En el interior no sufre tampoco muchos cambios sobre el Cooper S. La calidad de materiales es buena dentro de un salpicadero que derrocha ambiente juvenil, de estilo retro pero moderno a la vez, con multitud de formas redondeadas y variedad de colores. Como opción se podían colocar unos asientos específicos de mayor sujeción y con el lema "Works" bordado en el respaldo. 

Si buscáis uno de estos en el mercado de segunda mano vais a veros con una oferta de lo más variada. Si no os importa tener un poco menos de chicha podéis optar por la versión de 163 CV, que tampoco anda nada mal. O por el contrario, si queréis más emociones fuertes podréis optar por las posteriores versiones de 218 CV. Para gustos, colores... Y evidentemente, también la capacidad de tu bolsillo, pero como podrás ver el abanico de precios es bastante amplio, aunque si queréis alguna unidad que no esté pasada de rodaje tendréis que moveros por la franja de los 10.000 €. 



 

 

 

 SEAT LEÓN CUPRA R

 


 Motor: Gasolina 4 cilindros en línea
Cilindrada: 1781 c.c
Potencia: 210 CV a 5800 rpm
Peso: 1320 Kg
Velocidad máxima: 237 Km/h
Aceleración 0 - 100 Km/h: 7,2 seg
Consumo medio: 8,8 litros cada 100 km.

 

Para nosotros, el SEAT León es todo un conocido dentro del mercado. Uno de esos coches que se han hecho casi míticos y se ha posicionado como uno de los más deseados entre los aficionados, todo un superventas al que SEAT le debe mucho, como su imagen de fabricante de coches con talante deportivo. Es algo normal, no obstante, cuando lleva ya más de dos décadas en el mercado. 

Cuando el León vio la luz por primera vez la marca española estaba muy interesada en enfatizar su imagen deportiva, y esta versión es un gran ejemplo de ello, siendo hasta la fecha el SEAT más potente jamás fabricado. Porque el Cupra R era un modelo orientado hacía una conducción temperamental gracias a su fantástico motor (el mismo que del Audi S3) y un chasis de excelente comportamiento.

En cuanto a su diseño, el Cupra R se distinguía del resto de la gama León por su paragolpes con entrada de aire de enorme tamaño, muy necesarias para que el turbo y el doble intercooler respirasen como Dios manda. Mientras, la zaga aloja un voluminoso y anguloso paragolpes con doble salida de escape oval que le daban un ligero toque tuning que tan de moda estaba en la época. Para rematar su imagen agresiva, calzaba llantas de 18 pulgadas, y si encimas lo adquirías en color amarillo, ya ni hablamos. 

 


Para el interior que quiso seguir dando la misma imagen racing del exterior, recurriéndose a las inserciones de elementos como el color blanco en el fondo de la instrumentación, la consola central metálica, pomo del cambio de diseño nuevo, y los pedales cromados. Pero sin duda, el gran acierto del interior fueron las butacas firmadas por Recaro con la letra "R" bordada en el respaldo. 

En cuanto a modelos que podéis encontrar en el mercado de segunda mano, la verdad es que si no queréis gastaros mucho en el presupuesto tendréis que haceros un una unidad bien cargada de kilómetros, y os tendréis que mover entre los 4000 y los 9000 € aproximadamente. Por encima de esta cifra la cosa cambia un poco, y si además buscáis modelos que no hayan sufrido modificaciones la cosa también se complica algo.

Recordemos que el precio de este vehículo cuando salió al mercado era de 27.300 €. Os dejo de todas formas un un listado de los modelos más baratos, y un anuncio que sale un poco de la tendencia establecida y que creo que valdría la pena.

 




 TOYOTA COROLLA T-SPORT

 


Motor: Gasolina 4 cilindros en línea
Cilindrada: 1796 c.c
Potencia: 192 CV a 6800 rpm
Peso: 1210 Kg
Velocidad máxima: 225 Km/h
Aceleración 0 - 100 Km/h: 8,4 seg
Consumo medio: 8,3 litros cada 100 km.

 

La novena entrega del Toyota Corolla fue el primer verdadero bombazo de la marca en el segmento de los compactos en Europa, con un enorme salto generacional respecto a su predecesor y con las miras puestas en conquistar un mercado en el que el Golf era el espejo en el que mirarse. Y para plantar cara al Golf GTI Toyota comercialzó esta variante racing del Corolla, así que recurrieron al Celica para tomar el apellido T Sport que ya se había estrenado en el coupé, además del motor que marcaría su carácter. 

Detrás la denominación VVTL-i se escondía un sistema de distribución variable que hacía variar de forma continua la apertura y cierre de las válvulas tanto de admisión como de escape, proporcionando una respuesta plena en cualquier rango de revoluciones o en función de la presión que se ejerciese sobre el acelerador. Sin embargo, lo más destacable de este motor residía en lo acortado de sus desarrollos, lo cual marcaba por encima de cualquier otro aspecto de su comportamiento. En sexta tenía una relación de 30,78 km/h por cada 1.000 RPM, y de ahí que su velocidad máxima de 225 km/h no fuese espectacular. Sin embargo, si apurábamos el motor en la zona alta renacía de nuevo dando lo mejor de sí por encima de las 7.000 vueltas, con tal sensación de empuje que parecía que hubiese un turbo esperándonos agazapado. 

Por desgracia, ahí acababan sus sensaciones deportivas, ya que la puesta a punto del bastidor no le convertía en un vehículo que transmitiese un carácter GTI  esperable en una versión con apellido Sport, capada por la electrónica en forma de un control de estabilidad demasiado intrusivo.

Exteriormente tampoco era un coche que irradiase deportividad, sino uno de los más simples del mercado. Tan sólo se diferenciaba de sus hermanos modestos de gama por la rejilla negra que domina el frontal y por las siglas T-Sport de dicha calandra, y por sus llantas de 16 pulgadas  montadas sobre unos neumáticos de anchura contenida (195/55)

 


 

Y desgraciadamente lo mismo ocurría con su interior, sin personalidad y algo aburrido en su diseño. Eso sí, por calidad de los elementos y equipamiento estaba en el top de la categoría, ya que el alto nivel de materiales y acabados, además de las muchs innovaciones que presenta está versión se heredaron de Lexus. 

Si os interesa haceros con alguna unidad en el mercado de segunda mano, lo cierto es que no hay mucho donde elegir. Eso sí, encontraréis unidades a un precio bastante contenido, con un rango que oscilará, más o menos, entre los 4.000 y los 6.000 €. Desgraciadamente, todos los modelos que he visto rondaban ya los 200.000 kilómetros. Os dejo tres anuncios para que les echéis un vistazo.






VOLKSWAGEN GOLF GTI 180

 


 

 Motor: Gasolina 4 cilindros en línea
Cilindrada: 1781 c.c
Potencia: 180 CV a 5500 rpm
Peso: 1280 Kg
Velocidad máxima: 222 Km/h
Aceleración 0 - 100 Km/h: 7,9 seg
Consumo medio: 8,4 litros cada 100 km.

 

Durante la etapa final de vida de la cuarta generación del Golf, Volkswagen sorprendió a propios y extraños con dos auténticos bombazos que supusieron ser los Golf más potentes hasta entonces fabricados. El radical R-32 y nuestro protagonista;  una versión vitaminada de su GTI que elevó la potencia del mismo de los 150 a los 180 CV. 

Y lo cierto es que si el Golf GTI de 150 CV ya era un coche que iba extraordinariamente bien, esta versión podría catalogarse como la guinda de un exquisito pastel. El motor tiene unos desarrollos bien equilibrados, su suspensión no compromete la comodidad de los ocupantes, ni en los terrenos más rotos, ya que filtran muy bien las irregularidades del terreno, y permiten que la carrocería no balancee demasiado en curvas y en desniveles, aumentando, con ello, la sensación de control sobre el vehículo. Y para terminar de redondear un conjunto muy destacado, tenemos unos frenos con un tacto muy confiable, sin una excesiva mordiente en el primer tramo del recorrido del pedal

Lo que sí puede llegar a defraudar en la gama Golf y más si cabe en una versión tan exclusiva y tan especial como es este GTI son el aspecto exterior y los interiores. Porque exteriormente apenas existen diferencias con su hermano pequeño de 150 CV, reducíéndose tan solo a las llantas y algún elemento apreciable solamente al ojo experto. 

 



Y el interior defraduda no por su calidad y acabado, que, aunque pasan los años, siguen marcando diferencias con la amplia mayoría de sus rivales, sino por su estética. Los colores oscuros siguen predominando en el salpicadero y la falta de “gracia" del mismo es notable. Más sangrante aún es el hecho de que el comprador de este GTI de 180 CV cuente con el mismo salpicadero que el que adquiere una versión básica.

Si buscáis alguna unidad del Golf GTI MK4 de segunda mano, lo cierto es que encontraréis una amplia oferta en lo que se refiere a la versión de 150 CV, cosa que no ocurre con la de 180 CV, ya que estuvo poco tiempo a la venta. Con todo, podrás encontrar modelos interesantes en un rango de precio entre los 4.000 y los 6.000 € sin que estén pasadas de kilómetros. Una grata sorpresa, la verdad.

 






 



 

Comentarios

  1. Depende del uso, me quedaría con el Mini JCW, si fuera algo `para retener en mi garaje y usar de manera recreativa. Por contra si fuera algo destinado a un uso mas daily me decantaría por el Golf o el Toyota, autos de apariencia mas discreta pero que resisten muy bien el paso del tiempo gracias a su elevada calidad de fabricación.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para un día a día yo me decantaría por el Mercedes, y para disfrutar creo que coincido contigo: el MINI tiene que ser juguetito muy capaz de arrancarte una buena sonrisa.

      Eliminar
  2. De la lista para mí el menos apetecible es el Golf IV. Demasiado burgués, el resto tiene sus peculiaridades, como el Toyota, que probablemente sea la mejor opción precio-potencia-respuesta aunque después no sea tan vivo en reacciones. Del Cupra me llamaba la atención en su día su versión con tracción total y seis cilindros, que al final era incluso más lento que la versión "normal" pero tenía su aquel.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me acuerdo que cuando estaban a la venta veía al Toyota como una buena opción si buscabas algo con picardía, y que además, era poco visto, algo que para mí siempre ha sido un aliciente.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MOTORES. CARACTERÍSTICAS, VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS DISTINTOS TIPOS DE ARQUITECTURAS

Siempre he odiado a esa gente que dice que la verdadera belleza está en el interior, y que no importa el aspecto físico de alguien para acabar enamorándote de él o ella. No quito que puedan tener razón, pero no seamos hipócritas; lo primero en que te fijas en una persona es en su físico, más que nada porque es lo primero que ves, y después, si el físico te agrada comienzas a conocer su interior.  Con los coches ocurre lo mismo: lo primero que te entra por los ojos es su carrocería, y si te gusta comienzas a valorar aquellos aspectos que no se ven a simple vista y a los que les das importancia. Uno de esos aspectos (a mi juicio de los más importantes) es el motor. Hay quien dice que el motor es el corazón de un coche, pero yo creo que es ir más allá; es su ADN, lo que marcará su comportamiento, sus límites y su capacidad, en definitiva, su personalidad.  Son muchos los componentes que marcan las diferencias entre el motor de un coche hecho para divertir, al de otro construid

¿VERDADERAMENTE SON FIABLES LOS MOTORES DOWNSIZING?

Si hay una leyenda o mito común en el mundo del automóvil, es la de pensar que un buen motor debe tener un equilibrio en su relación potencia-cilindrada. Recuerdo que cuando era pequeño y me interesaba por las conversaciones de los adultos, cuando hablaban de coches la frase "ese motor está más apretado que los tornillos de un submarino" era muy común.  Y lo cierto es que para mi dicha afirmación era algo de total sentido común, hasta tal punto de que siempre ponía el mismo ejemplo: el motor de un coche es como el cuerpo de un ser humano, y al igual que a un hombre de 60 kilogramos le costará mucho más esfuerzo levantar un peso determinado que a uno de 100 kilos de puro músculo, un motor tendrá también sus limitaciones dependiendo de su cubicaje y número de cilindros.  ¿Pero qué ocurre si a nuestro hombrecillo comenzamos a atiborrarle de anabolizantes? Exacto, puede llegar al nivel de nuestro machote de 100 kilos. Pues con los motores actuales estamos viendo

MOTORES ATMOSFÉRICOS vs TURBO, TODO LO QUE NECESITAS SABER (explicado para torpes)

A día de hoy, los motores con algún tipo de sobrealimentación se han apoderado de la práctica totalidad del mercado, postulándose como una solución ideal para reducir el consumo sin renunciar a la potencia. ¿Pero es todo de color de rosa en estos motores? ¿Realmente son mucho mejores que los motores atmosféricos?