Ir al contenido principal

MICROPOST: FULLER DYMAXION (1933)

 



Década de los años 30; una época en el que las invenciones destinadas a revolucionar, o evolucionar el mundo de la movilidad están en pleno auge. En Estados Unidos el teórico de sistemas, diseñador e inventor Buckminster Fuller creó un automóvil que inicialmente estaba concebido para ser, literalmente, un coche volador con alas desplegables.

Lamentablemente las alas nunca llegaron a formar parte de su creación definitiva, pero por el contrario llegó a construir un vehículo que, si bien no era muy sofisticado en cuanto a su diseño, fue toda una proeza en su época. Fuller bautizó a su creación con el nombre de Dymaxion, fruto de hacer un juego de palabras con la expresión “dynamic maximum tensión”

 




En primer lugar, destacar que este vehículo era capaz de transportar hasta 11 pasajeros (no confundir con que tuviese 11 asientos) y que su consumo medio era de solamente 6,5 litros cada 100 kilómetros y que podía alcanzar una velocidad punta de 140 km/h.

Pero lo más extravagante de este vehículo es que se sustentaba sobre tres ruedas en vez de las habituales cuatro, lo cual recuerda al Highway Aircraft "Fascination" un modelo de concepto similar de los años 70. La rueda única se situaba en el eje trasero, la cual era también la encargada de la dirección, lo que permitía que el coche pudiese hacer giros de 180 grados en un espacio reducido. La tracción, por su parte, se dirigía a las dos ruedas delanteras.

 




Sin embargo, también es posible que este hecho acabó por pasarle factura al Fuller Dymaxion, ya que durante su presentación en una  Feria Mundial de 1933 celebrada en Chicago el vehículo volcó de forma trágica, lo que provocó la muerte del conductor y tres pasajeros resultaron gravemente heridos.

 

 

 
Este suceso provocó el desinterés de posibles inversionistas para financiar la propuesta de producción del Dymaxion, por lo que solamente fueron construidos tres unidades. El primer modelo presentaba una oscilación terrible de la rueda trasera. Los siguientes dos eran más grandes y pesados; además el tercer modelo tenía una aleta estabilizadora en el techo.

Curiosamente, en el año 2010, el arquitecto británico Sir Norman Foster construyó una réplica del Dymaxion. En el video que os dejo a continuación se puede ver a Dan columnista especializado en automóviles del periódico The Wall Street Journal, conducir esta réplica durante una prueba de conducción.

 

 

 

Comentarios

  1. Los 3 ruedas siempre han tenido serios problemas de estabilidad, por no decir de seguridad, otro ejemplo de esto son los Robin aunque eran mas pequños y ligeros tendian a volcar.
    Este modelo si que lo conocia pero no tenia noticias de la replica de Foster.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MOTORES. CARACTERÍSTICAS, VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS DISTINTOS TIPOS DE ARQUITECTURAS

Siempre he odiado a esa gente que dice que la verdadera belleza está en el interior, y que no importa el aspecto físico de alguien para acabar enamorándote de él o ella. No quito que puedan tener razón, pero no seamos hipócritas; lo primero en que te fijas en una persona es en su físico, más que nada porque es lo primero que ves, y después, si el físico te agrada comienzas a conocer su interior.  Con los coches ocurre lo mismo: lo primero que te entra por los ojos es su carrocería, y si te gusta comienzas a valorar aquellos aspectos que no se ven a simple vista y a los que les das importancia. Uno de esos aspectos (a mi juicio de los más importantes) es el motor. Hay quien dice que el motor es el corazón de un coche, pero yo creo que es ir más allá; es su ADN, lo que marcará su comportamiento, sus límites y su capacidad, en definitiva, su personalidad.  Son muchos los componentes que marcan las diferencias entre el motor de un coche hecho para divertir, al de otro construid

¿VERDADERAMENTE SON FIABLES LOS MOTORES DOWNSIZING?

Si hay una leyenda o mito común en el mundo del automóvil, es la de pensar que un buen motor debe tener un equilibrio en su relación potencia-cilindrada. Recuerdo que cuando era pequeño y me interesaba por las conversaciones de los adultos, cuando hablaban de coches la frase "ese motor está más apretado que los tornillos de un submarino" era muy común.  Y lo cierto es que para mi dicha afirmación era algo de total sentido común, hasta tal punto de que siempre ponía el mismo ejemplo: el motor de un coche es como el cuerpo de un ser humano, y al igual que a un hombre de 60 kilogramos le costará mucho más esfuerzo levantar un peso determinado que a uno de 100 kilos de puro músculo, un motor tendrá también sus limitaciones dependiendo de su cubicaje y número de cilindros.  ¿Pero qué ocurre si a nuestro hombrecillo comenzamos a atiborrarle de anabolizantes? Exacto, puede llegar al nivel de nuestro machote de 100 kilos. Pues con los motores actuales estamos viendo

MOTORES ATMOSFÉRICOS vs TURBO, TODO LO QUE NECESITAS SABER (explicado para torpes)

A día de hoy, los motores con algún tipo de sobrealimentación se han apoderado de la práctica totalidad del mercado, postulándose como una solución ideal para reducir el consumo sin renunciar a la potencia. ¿Pero es todo de color de rosa en estos motores? ¿Realmente son mucho mejores que los motores atmosféricos?